Chat

Contactos

Fotos

Guía

¿Habrá tolerancia hacia los aficionados LGBT que se desplacen a Rusia para el Mundial 2018?

La Federación Rusa de Fútbol asegura que las autoridades rusas tendrán una amplia tolerancia hacia la afición LGBT que se desplace a Rusia para el Mundial 2018, en lo que podría ser un lavado de imagen de la FIFA por las críticas recibidas ante su elección de celebrar la Copa del Mundo en Qatar en 2022, y la posibilidad de que se celebre en Marruecos en 2026, ambos países donde la homosexualidad es ilegal.

Luis M. Álvarez • 03/06/2018

Aseguran tolerancia hacia los aficionados LGBT que se desplacen a Rusia para el Mundial 2018 | Foto: Youtube

rusia mundial 2018 rusia 2018 fútbol homofobia federico addiechi vitaly milonov jonny dzhibladze derechos lgbt derechos lgtb alexander agapov

En circunstancias normales, cualquier persona que exhiba una bandera arco iris en un lugar público donde pueda haber menores de edad presentes, como las inmediaciones de un estado de fútbol, se expone a un multa en base a la Ley de Propaganda Gay. Sin embargo, parece ser que las autoridades rusas han prometido hacer la vista gorda con los aficionados LGBT que se desplacen a Rusia para celebrar el Mundial 2018, según las declaraciones del Comité Organizador de la Copa del Mundo. «Todos los visitantes de Rusia en 2018, independientemente de su raza, sexo, religión, capacidad u orientación sexual, pueden esperar una cálida bienvenida (…). Las personas no serán multadas por expresar sus sentimientos. Se permitirá la exhibición de banderas con forma de arco iris en las gradas o en las celebraciones públicas», aseguran en un comunicado.

«En el estadio y en torno a él será bastante seguro, creo», declara Alexander Agapov, jefe de la Federación Rusa de Deportes LGBT, a pesar de que se ve obligado a contratar seguridad en cada evento deportivo que organiza y de que ha sido atacado en el transporte público, pero que está convencido de que los turistas y visitantes extranjeros que acudan a Rusia durante el Mundial no percibirán discriminación alguna, incluso aunque muestren símbolos del colectivo LGBT, como la bandera arco iris.

«Si hay algún tipo de ataque o abuso, entonces tal vez las autoridades incluso comenzarán a investigarlo o lo condenarán públicamente (…). Pero, conociendo los medios rusos y la retórica homofóbica que usan, probablemente se enmarcará como: 'Esta gente loca del arco iris ha venido de Europa. Vamos a perdonarles y aguantarle mientras estén aquí. Son invitados. Pero tan pronto como se vayan, volveremos a nuestros valores tradicionales rusos», sostiene Jonny Dzhibladze, de la organización Coming Out, convencido de que no se trata más que de un impasse en la discriminación que viven los homosexuales, bisexuales y transexuales en el país gobernado por Vladimir Putin.

«Quiero recordarles que, no importa cuánto intenten presionar, su horrible forma de vivir es condenada en todo el mundo. No tienen derecho a propagar su horror», declara por su parte Vitaly Milonov, uno de los políticos que jugara un papel clave en la aprobación de la homofóbica ley, que no ha dudado en demandar una línea más dura contra los aficionados LGBT que desplacen a Rusia durante la Copa del Mundo, asegurando que no tienen lugar en los encuentros deportivos y comparando a las personas homosexuales con chimpancés.

«Somos totalmente conscientes de las preocupaciones discriminatorias y siempre nos hemos dirigido a ellas en estrecha colaboración con la Federación Rusa de Fútbol [el comité organizador local] y las autoridades rusas», asegura Federico Addiechi, director de sostenibilidad y diversidad de la FIFA, para la que la Copa Mundial de Rusia supone una prueba de imagen previo a su celebración en Qatar en 2022 y la posibilidad de que se celebre en Marruecos en 2026, siendo ambos países en los que son ilegales las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. En cualquier caso, quienes se animen a viajar a Rusia a defender a su selección, pueden no temer a las autoridades, pero quizás no deberían perder de vista aquella guía para hinchas LGBT, así como ser muy cautelosos con el amplio sector de los aficionados rusos que no parece dispuesto a la misma tregua que prometen las autoridades.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Deportes

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto