Nocturna 2016: la luz se abre al final del túnel en forma de sentido del humor

La cuarta jornada del Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid se pone a tono con películas como «Sensoria», «Summer Camp» o «The Hexecutioners».

Luis M. Álvarez • 27/05/2016

Nocturna 2016: la luz se abre al final del túnel en forma de sentido del humor | Foto: Youtube

nocturna 2016 festival internacional de cine fantástico de madrid alberto marini jesse thomas cook piter moreira christian hallman sergio morcillo madrid españa

La cuarta jornada del Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid abre con la inauguración de una figura dedicada a Paul Naschy en el Museo de Cera de Madrid, pero un servidor prefiere centrarse en las proyecciones, que marcan realmente el músculo de Nocturna. Tras la decepcionante tercera jornada, lo cierto es que el jueves la cosa se animó con títulos que, sin llegar a ser excepcionales, al menos tienen un cierta actitud, cubriendo cualquier carencia con excesos de hemoglobina y sobredosis de sentido del humor, teniendo como denominador común una mayor presencia femenina.

Dado que tan mal me había ido en la Sección Oficial Fantástico, decidí probar suerte en otras, comenzando el día en Dark Vission. Precedida por un cortometraje nada desdeñable, como El guardián (Piter Moreira, 2015, Uruguay), para cuya presentación contamos con un simpático vídeo de su director, quien demuestra que el terror y el sentido del humor van muy de la mano. A continuación disfrutamos de Sensoria (Christian Hallman, 2015, Suecia), una clásica película de fantasmas que, siendo justita y teniendo sus carencias, demuestra que con un poco de actitud estética y convicción anímica por parte de sus creadores, se puede conseguir mucho más que con cualquier otro tipo de excesos.

Ya repuesto de tanta mediocridad y con un poco más de ánimo, vuelvo la Sección Oficial Fantástico para la única propuesta española en competición, que llega precedida de un fallido cortometraje, también español, You’re gonna die tonight (Sergio Morcillo, 2016, España), rodado en un inglés de chichinabo a la altura del «relaxing cup of café con leche». Poco más esperaba de Summer Camp (Alberto Marini, 2016, España & EE.UU.), pero lo cierto es que, tras las dudas del planteamiento inicial, muy poco afortunado, la cosa se anima en el momento en que el primero en caer es quien estás deseando que se calle. A partir de ahí, Marini hace acopio de tanto exceso como de sentido del humor, consiguiendo una película que cumple con su principal objetivo: la diversión, llegando incluso a justificar lo que en principio parecen carencias de credibilidad. Es posible que en otro contexto no me habría parecido tan bien, pero bendita sea esta propuesta llegados a la cuarta jornada de un festival que está siendo realmente mediocre.

Terminé la noche en la sección Madness, con The Hexecurtioners (Jesse Thomas Cook, 2015, Canadá), una obra imposible desde el punto de vista de la verosimilitud —nunca se llamaría cliente a lo que es un paciente, por mucho que se le vaya a practicar la eutanasia—, pero fascinante desde el desparrame sangriento, el morbo contenido —hay intento de rollo bollo—, el posmodernismo estético, el retorcimiento esoterismo y la apropiada y afortunada inclusión de la película en la sección Madness. Lo que no quiere decir que el resultado fuera maravilloso, ni mucho menos, pero ya digo, después de tanto tedio y aburrimiento, un exceso de este calibre bien vale la pena, sobre todo para disfrutar inmediatamente después de la medianoche.

Comentarios

Relacionado con Madrid

Contactos en Madrid Chat Gay Madrid Chat Lesbianas Madrid Guía LGTBI de Madrid Noticias de España

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto