Chat

Contactos

Fotos

Guía

Cuando Dejes De Quererme

Es difícil mezclar drama, comedia romántica, grupos terroristas, una investigación criminal y sombras de cruentas dictaduras sin que el resultado sea inestable y/o sentencioso. ¿La opera prima de Igor Legarreta habrá logrado el equilibrio o será un viaje lleno de baches?

Francisco Javier • 21/02/2018

poster | Foto: Uso permitido

cuando dejes de quererme. igor legarreta asier guerricoechevarria javier felix echaniz jon iriarte florencia torrente miki esparbé eduardo blanco eneko sagardoy joaquin climent kandido uranga

Laura vive en Argentina desde que, siendo niña, su padre les abandonase y su madre decidiera hacer las maletas y abandonar el pueblo de Durango. Una llamada desde España hace que su vida de una vuelta de 180º: han encontrado el cadáver de Félix, su padre, quien jamás les abandonó sino que fue asesinado. Acompañada por Fredo, su padrastro, Laura hace un viaje para esclarecer el asunto.

Cuando Dejes De Quererme, la Opera Prima del director vasco Igor Legarreta, no es perfecta. Solventado este asunto, nos encontramos con una de las primeras cintas españolas, aunque sea una coproducción con Argentina, en el que se tratan asuntos como las sombras de la dictadura franquista y las luchas entre Guardia civil y ETA, sin que haya que echarse las manos a la cabeza. El pasado es oscuro, cierto, pero ya va siendo hora de narrar ciertos hechos de forma natural, donde (co) existan el blanco, el negro y el gris.

La cinta de Igor Legarreta no trata sobre unos años convulsos, sino acerca de la investigación de un asesinato; en su camino para arrojar luz sobre la muerte, tanto Laura como Fredo, ayudados por un joven agente de seguros llamado Egoskue, descubrirán hechos sobre la corrupción policial y la lucha política armada. Tal vez este sea el mayor acierto de Cuando Dejes de Quererme: narrar un pasado espinoso sin pincharse en él, sino utilizándolo como fondo y motor de la historia; esto no solo es mérito del director, sino de sus guionistas Asier Guerricoechevarria, Javier Félix Echaniz y Jon Iriarte.

La trama, cuyos giros se suceden unos a otros y obliga al espectador a no despistarse, no se sostendría sin el acertado casting y la química del trio protagonista: Florencia Torrente como Laura, cuyo rostro hermoso y casi angelical es un regalo para la vista, la simpatía natural de Miki Esparbé como el joven Egoskue y, sobre todo, Eduardo Blanco, que se encarga del argentino Fredo, cuyo humor impregna la trama y deja con ganas de más. Eneko Sagardoy, como el asesinado Felix, Joaquin Climent y Kandido Uranga entre otros completan el reparto.

El mayor problema que ofrece Cuando Dejes De Quererme no se encuentra en la película, sino en un sistema de distribución y proyección que obliga a cintas como esta, cuyo recorrido necesita del boca/oreja, a convivir con otras de grandes productoras que exigen demasiado espacio. Hay público para ambos tipos de cintas, solo hay que encontrar un sistema que les permita coexistir en las carteleras.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto