Todo lo que necesitas saber sobre «Miss Dalí»: un riguroso biopic sobre Dalí y su familia

Llega a la cartelera el trigésimo tercer largometraje de Ventura Pons, «Miss Dalí», a través del que recorre el excéntrico y extravagante periplo de Salvador Dalí a lo largo del siglo XX desde el punto de vista de su hermana menor, Ana Maria Dalí, incluyendo en su reparto a figuras internacionales como Siân Phillips y Claire Bloom.

Luis M. Álvarez • 05/04/2018

Miss Dalí teaser | Foto: Uso permitido

españa cine ventura pons salvador dalí federico garcía lorca luis buñuel claire bloom sian phillips eulàlia ballart alberto ferreiro josé carmona jospe maria pou vicky peña mario gas joan carreras rachel lascar

A pesar de lo mucho que se ha especulado sobre la orientación sexual de Salvador Dalí, la reaccionaria tradición de interpretar que porque un hombre y una mujer están casados son heterosexuales ha servido para justificar sus posibles relaciones con otros hombres como si se tratara de una más de sus extravagancias. Una corrección que ciertamente no parece vayamos a encontrarnos en Miss Dalí, el trigésimo tercer largometraje dirigido por Ventura Pons, del que es también su guionista y productor, que se estrena en salas comerciales este viernes, 6 de abril, después de su presentación en la 33ª edición del Festival de Cine Internacional de Guadalajara.

A lo largo de sus casi tres horas de metraje, Miss Dalí repasa el periplo del pintor y sus conflictivas relaciones con la pintura, con su sexualidad, con su autoritario padre y, sobre todo, con su hermana, abarcando desde los tiempos de la República hasta su cordiales relaciones con el régimen de Franco, pasando por la ruptura de la guerra civil española, la Segunda Guerra Mundial y su meteórico éxito internacional que le lleva a relacionarse con figuras como Lorca, Buñuel, Picasso, Miró, Éluard, Breton y la misteriosa Gala, acreditando sus constantes cambios de actitud, así como su oportunismo social y político. « Una historia casi irreal de amor pero también de rencores, mezquindades, ambiciones y, sobre todo, del poder que al final acabó escindiendo y desmenuzando la naturaleza de unas relaciones fraternales, explicada por un testimonio excepcional, el de la paciente Anna Maria Dalí», acredita la sinopsis oficial de un proyecto rigurosa y minuciosamente documentado que le ha llevado cuatro años de trabajo y que ha rodado en francés, inglés, español y catalán.

«Del artista se ha hablado mucho, de su familia nada»

«Yo he conocido mucho a Dalí y Gala, en el 68 vivo entre Barcelona y Cadaqués, y en esa última ciudad vivo delante de la casa de Dalí, nos hemos conocido mucho y con muchos amigos en común, muchas cosas podría contar, pero por la capacidad de una película, tenía que ser una síntesis, yo tengo vivencias con Dalí que no las he puesto en la cinta, pero es un mundo muy interesante. De Dalí se ha hablado mucho, pero de la hermana no, y las historias escondidas son las más interesantes», declara Pons a su paso por Festival de Cine Internacional de Guadalajara donde presenta por primera vez su película aprovechando que le conceden el premio Mayahuel al Cine Iberoamericano por una trayectoria que incluye títulos como Ocaña, retrato intermitente (Ocaña, retrat intermitent, 1978, España), El porqué de las cosas (El perquè de tots plegat, 1995, España), Actrices (Actrius, 1997, España), Caricias (Caíricies, 1998, España), Amigo/amado (Amic/amat, 1999, España), Anita no pierde el tren (Anita no perd el tren, 2001, España), Barcelona (un mapa) (2007, España) o Ignasi M. (2013, España).

«Toda esta historia es como una tragedia griega, por cuarenta años dos hermanos que se quieren mucho, que viven en el mismo pueblo y que no se hablan porque en medio estaba Gala», la mala de la película según el cineasta catalán, que parte de los recuerdos que la hermana menor del pintor, Ana Maria Dalí, comparte con el único personaje que es inventado, el de su amiga Maggie, y el encuentro de ambas tras la muerte del pintor, pero que le sirve para estructurar el relato a partir de sus recuerdos. Además de ser una poderosa influencia en sus inicios y mantener una estrecha relación con Federico García Lorca, Ana Maria pasa décadas sin tener contacto con su hermano, llegando a escribir un libro en el que desmiente la visión del joven Salvador Dalí se ofrece habitualmente.

«El máximo falsificador de Dalí era el propio Dalí», quien firmaba lienzos vacíos que permitía fueran pintados por otros, asegura el cineasta, quien deja claro en su película que el cadaqués traicionó a los surrealistas, primero, y más tarde a muchos de sus amigos, como también a Gala y a su propia familia: « Dalí traicionó a todos: primero traicionó a su familia cuando dijo que escupía sobre la tumba de su madre, después traicionó a Picasso, Buñuel y también a Lorca. Era un genio, pero era muy suyo y se inventaba cosas muy divertidas pero con efectos colaterales», explica Pons quien conoce al pintor en los años setenta, con el que comparte muchas anécdotas y momentos «gloriosos» que no ha querido incluir en este relato porque lo que pretendía era retratar su parte «más íntima y cómo influyó su tierra natal en su obra y en su personalidad».

«Con frecuencia, los personajes ocultos son los más interesantes»

Nominada a un Globo de Oro por su interpretación en Adiós, Mr. Chipps (Goodbye, Mr. Chips, Herbert Ross, 1969, EE.UU.) y ganadora de un premio BAFTA por su inmortal Lavia en Yo, Claudio (I, Claudius, Herbert Wise, 1976, Reino Unido), a la que seguro recuerdas como Cassiopea en Furia de titanes (Clash of the titans, Desmond Davis, 1981, Reino Unido & EE.UU.) o como la Reverenda Madre Gaius Helen Mohiam en Dune (David Lynch, 1984, EE.UU.), Siân Philips encarna a Ana Maria Dalí en su etapa más madura, aunque la mayor parte de la película tiene las facciones de Eulàlia Ballart, en el que es su debut como protagonista. Un personaje que no le ha resultado fácil de interpretar al tener un carácter mucho más reservado que su excéntrico hermano, de la que asegura « era un puntal de la familia, era un elemento de serenidad que a Salvador le iba muy bien».

En los zapatos de Maggie se pone otra actriz legendaria, Claire Bloom, que haciendo de Hera ya coincidía con Phillips en Furia de titanes, quien comienza su trayectoria consiguiendo un premio BAFTA por su interpretación en Candilejas (Limelight, Charles Chaplin, 1952, EE.UU.) y es nominada a sendos premios BAFTA y Emmy por su interpretación de Lady Marchmain en la serie Retorno a Brideshead (Brideshead revisited, Charles Sturridge & Michael Lindsay-Hogg, 1981, Reino Unido), a quien veíamos recientemente como la Reina Madre en El discurso del rey (The king’s speech, Tom Hooper, 2010, Reino Unido, Australia & EE.UU.).

Completa el triángulo protagonista el actor catalán Joan Carreras en la piel de Salvador Dalí, un actor habitual de televisión, que ya fuera Cristobal Colón en el episodio Tiempo de lo oculto (Javier Ruiz Caldera, 2016, España) de la serie El ministerio del tiempo (Javier & Pablo Olivares, 2015-2017, España). Miss Dalí es su tercera producción cinematográfica, después de El dominio de los sentidos (El domini del sentits (Judith Colell, Isabel Gardela, Nuria Olivé-Bellés, Teresa Pelegri & Maria Ripoll, 1996, España), Mejor que nunca (Dolores Payás, 2008, España) e Indeseables (Juan Carlos Medina, 2012, España, Francia & Portugal), que ya trabajara con Pons en la TV-Movie Un berenar a Ginebra (Ventura Pons, 2013, España).

«Ha sido un rodaje muy bonito, porque Ventura es un director muy flexible y creativo», afirma la actriz francesa Rachel Lascar, que interpreta a Gala, la que se convierte en musa y esposa de Dalí, cuya influencia es tan poderosa artísticamente como nefasta personalmente, siendo definida por Pons como « una arpía y una ninfómana» a la que «le gustaba más el dinero que ninguna otra cosa» y considera responsable del distanciamiento con su familia.

Papel destacado también tienes los personajes de Luis Buñuel y Federico García Lorca, interpretados por Alberto Ferreiro y José Carmona, respectivamente. Si comparte con ambos sus días en la Residencia de Estudiantes de Madrid, de la mano del primero inicia su periplo en el movimiento surrealista, participando en dos de sus locas incursiones en el cine, como son Un perro andaluz (Un chien andalou, Luis Buñuel, 1929, Francia) y La edad de oro (L’âge d’or, Luis Buñuel, 1930, Francia), mientras que con el segundo construye una estrecha relación al pasar temporadas con su familia en Cadaquès. «Somos dos almas gemelas inseparables», afirma el poeta y dramaturgo granadino, que rendiría homenaje a Cataluña en Mariana Pineda. Quim Àvila, Marta Angelat o Miranda Gas completan el reparto junto a presencias habituales del cine de Pons como Vicky Peña, Mario Gas, Mercè Pons, Carmen Sansa y Josep Maria Pou que interpreta al padre de Salvador y Ana Maria Dalí.

Comentarios

Relacionado con España

Contactos en España Chat Gay España Chat Lesbianas España Guía LGTBI de España Noticias de España

También te puede interesar...

Más en Cine

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto