Chat

Contactos

Fotos

Guía

The Predator

Tras varios años desaparecidos en las pantallas, regresa la raza cazadora más peligrosa de toda la galaxia: los Predator.

Francisco Javier • 16/10/2018

poster | Foto: Uso permitido

cine fantástico the predator the omen poltergeist shane black fred dekker john mctiernan boys holbrook

Desde hace unos cuantos años, las major de Hollywood parecen haber agotado la imaginación y, al quedarse sin proyectos, echan la vista atrás para “fabricar” – es la palabra más adecuada en este caso – remakes de cintas que funcionaron en los años setenta y ochenta. Tras varios sonados fracasos, aun duelen los remakes de The Omen y Poltergeist, decidieron sabiamente que a veces era mejor dejar a un lado los remakes y rodar películas que continuaran la historia allá donde quedó.

Predator de John McTiernan es una de las cintas más recordadas de los ochenta y su continuación, dirigida por Stephen Hopkins, fue un batacazo en su estreno pero ha terminado por ser reconocida como una gran secuela… La película de Shane Black, ayudado al guion por otro director curtido en los ochenta como Fred Dekker, continua la línea temporal del film de McTiernan ya que narra la siguiente llegada de estos cazadores a nuestro planeta.

Sobre el papel la idea era perfecta: un grupo de hombres y mujeres a la caza del depredador al mismo tiempo que este quiere cazarles a ellos, un niño con altas capacidades, una agencia gubernamental dispuesta a todo por hacerse con el depredador… Y la formula funciona como un reloj durante la mitad del metraje ya que es ágil, los personajes interesan y no dejan de ocurrir cosas que hacen avanzar la acción. El problema es que, en los primeros screeners que se hicieron de este Predator, la audiencia rechazó de pleno la propuesta así que, en vez de arriesgarse con lo que tenían, la productora ordenó que se volvieran a rodar partes enteras de la película sin ver que, por el camino, se perdía la esencia. The Predator es como una bebida exótica cuyos primeros sorbos te saben de maravilla pero, según continuas bebiendo, empieza a cansarte y, hacia el final, estas saturado.

El trabajo de Shane Black tras la cámara es más que encomiable y, como dije antes, toda la presentación de personajes y primera mitad de la cinta es una película ochentera 100% que funciona al 110%, pero a continuación la historia comienza a dar bandazos y, aunque no hay momento de respiro, ya no interesa tanto y las secuencias de acción, perfectas, no hacen que te muevas en el asiento. Puede que algo de culpa tenga Boyd Holbrook, el protagonista cuasi absoluto, ya que debe ser un héroe de una sola pieza, capaz de mantener la sonrisa en cualquier situación, y a veces parece titubeante como si el papel le cayera grande.

The Predator es una película entretenida, pero no termina de ser una buena película, y tal vez con el paso de los años se edite el montaje original y el público pueda juzgarla de verdad.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto