Jurassic World: Fallen Kingdom

Los dinosaurios son rentables. Esto quedó claro cuando Jurassic World, el reboot de la franquicia Jurassic Park, fue uno de los taquillazos del año 2015 aunque volviera a contar la misma historia del año 1993

Francisco Javier • 18/06/2018

poster | Foto: Uso permitido

cine fantástico jurassic world jurassic world fallen kingdom colin trevorrow derek conolly j a bayona chris pratt bryce dallas howard

Así que tres años después tenemos la continuación que, como es usual en estos casos, es más grande, más cara y, plus añadido para los espectadores jóvenes, tiene un nuevo dinosaurio que dará mucho dinero en muñecos.

Porque ese es el mayor problema de este Jurassic World: Fallen Kingdom, que es un producto hecho para generar dinero rápido, sin importar que innove, una maniobra comercial menos interesada en generar una mitología que en exprimir todo lo que pueda a los dinosaurios. El guion, obra de Colin Trevorrow y Derek Conolly, es divertido pero no deja poso cuando uno sale de la sala de cine.

No pensemos que Jurassic World: Fallen Kingdom es una mala película, al contrario porque su realización, esta vez a manos de J.A. Bayona, es uno de los fuertes de una cinta correcta, muy entretenida, que no da respiro ni a sus protagonistas ni al espectador; el trabajo de Bayona es espectacular y es capaz de mantener el brío ya sea en los exteriores de la Isla Nublar como en el interior de una mansión victoriana a pesar de un guion lleno de lugares comunes.

Chris Pratt y Bryce Dallas Howard repiten como la pareja protagonista y, aunque las secuencias entre ellos funciona, les faltan esos diálogos rápidos, casi de comedia, que se intercambiaban en la cinta anterior y, por ello, aquella chispa se echa de menos; respecto al resto, cumplen sin más con unos papeles demasiado típicos, lo que es una pena porque hay una serie de actores y actrices desaprovechadas. Como suele ser usual en estas cintas, el fuerte son unos grandes efectos especiales, sobre todo en los increíbles dinosaurios que llenan la pantalla, y dejan con ganas de más.

Jurassic World: Fallen Kingdom no deja de ser una cinta más con dinosaurios, muy bien hecha eso es cierto, pero los minutos finales dejan entrever un posible camino de la franquicia y una pregunta: ¿Se arriesgaran productores, directores y guionistas en la tercera cinta, hacerla más oscura sin importarle la calificación por edades o, que es mi temor, volverá a pesar el dinero más que la historia?

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto