Alien Covenant

Cuando Prometheus se estrenó en el año 2012, estalló la polémica: ¿Había hecho bien el director Ridley Scott en volver al universo de Alien, la cinta que le lanzó al estrellato? Con Alien Covenant puede que tengamos la respuesta

Francisco Javier • 04/08/2017

poster | Foto: Uso permitido

cine fantástico alien covenant ridley scott alien prometheus john logan dante harper michael fassbender katherine waterson

Tras el estreno, los fans de Alien quedaron desconcertados: ¿Qué tenía Prometheus que ver con el universo Alien? Cierto es que aparecía un concepto nuevo, los Ingenieros, que podía dar mucho de sí, pero al mismo tiempo la cinta mezclaba de tal forma aciertos y errores que uno no sabía en qué parte de la línea quedarse: a favor o en contra.

Ridley Scott decidió contentar a defensores y detractores con Alien: Covenant, y el resultado, sino idéntico, ha sido parecido.

Una nave espacial, repleta de colonos, altera su rumbo al descubrir un planeta habitable que acortaría en muchos años el viaje. Cuando la tripulación aterriza se enfrenta a los horrores que viven entre las plantas.

Seamos sinceros, Alien Covenant no deja de ser un fan service, hecho expresamente para agradar a los fans, que no termina de funcionar debido a que en revesa, aún más, la mitología de Alien, ya que tenemos aliens, el androide David que se revela contra la humanidad, personajes que corren sin parar y mucha acción. Demasiados ingredientes para una sola coctelera y, a pesar de esto, la historia queda demasiado simple y no termina de funcionar.

Para el que esto escribe, el mayor fallo de Alien Covenant es su manía por explicar el origen de los Aliens, un organismo capaz de vivir en condiciones extremas y cuya única función en la vida es sobrevivir a costa de lo que sea y buscar la forma de reproducirse. Pero, repito, esta es una opinión personal.

Scott y sus guionistas, John Logan y Dante Harper, reproducen el esquema Alien con la inclusión de un pequeño grupo de protagonistas, pero se quedan cortos al darles personalidad ya que tan solo un par de los personajes, aparte del omnipresente androide David, tienen peso en pantalla mientras el resto son intercambiables.

¿Qué nos queda pues de Alient Covenant? Unas escenas de acción muy bien ejecutadas, efectos especiales de primera, un Michael Fassbender que empieza a cansar, el rostro hermoso y nostálgico de la heroína Katherine Waterson y la intención de Ridley Scott de seguir profundizando en el este universo.

Venga, Ridley, puede que a la tercera vaya la vencida y des en el clavo.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto