Chat

Contactos

Fotos

Guía

Campeona de carrera de montaña es condenada a 18 años de cárcel por intento de asesinato

Campeona británica de carrera de montaña, Lauren Jeska, es condenada a 18 años de cárcel por el intento de asesinato de Ralph Knibbs, quien le había advertido sobre la posibilidad de la invalidez de sus títulos al no haber presentado las requeridas pruebas de testosterona para competir en la categoría femenina siendo transexual.

Luis M. Álvarez • 15/03/2017

Campeona de carrera de montaña es condenada a 18 de cárcel por intento de asesinato | Foto: Youtube

reino unido birmingham lauren jeska ralph knibbs atleta transexual agresión condena

Lauren Jeska es una atleta de 42 años de edad que ha sido condenada a 18 años de prisión por el intento de asesinato a Ralph Knibbs, de 52 años de edad, entrenador de rugby retirado que en ese momento ocupaba el cargo de responsable de Recursos Humanos de UK Athletics, al que apuñalaba en sus oficinas del Estadio Alexander, en Birmingham, después de que, una semana antes, le advirtiera de la posibilidad de la invalidez de sus títulos al no haber aportado sus niveles de testosterona y haber competido en pruebas femeninas siendo transexual.

El 22 de marzo de 2015, Jeska se presenta en la oficina de Knibbs, en su mochila llevando dos cuchillos de cocina con los que le ataca provocándole heridas severas en la cabeza y el cuello. También hiere en menor grado a dos colegas de Knibbs que corren en su ayuda, antes de que sea reducida por media docena de trabajadores que la mantienen en el suelo hasta que llega la policía. «Entendemos que a Jeska se la había pedido que proporcionara más pruebas de sus niveles hormonales después de un historial de quejas ante la asociación de atletas del Reino Unido a tenor de su desventaja injusta en pruebas femeninas al haber nacido con sexo masculino. La política del cuerpo directivo exigía que la atleta se hiciera un análisis de sangre, pero se lo saltó y temió no ser apta para competir», declara la detective sargento Sally Olsen. Dadas las circunstancias, el juez Simon Drew ha declarado que habría sido un «ataque frío y calculado» para el que no habría habido provocación.

Lauren Jeska habría iniciado su transición en el año 2000, cuando tenía 25 años, compitiendo desde 2010 como corredora de montaña en pruebas femeninas después de haber advertido que era transexual a la junta de atletismo del Reino Unido. Entre sus logros deportivos esta la Three Shires Fell Race, que gana en 2010, y el Liverpool Half Maraton, que gana en 2011, convirtiéndose en campeona inglesa en 2010, 2011 y 2012, así como campeona británica en 2012. Pero el año pasado Ralph Knibbs le advierte de la posibilidad de que no pueda seguir compitiendo y de que podrían declararse nulos sus títulos al no haber proporcionado evidencias de que sus niveles de testosterona eran la suficientemente bajos como para correr en la categoría femenina, tal y como estipula el Comité Olímpico Internacional.

Desde el primer momento Jeska se habría declarado culpable de los hechos que se le imputan, que habrían quedado registrados en las cámaras de seguridad. Los padres de la corredora, Pauline y Graham Jameson, afirman que su hija habría sido víctima de una crisis emocional debido al tratamiento deportivo al que habría sido sometida, por lo que no habría actuado conscientemente. Su abogada, Julie Warburton, alega que su cliente «tuvo que haberse sometido a análisis de sangre o habrían sido rectificados los resultados de sus carreras. Debido a estas pruebas, se habría expuesto a la luz pública su condición de transexual, de la que no habría hablado a algunas personas antes. Era una mujer en crisis que necesitaba ayuda», asimismo ha resaltado que lo mal que se sentía Jeska por su víctima, estando «impresionada de escuchar los efectos de sus acciones».

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Deportes

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto