Regresión

Alejandro Amenábar ha tardado seis años en ponerse detrás de las cámaras después de Agora. Este año ha vuelto con Regresión, una historia de sectas satánicas. ¿Es un regreso a sus orígenes o un nuevo camino a explorar?

Francisco Javier • 14/10/2015

poster | Foto: Uso permitido

regresion alejandro amenábar ethan hawke emma watson agora

Un pequeño pueblo estadounidense se despierta un día con la noticia de que uno de sus vecinos ha sido detenido por abusar de su hija pequeña de 17 años. Pero el policía encargado del caso descubre que hay mucho más detrás de este suceso.

La nueva película de Alejandro Amenábar, Regresión, es el intento del director de volver a ganarse el favor del público después de que su anterior película, Agora, fuera masacrada por la crítica y no consiguiera los resultados económicos esperados.

Pero la película protagonizada por Ethan Hawke y Emma Watson no consigue enganchar debido a un exceso de frialdad por parte del director y guionista. Todo da la sensación de estar milimétricamente estudiado para atrapar al espectador pero solo es en escasas ocasiones, cuando el director juega con el género del terror, que consigue sobrevolar la mediocridad general.

Parte del problema es de un guion que parece más propio de una película realizada para la televisión que de una pantalla grande. La interpretación de Emma Watson es esforzada y supera con creces a la de Ethan Hawke, que a veces da la impresión de que está en pantalla por el dinero y no consigue transmitir la angustia que su personaje debe sentir.

Regresión, como su título indica, es un paso atrás del director.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto