Nocturna 2016: entre realidades virtuales y virtuosas fantasmadas

«Polder» y «Keeper of darkness», ambas incluidas en la Sección Oficial Fantástico, acaparan la atención de la segunda jornada del Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid.

Luis M. Álvarez • 25/05/2016

Nocturna 2016: entre realidades virtuales y virtuosas fantasmadas | Foto: Youtube

festival internacional de cine fantástico de madrid luis rosales nocturna 2016 julian m grünthal samuel schwarz nick cheung madrid españa

La segunda jornada de la 4º edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid transcurre entre dos mundos con sendas propuestas en las que no tanto sus protagonistas sino el propio espectador tiene serias dificultades para diferenciar entre el mundo real y el imaginario, ya sea a través de la realidad virtual de un videojuego o el vínculo emocional entre un fantasma y un exorcista.

A pesar de que tenía mi entrada para ver Prisoner X (Gaurav Seth, 2016, Canadá), de la Sección Dark Vission, un servidor prefirió ponerse en lista de espera para conseguir entrada para Polder (Der poler, Julian M. Grünthal & Samuel Schwarz, Suiza & Alemania), en lo que intuía iba a ser una de esas propuestas que darían mucho de qué hablar. Y así fue. Antes, hubo un breve dosis de cortometrajes con Iron Mointaun y Lost Village. Si bien el primero resultó bastante estimulante, tanto por su ejecución como por su mensaje, quizás resulto excesivamente breve como para dejar un buen sabor de boca. Todo lo contrario que el segundo, adaptación de un relato de Julio Cortazar, que resultó bastante estimulante visual y emocionalmente, poniéndonos a tono para enfrentarnos a Polder.

La sección oficial de Nocturna abre con una de esas propuestas que quizás no resulte tan complicado comprender como decidir si te ha gustado o no. La película suiza nos sumerge en un universo de realidades virtuales, ideas insertadas y recuerdos prefabricados que nos evocan los dilemas esquizofrénicas de los personajes de cualquier novela de Phillip K. Dick. El tratamiento visual de la película no defrauda en absoluto, pasando del color al blanco y negro, con etapas de colores saturados, vestuario psicodélico y un variopinto abanico de inquietantes presencias que contribuyen a proporcionar a la película de todo tipo de influencias artísticas que el fan del género pueda esperar, así como hasta una fugaz relación lésbica explícita entre dos personajes. Todo esta amalgama está amparada en el hecho de que son los propios usuarios del videojuego, que su propio creador se niega a poner a la venta, los que proporcionan la estética y los giros de guion de una partida que se ha convertido en su auténtica forma de existencia. Lástima que no quede exactamente claro si sus creadores están tan en contra del uso industrial de los videojuegos, como de los peligros de la alineación que produce este modo de entretenimiento en el jugador.

No son tanto las expectativas creadas por el propio Luis Rosales, director de Nocturna, hacía Keeper of darkness, segunda película de la sección oficial que se proyecta, las que consiguen destrozar el ánimo del espectador, sino la total falta de coherencia del director de la película, Nick Cheung, también su protagonista. Antes hubo tiempo de calentar motores con al proyección de Into the mud, un estupendo y contundente cortometraje que caldeó tan rápidamente el ambiente como molestaron inmediatamente los amigos y familiares de Pablo S. Pastor y su equipo, que abandonaron la sala en tropel y bastante alboroto en el mismo momento en que termina su cortometraje. ¿Quizás estaban avisados con lo que vendría después?

Una cosa es utilizar en favor del relato el sentido del humor, otra es que sea el espectador quien tenga que recurrir a su propia capacidad para trivializar las situaciones y salvar lo insalvable al enfrentarnos a un relato como Keeper of darkness, en el que un exorcista combate el mal amparado en este mundo por la protección que le brinda una banda de mafiosos y en el otro por el fantasma que le sirve de guía, con quien además termina estableciendo un vínculo emocional. No es que el relato que nos propone el cineasta de Hong Kong sea más o menos creíble, al fin y al cabo es una historia de fantasmas, el problema es que no consigue centrar al espectador en el tono en que pretende verdaderamente transmitir su relato. A veces no sabes si se está riendo de ti o de sus personajes, lo que no impide que un servidor le diera la máxima puntuación de cara al premio del público, pero sólo porque entiendo que hay que tener narices tanto para hacer una película así, como para incluirla en la sección oficial de tu festival, como para no levantarse a mitad de proyección para abandonar la sala. Ya veremos si el jurado oficial tienen las mismas narices de premiarla.

Comentarios

Relacionado con Madrid

Contactos en Madrid Chat Gay Madrid Chat Lesbianas Madrid Guía LGTBI de Madrid Noticias de España

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto