Chat

Contactos

Fotos

Guía

El placer de ser uno mismo

¿Quién eres tú? Esta es una de las preguntas más complicadas de resolver. Y no estoy hablando del nombre propio, la profesión o las actividades que realizas, ya que estas cosas no tienen por qué definir necesariamente tu identidad ni tu esencia.

Alberto Rodrigo • 21/04/2018

OK color iris | Foto: michaklootwijk/iStock/Thinkstock

coaching personalidad identidad

Vivimos en una cultura y en una sociedad diseñadas para lograr objetivos, ser los mejores, cumplir expectativas, no sólo las propias sino las que los otros tienen sobre nosotros mismos, ya sean éstos familiares, amigos, pareja, etc. Nos comparamos con los demás, buscamos referentes, sentido de pertenecía, y aunque esto sea una necesidad básica del ser humano, a veces puede llegar a limitar todo el potencial que realmente tenemos, al no permitirnos ser diferentes, exclusivos, en definitiva, ser nosotros mismos.

Y en esa tensión nos perdemos como si anduviéramos en un laberinto del que nos es complicado salir. Nos conformamos a recorrer los mismos lugares que ya conocemos y que de alguna manera nos resultan familiares, nos proporcionan un sentido de seguridad, aunque puedan llegar a transformarse en nuestra propia prisión.

Sin embargo cada uno de nosotros somos responsables del lugar en el que estamos, en realidad estamos donde queremos estar, o dónde alguna vez quisimos estar aunque ese lugar se haya quedado obsoleto.

Entonces llega el momento en el que nos damos cuenta de que no somos felices, que no disfrutamos con la vida que tenemos, las personas con las que estamos, ni siquiera con nosotros mismos. No estamos conectados con nuestra esencia, no sabemos quiénes somos ni para qué estamos en este mundo, perdemos la misión y el placer de ser nosotros mismos.

Es difícil ser uno mismo cuando hay demasiado ruido de fondo, distorsión, diálogo interno y un sinfín de actividades y responsabilidades que nos impiden parar para conocernos.

Para salir de ahí podemos empezar por concretar cuáles son aquellas cosas que nos gustan y nos apasionan, aquello que hacemos de manera natural y con lo que disfrutamos. De esta manera comenzamos a conectar con nuestra esencia, nuestra misión, lo que nos mueve a levantemos de la cama cada día, más allá del despertador.

Ser uno mismo es un auténtico placer porque cuando somos nosotros y no otra persona, estamos en coherencia con nuestros valores fundamentales, podemos reconocerlos, honrarlos, hacer cosas concretas para mejorar el nivel de satisfacción de cada valor y sentir el placer de la vida, es como hacer el amor con uno mismo.

Y es desde ese conocimiento, desde esa consciencia y placer personal somos capaces de disfrutar del regalo de la vida y de las relaciones con los demás, ya que la relación más importante es la que tenemos con nosotros mismos. No podemos relacionarnos bien con alguien al que no conocemos. Así que te propongo que dediques tiempo de calidad para parar, explorarte, descubrirte y experimentar el placer de ser tú mismo.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Alberto Rodrigo

Coach Personal Certificado, Certificación Internacional en Coaching por Valores, Practitioner en Programación Neurolingüística Transpersonal y Experto en Coaching de Relaciones y coaching Personal. Coach oficial de Mr Gay Pride España desde el año 2014. Enamorado de las personas y de las diferentes maneras que cada una de ellas tiene de interpretar la vida. Siempre le ha gustado poner melodía a las historias cotidianas, coreografiar los sentimientos más primarios y componer una partitura con todo aquello que sucede en eso a lo que llamamos vida. Puedes saber más de él en su web.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Coaching

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto