Election Year: La Noche De Las Bestias

Ha llegado la tercera noche de la Purga, donde durante doce horas uno puede cometer todo tipo de delitos sin que sea penado o perseguido. Es el momento de matar a tus enemigos, a ese vecino que te toca las narices... Son solo siete horas, hay que aprovecharla. ¿Te lo vas a perder?

Francisco Javier • 22/07/2016

poster | Foto: Uso permitido

cine fantástico election year la noche de las bestias la purga james demonaco

Con este planteamiento, en el año 2013 el director James DeMonaco estrenó una película pequeña llamada La Purga; la cinta resultó todo un éxito, con un presupuesto de 3 millones de dólares recaudó más de 65 millones, así que se dio luz verde a una franquicia cuya tercera parte tenemos ahora entre manos.

Ninguna de la tres películas es muy buena, cierto, y los actores no son nada del otro mundo, a cambio son cintas adictivas y directas, donde James DeMonaco utiliza esta distopía, donde las autoridades no solo apoyan la existencia de la Purga sino que la ven un bien social, para criticar el mundo en el que vivimos; con muy poca sutilidad, más bien como un elefante en una cacharrería, utiliza sus hiperviolentas películas para poner en entredicho la lucha de clases, donde unos viven muy bien y el resto debe apañárselas como pueda.

Si en la primera entrega nos encontrábamos la historia de una familia adinerada sitiada en su casa por hombres y mujeres enmascarados, en la segunda parte nos contaban como pasan la noche los habitantes de las ciudades, donde la solidaridad queda a un lado cuando el miedo a ser asesinado hace que cierres tu puerta a cal y canto.

En Election Year, DeMonaco sube la apuesta y no sólo se centra en los ciudadanos de a pie, sino que habla sobre el uso que hace el gobierno de la noche de la Purga para eliminar a todos aquellos que podrían hacer peligrar su imperio. Terrorismo de Estado puro y duro.

Election Year es una película hiperactiva, apenas a los pocos minutos de presentar a los personajes ya les pone en situación de peligro, pero se agradece que se utilice el género fantástico para poner en entredicho el papel de las autoridades y la lucha de clases.

Si echamos un ojo a la recaudación conseguida por esta tercera entrega de la franquicia, todo un éxito teniendo en cuenta que son películas baratas y se amortizan con facilidad gracias a un público entregado, no sería de extrañar que tuviéramos una cuarta parte; posiblemente el director/guionista James DeMonaco sabe por dónde querrá llevarla, a tenor de su realista y terrible giro final.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto