DocumentaMadrid 2018: Antígona da paso a Dilma Rouseff entre amor, violencia y juegos de hombres

«Purge this land» y «Playing men» exploran la violencia y el movimiento del género masculino, mientras que «Al dilà dell'uno» y «O processo» se aventuran por el amor y la resistencia más cercanas al género femenino en una jornada de obras intensas, emotivas, divertidas por excéntricas e insólitas por lo rebuscadas que pueden llegar a ser las estrategias políticas.

Luis M. Álvarez • 05/05/2018

O processo: DocumentaMadrid 2018 | Foto: Uso permitido

españa madrid documentamadrid 2018 documentamadrid maria augusta ramos lee anne schmitt anna marziano matjaž ivanišin

Si Antígona marca un pistoletazo de salida sólido y contundente, la primera jornada de DocumentaMadrid mantiene el listón e incluso se supera con obras como Purge this land y O processo, de la competición internacional de largometraje, y Playing men y Al di là dell’uno, de la competición fugas de largometraje, que un servidor haya visto, lamentando no haber tenido la capacidad de desdoblarse para haber podido asistir a dos de las proyecciones más comentadas, la de Cien niños esperando un tren, de la sección pedagogías de la creación, y Todas las mujeres que conozco, del ciclo desde lo femenino e incluida en la competición nacional de largometraje.

Purge this land (Lee Anne Schmitt, 2017, EE.UU.)

La violencia del agua precipitándose por una cascada es la imagen más violenta que vas a encontrar en Purge this land, que contrasta con la pasividad y tranquilidad que transmiten las poéticas imágenes de distintos rincones relacionados con el relato de la violencia que asola la confrontación racial en los Estados Unidos. Lee Anne Schmitt reconstruye el periplo de John Brown a través de un país en el que perdura la esclavitud, por mucho que fuera abolida oficialmente al terminar la Guerra de Secesión, pero que todavía parece seguir librándose hoy en día en los mismos lugares donde se desarrollaba en el siglo pasado.

Purge this land: DocumentaMadrid 2018 | Foto: Uso permitido

Playing men (Matjaž Ivanišin, 2017, Croacia & Eslovenia)

El individuo que advierto sobre la crisis creativa del director de Playing men, Matjaž Ivanišin, explica lo que consigues cuando mantienes relaciones sexuales en una cama del agua: movimiento incontrolado, ese movimiento tan característico del género masculino, que parece erigirse en igualmente en el denominador común de los juegos de los hombres de diferentes culturas. Juegos por otro lado tan insólitos como el homoerotismo que se respira en la lucha turca, la testosterona desatada en el «intelectual» juego italiano, la naturalista petanca de no sé donde o esa celebración de la victoria en Winbledon que convierte a la multitud en una desatada y desarratada entidad desbocada. Una obra tan insólita como divertida que es posible que no tuviera ninguna doble intención, pero que, tanto por su título como por su contenido, no parece otra cosa que la celebración del homoerotismo que se esconde en todo heterosexual.

Más allá de uno (Al di là dell’uno, Anna Marziano, 2017, Francia, Italia & Alemania)

El amor y el sexo, la amistad y la familia, el amor maternal, el onírico o el que se tiene por los muertos, los infinitos modelos de parejas, incluyendo las relaciones con una persona transgénero, o los propias perversiones del amor son exploradas desde muy diversas perspectivas en Más allá de uno para formar un collage de voces e idiomas en torno a las relaciones personales.

Al di là dell'uno en DocumentaMadrid 2018 | Foto: Uso permitido

El proceso (O processo, Maria Augusta Ramos, 2018, Brasil, Alemania & Países Bajos)

El plato fuerte del día llegaba en la última sesión, una película intensa y emocionante, emotiva y desgarradora sobre el proceso de destitución de una presidenta elegida por tantos votantes como la población competa de España. Un juicio infame que demuestra que no importa la nacionalidad ni la ideología, porque la tergivesación de la información, la política de pasillos, el nacionalismo de boquilla y la defensa a ultranza de una democracia que no es otra cosa que la tiranía del sistema se han convertido en las verdaderas señas de identidad de la globalización. No es Brasil, es la clase política, la denominada casta, porque hay que estar ciego para no reconocer en este infame proceso las mismas estrategias rastreras que se utilizan en cualquier otro país, ya sea España o los Estados Unidos, ya sea para derrotar a una mujer o para arremeter contra la izquierda, ya sea Antígona o Dilma Rouseff.

Comentarios

Relacionado con Madrid

Contactos en Madrid Chat Gay Madrid Chat Lesbianas Madrid Guía Gay de Madrid Noticias de España

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.