Chat

Contactos

Fotos

Guía

Caramel, de Nadine Labaki

¿De qué hablan las mujeres cuando están con otras mujeres? La eterna pregunta de muchos. Caramel tiene la respuesta y muestra la visión de distintas generaciones de libanesas que en realidad es la misma. Mujeres sometidas al continuo “qué dirán”, al esclavo mundo de las apariencias en el que cuando intentan ser felices viven con la culpabilidad de permitírselo. Un filme que hace las delicias de los espectadores.

Rosi Legido • 08/01/2008

Caramel

caramel nadine labaki ii semana internacional de cine ciudad de cuenca festival de san sebastián khaled mouzannar rose jamale rima nisrin layale beirut bienal de cine árabe de ima 11 rue pasteur

Un lugar tan típicamente femenino, territorio de mujeres por excelencia, es un salón de belleza. Aquí, las mujeres de Caramel se permiten ser ellas mismas entre conversaciones de hombres, sexo o maternidad. Un refugio donde desnudarse sentimentalmente y sentirse a salvo sin ser cuestionadas pero sí aconsejadas.

Caramel es el nombre que recibe el producto que en el Próximo Oriente se utiliza para la depilación, un compuesto acaramelado de azúcar, limón y agua hervida; y así entre cremas, esmalte de uñas y mascarillas, el espectador conocerá a las cinco protagonistas.

Labaki de 33 años y licenciada en estudios audiovisuales por la Universidad Saint-Joseph de Beirut, ya obtuvo su primer premio al Mejor Cortometraje en la Bienal de Cine Árabe de IMA en el 98, con su proyecto fin de carrera, 11 Rue Pasteur. Caramel es su primer largometraje en el que además de dirigir se encarga del guión y la interpretación de uno de los personajes protagonistas que conforman esta historia de mujeres. Su dedicación anterior al trabajo en publicidad y videos musicales se refleja en Caramel que destaca por su colorido visual y su estética cuidada.

En Beirut cinco mujeres se arreglan la imagen y el alma regalándose confesiones en su peluquería habitual. Cada cual tiene su particular historia y problemas que comparte con las otras. Layale, la propietaria es cristiana practicante pero está enamorada de un hombre casado; Nisrin la peluquera prepara su boda musulmana ante la presión del secreto que sólo ella conoce respecto a que ya no es virgen; La introvertida Rima se obsesiona por su atracción hacia las mujeres; Jamale tras una vida dedicada al cuidado de sus hijos se resiste a envejecer, esclava de la apariencia quiere brillar en plenitud pero el tiempo no perdona y la arruga no siempre es bella; Rose ha sacrificado su vida para dedicarse al cuidado de su hermana, renunció al amor y ahora es tarde para permitírselo.

En esta producción franco libanesa los diálogos son tan naturales que su directora se encargó de no ofrecer un guión previo a las que ni siquiera eran actrices en la vida real; mujeres cotidianas, amigas o vecinas que se muestran en el cine tal y como son.

La música está a cargo del compositor Khaled Mouzannar, prometido en la vida real de la directora; una melodía mágica que seguro es, más de un@ querrá en cd.

Quienes la ven y pueden, le otorgan reconocimientos como el “Premio de la Juventud” en la última edición del Festival de San Sebastián; o en la II Semana Internacional de Cine Ciudad de Cuenca, donde se proclamó ganadora en la categoría “Mujeres en Dirección”.

Remordimientos, represiones, querer y no poder o, más bien, no deber; son los sentimientos que afloran en Caramel. Su directora destaca la diferencia entre lo que es una mujer libanesa, lo que desea ser y lo que se permite ser y cómo nos sometemos a los condicionantes de aspectos como la religión, la educación o las tradiciones.

Ya el título suena bien, Caramel es un juego de los sentidos. Intimista y sensual nos hará ver los salones de belleza con ojos románticos.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto