Chat

Contactos

Fotos

Guía

Barcelona (un mapa)

En el anodino piso barcelonés, el incesto, la homosexualidad y el adulterio se entrecruzan en la vida de los personajes... mientras asistimos al paso del tiempo en la ciudad mediterránea.

Universo Gay • 05/11/2007

Poster de la película

barcelona (un mapa) lluïsa cunillé barcelona beckett ventura pons núria espert josep maría pou rosa maría sardà pablo derqui maría botto jordi bosch

Dirigida por Ventura Pons, "Barcelona (un mapa)", nos muestra una historia en la que seis personajes - arquetipos contemporáneos de la soledad urbana - se encuentran en un viejo piso del Ensanche barcelonés. Un matrimonio anciano, el hermano de ella y tres realquilados: una mujer rubia, que da clases de francés, un joven vigilante de seguridad, ex futbolista, y una muchacha sudamericana, embarazada.

El anciano, antiguo portero de la ópera a quien le gusta travestirse, les reúne a todos para pedirles que se marchen, ya que va a morir y quiere estar solo en el tramo final de su vida.

En el reparto tenemos a Núria Espert, Josep María Pou, Rosa María Sardà, Pablo Derqui, María Botto y Jordi Bosch.

"Barcelona (un mapa)" está basada en una obra teatral, pero así como las primeras películas de Ventura Pons fueron adaptaciones de textos de Sergi Belbel y de Josep Maria Benet i Jornet, en esta ocasión se sumerge en un texto de la dramaturga Lluïsa Cunillé: Barcelona, mapa d´ombres, que forma parte de una serie de obras ubicadas explícitamente en la capital catalana y que fueron presentadas en 2004 en el local más emblemático de Barcelona con respecto a la nueva escritura teatral: la Sala Beckett. Pons basó esas películas precedentes en un paisaje urbano no siempre evidente en la elíptica escritura de Belbel o de Benet. Barcelona, mapa d´ombres es una obra firmemente arraigada en la memoria colectiva de una ciudad marcada por la ocupación franquista y por la denigración y marginación que sufrió la lengua y la cultura catalana. De forma significativa el tratamiento cinematográfico de Pons arranca con el General Juan Bautista Sánchez dirigiéndose a los habitantes de Barcelona en 1939, tras la caída de la ciudad en manos nacionales al final de la Guerra Civil. El legado de esta guerra atormenta a los personajes de más edad del film; les amenaza y les marca la psique de una manera no del todo perceptible pero siempre presente.

Pons ha mantenido la forma y la estructura de la obra de Cunillé, que discurre en el interior de un piso en decadencia de la ciudad. La pareja de jubilados propietarios del inmueble alquilan habitaciones a una profesora de francés de mediana edad, a un joven guarda jurado y a una suramericana embarazada. Pons da identidad a los anónimos personajes de Cunillé, y aunque mantiene gran parte de la acción entre las paredes de un piso que revela cruelmente la destrucción que provoca el paso del tiempo, también se asegura de que la ciudad, que da forma a las conversaciones y a los movimientos de los personajes, siempre esté presente en el relato. Al hacer la transición del teatro al cine, Pons yuxtapone hábilmente las pobres vidas de los personajes en el anticuado piso (recreado con precisión exquisita) con frenéticas imágenes exteriores de la vida que palpita en la ciudad del siglo XXI. A través de esos paisajes nocturnos vemos deambular a David, el guarda jurado (Pablo Derqui); detrás de la inacabada Sagrada Familia de Gaudí vemos a Lola, la profesora de francés (Rosa Maria Sardà) y a su hijo, gritando; en el simbólico Liceo vemos como Ramón (Josep Maria Pou), el marido, tuvo un empleo como portero; o vemos la Torre Agbar y el Teatre Nacional de Catalunya, edificios que su cuñado, Santi (Jordi Bosch) querría quemar. Ésta es la historia de una ciudad que ha dejado de ser una capital modernista e industrial para convertirse en una metrópoli postmoderna, un cambio que contrasta con un relato más personal que surge de los intentos de la pareja protagonista para echar a sus inquilinos. Sus razones para querer algo así, igual que la indefinida naturaleza de la enfermedad de Ramon, nunca quedan claras. Verdaderamente, la estructura y la realidad de la ficción radican en el hecho de que nunca estamos seguros de los motivos que mueven a los personajes. Todos son sombras –el título del texto teatral de Cunillé hace clara alusión a esta circunstancia- que viven sus vidas contra el más amplio y vigoroso telón de fondo de la ciudad.

Comentarios

Relacionado con Barcelona

Contactos en Barcelona Chat Gay Barcelona Chat Lesbianas Barcelona Guía LGTBI de Barcelona Noticias de España

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto