Chat

Contactos

Fotos

Guía

Creo que tal vez sea gay... ¿Y ahora qué hago?

Documento elaborado por Youth Resources y traducido al español para ayudar a los chicos que tienen dudas sobre su identidad sexual y cómo afrontarla.

Universo Gay • 05/11/2007

gays ayuda gays cómo saber si soy gay soy gay

¿Qué significa ser gay?

Los hombres que se llaman a sí mismos gay se sienten atraídos sexualmente por otros hombres y se enamoran de ellos. Sus sentimientos sexuales hacia los hombres son normales y naturales para ellos. Estos sentimientos aparecen cuando son muchachos y continúan entrada la adultez. Si bien algunos hombres gay pueden sentirse atraídos también por las mujeres, por lo general dicen que sus sentimientos por los hombres son más fuertes y más importantes para ellos. Sabemos que aproximadamente una de cada diez personas en el mundo es gay o lesbiana (las lesbianas son mujeres que se sienten atraídas por otras mujeres), lo cual significa que en cualquier grupo numeroso de personas, por lo general hay varias personas gay. Sin embargo, no puede saberse si alguien es gay o no a menos que la persona desee que tú lo sepas. Las personas gay se mezclan con las otras personas de modo indetectable, pero a menudo sienten en forma diferente a las otras personas. Los adolescentes gay tal vez no puedan especificar exactamente por qué sienten en forma diferente. Todos los muchachos que conocen aparentemente se sienten atraídos por las chicas, por lo que no saben qué lugar ocupan. Además, tal vez no se sientan cómodos hablando con un adulto sobre sus sentimientos.

¿Cómo sé si soy gay?

'Siempre me sentí diferente a los otros chicos desde que tengo memoria. Comencé a tener sentimientos sexuales al azar por ambos sexos alrededor de los once años de edad. Había leído algunos libros de educación sexual y me figuré que mis sentimientos eran parte de una fase y pasarían. No me di cuenta de que eran mis sentimientos por las chicas los que eran parte de una fase y habían pasado para cuando tenía quince años'.

--Diablo, Lancaster, 18 años de edad

'Tardé en darme cuenta de que mis sentimientos eran homosexuales. Desde aproximadamente el sexto grado no me había permitido pensar en los muchachos de un modo sexual porque sabía que estaba 'mal'. Fue en algún momento del décimo grado cuando me di cuenta de que soy lo que soy y no hay nada malo en ello'.

--Joseph, Atlanta, 16 años de edad

Tal vez tú no sepas cómo llamar a tus sentimientos sexuales. No tienes que apurarte y decidir cómo definirte ahora mismo. Nuestras identidades sexuales se desarrollan con el tiempo. La mayoría de los muchachos son intensamente sexuales durante los años alrededor de la pubertad (generalmente entre los 11 y los 15 años), cuando sus cuerpos comienzan a cambiar y sus hormonas fluyen de modos diferentes. Tus sentimientos sexuales tal vez sean tan fuertes que no estén dirigidos hacia personas o situaciones en particular, sino que parecen producirse sin causa alguna. A medida que vayas creciendo, te figurarás por quién te sientes atraído en realidad. Los muchachos con verdaderos sentimientos gay descubren que, con el tiempo, su atracción por muchachos y hombres se torna cada vez más clara. Tal vez te estés enamorando de tus compañeros de clase o de un hombre adulto en particular. Tal vez encuentres que estas experiencias son placenteras, perturbadoras o una combinación de ambas. Para cuando tienen 16 ó 17 años, muchos adolescentes gay comienzan a pensar en cómo llamarse a sí mismos, mientras que otros prefieren esperar. Si tú piensas que tal vez seas gay, las siguientes son algunas preguntas que podrías hacerte:

— Cuando sueño o tengo fantasías sexuales, ¿es acerca de chicos o chicas?

— ¿He tenido alguna vez una pasión por un muchacho o un hombre o me he enamorado de ellos?

— ¿Siento diferente que los otros muchachos?

— ¿Son verdaderos y claros mis sentimientos por los muchachos y los hombres? Si no puedes responder estas preguntas ahora, no te preocupes. Con el tiempo tendrás más seguridad. Tú y sólo tú sabrás cómo definirte correctamente.

Estableciendo contacto

Por eso, tal vez estés listo para averiguar más. Comienza por leer. Si no te incomoda, pregunta al bibliotecario de la sección 'Jóvenes adultos' de tu biblioteca pública. Los bibliotecarios por lo general se complacen en ayudar. Si tu biblioteca no tiene mucho material sobre sexualidad, puedes consultar la sección 'GAY' de una librería grande o posiblemente encargar libros y otros materiales por correo. Cabe citar que no todos los libros sobre personas gay los apoyan. Prueba llamando a una línea directa gay. La mayoría de las ciudades importantes tienen una. Por una cuestión de privacidad, es aconsejable que llames desde una cabina telefónica. Te dejarán expresar tus sentimientos y te dirigirán a organizaciones que ayudan a las personas gay. Hasta es posible que haya un grupo de adolescentes gay en tu área. Recuerda, las personas gay están en dondequiera que tú estés. Confía en tus instintos. Tarde o temprano hallarás a alguien que siente algunas de las mismas cosas que tú sientes.

'Me causó una gran emoción la primera vez que vi a alguien que llevaba puesto un prendedor de 'Pride' y puede obtener información de esta persona. La primera vez que fui a un grupo gay, sencillamente fue un alivio.'

--Matt, Montreal, 16 años de edad

'Me sentí aliviada, una especie de disminución de la sensación de aislamiento y soledad total... y decididamente, un sentimiento de liberación al finalmente poder hablar en forma libre sobre la homosexualidad'.

--Marie, Condado Bergen, 18 años de edad

¿Tendré relaciones sexuales alguna vez?

Naturalmente, piensas en hallar un escape a tus sentimientos sexuales. Convertirse en una persona sexual sana es parte del proceso de 'salir del closet'. La perspectiva de tener relaciones sexuales tal vez te asuste. Esto es normal para todos. Nadie debe comenzar a tener relaciones sexuales hasta no estar listo. Hasta entonces, tal vez optes por masturbarte o tener fantasías sexuales. El sexo sólo debe darse entre personas maduras que se quieren. Tú sabrás cuando haya llegado el momento. Todos optamos por tener relaciones sexuales en formas diferentes, ya sea que seamos gay o heterosexuales. Los hombres gay escogen entre una amplia gama de prácticas sexuales, incluida la masturbación (ya sea solos o con otra persona), el sexo oral, el coito anal, los besos, los abrazos, los masajes, la lucha libre, tomarse de la mano, acurrucarse contra la pareja o cualquier otra cosa que atraiga a ambos integrantes de la pareja. Tú tienes completo control sobre lo que haces sexualmente y con quién lo haces.

¿Y qué pasa con el SIDA?

'Todos debemos tener cuidado. Me aseguro que cuando estoy con alguien, siempre usemos protección'.

--Eric, Hastings, 16 años de edad

'Creo que el tema del sexo seguro debe abordarse directamente, y que si se trata verdaderamente de una buena relación, hablar sobre el sexo más seguro no causará problemas'.

--Kip, Westbend, 18 años de edad

Todas las personas sexualmente activas deben tener conciencia del SIDA y de otras enfermedades venéreas. Ser gay no te transmite el SIDA pero ciertas prácticas sexuales y ciertos comportamientos de uso de drogas pueden ponerte en riesgo de contraer el virus que causa el SIDA. El SIDA es incurable pero puede prevenirse. A continuación indicamos cómo disminuir tu riesgo de contraer el SIDA:

— No te inyectes drogas. Compartir agujas es la conducta más peligrosa en cuanto a contraer el SIDA.

— Evita el coito anal u otro contacto anal directo. El coito anal transmite el virus en forma muy eficiente. Si practicas el coito anal, haz que tu pareja use un condón todas las veces.

— Usa condones siempre que practiques el sexo anal u oral (o el sexo vaginal si tienes relaciones sexuales con mujeres). Debes escoger condones de látex nuevos y sin roturas. Guárdalos lejos del calor (tu billetera no es un buen lugar donde guardarlos). Usa cada condón una sola vez. Trata de escoger condones con 'puntas de depósito', y asegúrate de quitar el aire de la punta apretando el condón al ponértelo. Sujeta el condón al retirar el pene; a veces, se salen después del sexo. O bien, escoge actividades sexuales que no requieran el coito: abrazos, besos, charlas eróticas, masajes, lucha libre o masturbación (con la piel intacta). Aprendiendo a gustar de nosotros mismos

'Creo que lo que más me ayuda es poder aceptar quién soy como persona primero. Saber cuáles son mis objetivos, mis esperanzas y mis sentimientos sobre la vida. El beneficio más hermoso es poder aceptar entonces mi orientación'.

--Tyson, Van Nuys, 17 años de edad

'El recurso más beneficioso para mí son mis amigos. Su apoyo me ha ayudado en momentos difíciles y ha alegrado aún más mis buenos momentos. Con ellos comparto mis preocupaciones más íntimas y a su vez, entreveo las de ellos, lo que me hace ver que no estoy solo en lo que afronto. Creo que ser abierto y honesto conmigo mismo y con los demás me ayuda a aprender aún más sobre mí mismo'.

--Kip, Westbend, 18 años de edad

No es fácil descubrir que uno es gay. Nuestra sociedad nos dice muy claramente lo que piensa de las personas gay. Todos oímos las terribles bromas, los estereotipos hirientes y las ideas equivocadas que circulan sobre las personas gay. La gente tiende a odiar o temer lo que no comprende. Algunas personas odian a las lesbianas y los gays. Muchas personas se sienten incómodas en presencia de lesbianas y gays. No es de sorprender que tú optes por ocultar tus sentimientos gay de los demás. Hasta podrías sentirte tentado a ocultarlos de ti mismo. Tal vez te preguntes si eres normal. Tal vez te preocupe que la gente se entere de tu orientación sexual. Tal vez evitas a otros chicos que podrían ser gay por lo que pueda pensar la gente. Esforzarse tanto por ocultar tus pensamientos y sentimientos se llama 'estar en el closet'. Es un lugar doloroso y solitario, aun cuando permanezcas allí para sobrevivir. Requiere mucha energía negar tus sentimientos y puede resultar costoso. Tal vez hayas tratado de insensibilizarte a estos pensamientos por medio del alcohol u otras drogas o incluso hayas considerado el suicidio. De ser así, no dejes de consultar la guía telefónica para obtener el número de los Samaritanos u otra línea directa. Hay alternativas a negar tus sentimientos muy valiosos.

¿A quién debo contarle?

'El momento en que cada persona decide 'salir del closet' es una decisión totalmente personal y DE NINGUNA MANERA debe ser una decisión tomada por otro. Los jóvenes que sienten el deseo de hablar con los demás sobre sus sentimientos deben encontrar un lugar donde se sientan seguros'.

--Chris, Baltimore, 21 años de edad

'Te hace sentir mucho mejor expresar todo lo que tienes guardado adentro. No deberías fingir ser alguien que no eres. Puedes mantener privada tu vida amorosa, pero tu sexualidad es una parte tan tuya como la piel'.

--Ethan, Londres, 16 años de edad

'Las personas a las que resulta más positivo contarles son aquéllas que lo aceptan y que no sólo dicen que está bien, sino que lo demuestran por la forma en que te tratan'.

--Marie, Condado Bergen, 18 años de edad

Cada vez son más los adolescentes gay que aprenden a sentirse bien consigo mismos. A medida que comiences a escuchar tus sentimientos más profundos y aprendas más sobre lo que significa ser gay, comenzarás a sentirte cómodo con tu sexualidad. Este es el proceso denominado 'salir del closet'. El primer paso de 'salir del closet' es decirte a ti mismo que eres gay y decir, 'No hay nada malo en ello'. Más tarde puedes decírselo a otra persona -alguien en quien confíes que sea compresivo y te brinde apoyo. Puedes escoger a un amigo o un adulto. Es probable que quieras cultivar la amistad de otros chicos gay o una relación más íntima. Algunos chicos gay pueden decirle a sus familias que son gay. Tú debes decidir si decírselo a tu familia o no y escoger el momento adecuado. Muchas personas, incluidos los padres, sencillamente no comprenden a los gays y es difícil decírselo. Al principio, ten cautela a quién se lo dices. Pero es crucial que seas honesto contigo mismo. Del mismo modo que negártelo a ti mismo te resulta costoso, 'salir del closet' te beneficia. La mayoría de los chicos que aceptan su sexualidad dicen que se sienten más calmos, más felices y tienen más confianza en sí mismos.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Autoayuda

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto