Festival de Cine De Sitges 2016: Tercera Parte

El páramo del Ecothriller es muy aburrido. El director Sion Sono y su homenaje al softcore. La ¿verdadera? historia de Neil Armstrong y la Luna. Este campo de minas tiene mala pinta. El ladrón italiano que se convirtió en superhéroe. Éramos tres y llegó el extraterrestre. Joven afroamericano busca vampiro que le convierta. El Hombre Alto (por fin) dice Adiós. Cualquiera puede ser un asesino en serie. El extraño viaje de la mujer embarazada que busca venganza.

Francisco Javier • 20/10/2016

cartel oficial | Foto: Uso permitido

cine fantástico festival de cine de sitges 2016 salt and fire werner herzog sion sono antiporno mine nikkatsu operation avalanche matt johnson neil armstrong le chiamavano jeeg robot gabriele mainetti la region salvaje amat escalante the transfiguration phantasm ravager don coscarelli i'm not a serial killer prevenge alice lowe

Esta tercera ronda empieza con una película del clásico director alemán Werner Herzog, Salt and Fire, que nos cuenta la historia de una delegación de la ONU secuestrada en Latinoamérica y dejada a su suerte en medio de una inmensa llanura. Catalogada por su director como “ecothriller”, yo más bien la llamaría Ecoaburrimiento. Lo mismo que puedo decir de la última cinta del prolífico director japonés Sion Sono: Antiporno, un homenaje a las películas softcore de la productora japonesa Nikkatsu, demasiados minutos de tiempo perdido para un hermoso espectáculo visual que se podía ver en casa. Y este es el mismo problema de Operation Avalanche de Matt Johnson que empieza muy bien y luego deja de interesar, una pena porque su historia de unos agentes de la CIA que “fabricaron” las imágenes del paseo lunar de Neil Armstrong daba mucho de sí. La conspiranoia siempre funciona, pero en este caso se queda a medio gas.

Menos mal que Italia llega al rescate con dos películas sugerentes, Mine y Le Chiamavano Jeeg Robot. Mine, muy bien realizada e interpretada, cuenta la historia de un soldado atrapado en el desierto árabe en medio de un campo de minas, las horas pasan y la ayuda no llega mientras el hambre, la sed y el sol van haciendo de las suyas. Le Chiamavano Jeeg Robot de Gabriele Mainetti es un auténtico descubrimiento: un ladrón de poca monta entra en contacto con una materia toxica y adquiere superpoderes, lógicamente los utilizará en su propio beneficio. Repleta de muy buenos momentos y divertida, Le Chiamavano… ha ganado merecidamente uno de los premios del festival.

Méjico vuelve al festival con La Región Salvaje, de Amat Escalante, que mezcla sin problemas un triángulo amoroso/sexual en crisis con un extraño ser llegado desde las estrellas que se alimenta de sexo; la trama podría haberse convertido en una suerte de encuentros sexuales más o menos forzados, pero da un giro sorprendente y efectivo hacia el drama. Dramática también, pero mezclándola con el mundo de los vampiros, es The Transfiguration; la historia de Milo, un problemático joven afroamericano que quiere ser un vampiro, es una sorpresa agradable por su capacidad de moverse entre lo realista y lo fantástico en medio de un ambiente opresivo y violento hasta llegar a un final brusco.

Y terminamos con tres de las películas que más ganas tenía de ver este festival: Phantasm Ravager, I’m Not A Serial Killer y Prevenge. La primera es, supuestamente, la última entrega de la saga del Hombre Alto que Don Coscarelli creó en 1979; los años han envejecido el concepto, sobre todo por no saber evolucionar, y este cierre satisface a los fans de la saga mientras al resto le dejará igual. I’M Not A Serial… narra la historia de un joven sociópata en un pequeño pueblo, que investiga una serie de extraños y violentos asesinatos que están teniendo lugar. Lenta, a veces demasiado, pero repleta de potentes imágenes y un sorprendente giro final convierten a I’m Not en una cita obligatoria para los amantes del género.

Prevenge, de la británica Alice Lowe, arrancó carcajadas al público con su historia de humor negro y surrealismo: una mujer embarazada comete una serie de asesinatos para vengar un hecho ocurrido recientemente, la gracia del asunto es que la protagonista habla continuamente con su hija nonata y es esta la que le empuja a seguir matando. Repleta de grandes momentos, Prevenge confirma a Alice Lowe como una autora de universo personal y siniestro.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto