Todo lo que necesitas saber sobre «Billy Lynn», la última película de Ang Lee

El director de «Brokeback mountain», «Destino: Woodstock» y «El banquete de boda», vuelve después de «La vida de Pi», con un drama antibélico en el que tiene hueco para hacer un guiño a la discriminación del colectivo LGBT.

Luis M. Álvarez • 27/01/2017

Todo lo que necesitas saber de «Billy Lynn», la última película de Ang Lee | Foto: Youtube

estados unidos ang lee kristen stewart chris tucker steve martin joe alwyn

Cuatro años después de conseguir el Oscar a la mejor dirección por La vida de Pi (Life of Pi, 2012, Reino Unido, Taiwán & EE.UU.), Ange Lee vuelve para desmontar la típica imagen que los estadounidenses se forjan de lo que debería ser un héroe de guerra con Billy Lynn (Billy Lynn’s long halftime walk, 2016, Reino Unido, China & EE.UU.). Y no de cualquier guerra sino de la de Irak, la del petróleo, a cuya puesta en escena contribuyeran las inexistentes armas de destrucción masiva ideadas por George Bush, Tony Blair y José María Aznar. Un drama antibélico presentado en España por Sony Pictures que tras su estreno estadounidense, el pasado 11 de noviembre de 2016, tras su paso por la 54ª edición del Festival de Cine de Nueva York, que llega este viernes, 27 de enero, a las salas españolas.

Billy Lynn es un joven soldado de 19 años de edad que forma parte del Escuadrón Bravo y sobrevive junto a todos sus compañeros, menos uno, a una batalla en Iraq en la que son grabados inesperadamente por las cámaras de un periodista, lo que les convierte automáticamente en héroes a su regreso a casa, donde inician una gira promocional el Día de Acción de Gracias, antes de reincoporarse al frente.

Extranjeros en suelo estadounidense

Si bien el que fuera ganador de un Oscar por Slumdog millionaire (Danny Boyle, 2008, Reino Unido, Francia & EE.UU.), Simon Beaufoy, se encarga de hacer una primera adaptación de la que fuera la primera novela de ficción de Ben Fountain, basada en el propio periplo de su protagonista a través de la que resalta los lazos que se generan entre quienes sobreviven a tan traumáticas experiencias, enfatizando la comercialización de la guerra y mostrando el verdadero significado de apoyar una guerra cuando sus costes reales sólo se cobran en el ciudadano medio, finalmente es Jean-Christophe Castelli quien firma el guion definitivo, colaborador de Lee en películas como Sentido y sensibilidad (Sense and sensibility, Ange Lee, 1995, Reino Unido & EE.UU.), La tormenta de hielo (The ice storm, Ang Lee, 1997, Francia & EE.UU.) o La vida de Pi, siendo este su primer guion cinematográfico.

Realismo emocional

Rodada en Georgia, Atlanta y Marruecos, más allá de sus logros artísticos, Billy Lynn será recordada por ser la primera película rodada a 120 fotogramas por segundo, una velocidad dos veces superior a la de El hobbit: un viaje inesperado (The hobbitt: an unexpected journey, Peter Jackson, 2012, nueva Zelanda & Reino Unido), y cinco veces más que una película tradicional.

El propósito de Ang Lee con esta decisión es el de conseguir el mayor realismo posible, para que no sólo se ve obligado a que los actores actúen sin maquillaje, sino que también les somete a un entrenamiento con armas reales para que no parezcan «como Rambo con dos armas». Si bien el uso de un equipo tan caro y complejo limita el rodaje al mermar las posibilidades de repetir cuantos planos se requieran, Lee suple sus carencias con meticulosos ensayos y una puesta en escena que huye del habitual exceso de planos para transmitir el caos de la situación, escoge mostrarlo todo desde el punto de vista de sus protagonistas.

Irónicamente, las salas actuales no están preparadas para una imagen de tanta definición, por lo que será difícil comprobar la magnitud del esfuerzo técnico, aunque, desde luego, hasta el más mínimo pensamiento del reparto queda plasmado en la imagen. Algo que quizás no sido tan bien apreciado ni por la crítica ni por el público, al no haber conseguido recuperar todavía la inversión inicial de 40 millones de dólares.

Quién es quién

El reparto de Billy Lynn tiene alguna que otra sorpresa. Aparte de cuestiones anecdóticas, como la participación del propio hijo de Ang Lee, Mason Lee, interpretando al soldado Foo, o la reaparición de Steve Martin interpretando a un magnate al que le importa más el dinero que el auténtico espíritu americano —pareciera que se estaban adelantando al actual presidente de los Estaods Unidos—, sorprende encontrar a Vin Diesel en una película que se aleja del cine de evasión al que nos tiene acostumbrados, interpretando aquí al fallecido Shroom, al que todos idolatran y admiran, que consigue inseminar la semilla de la espiritualidad en un joven tejano que llega a la guerra de casualidad. Por cierto, que para quienes todavía no se han decidido sobre el mensaje panteísta o religioso de La vida de Pi, pueden encontrar una pista en este personaje.

Garrett Hedlund interpreta con convicción y elocuencia al responsable del Escuadrón Bravo, al igual que Chris Tucker consigue proporcionar humanidad a un personaje que en los zapatos de cualquier otro podría haber resultado odioso. Pero quizás lo mejor de la película sea tanto la breve interpretación de Kristen Stewart como la hermana de Billy Lynn, que es la única de la familia que sabe ver más allá de la propaganda política para justificar una guerra de la que quiere sacar a su hermano, y el propio Joe Alwyn, que sorprende muy gratamente en su primer papel cinematográfico, para el que tuvo que luchar contra las reticencias de Tri Pictures, que no estaba muy segura de querer contratar a un desconocido.

La conexión LGBT

Aunque el relato de Billy Lynn no incluya personajes homosexuales, era de esperar que el director de películas como El banquete de boda (Xi yan, Ang Lee, 1993, Taiwan & EE.UU.), Destino: Woodstock (Taking Woodstock, Ang Lee, 2009, EE.UU.) —basada también en una historia real, al del activista Elliot Tiber que fallecía hace sólo unos meses— y Brokeback Mountain (Ang Lee, 2005, Canadá & EE.UU.) supiera introducir una alusión al colectivo LGBT de alguna manera. En este caso, lo hace a modo de denuncia, poniendo en evidencia la absurda normativa del ejército estadounidense, denominada «Don’t ask, don’t tell», mediante la que soterraban la homosexualidad al fondo de las taquillas del ejército y que cancelara la admisnitración de Barack Obama, y que le agradecían en el programa de Ellen DeGeneres.

Billy Lynn poster | Foto: Uso permitido

Comentarios

Relacionado con Estados Unidos

Contactos en Estados Unidos Chat Gay Estados Unidos Chat Lesbianas Estados Unidos Guía LGTBI de Estados Unidos Noticias de Estados Unidos

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto