Chat

Contactos

Fotos

Guía

Podría haber hasta 20 futbolistas gays en la liga británica que tendrían miedo a salir del armario

Podría haber hasta 20 jugadores de fútbol homosexuales en la Premier League británica, según un antiguo director de los Leeds United, David Haigh, quien les anima a salir del armario de manera conjunta en lo que considera la mejor estrategia para ser aceptados por la afición.

Luis M. Álvarez • 26/10/2017

Futbolistas gays | Foto: Uso permitido

reino unido fútbol premier league leeds united david haigh salir del armario homofobia inclusión

El empresario David Haigh, actual director de los Leed United, afirma que habría hasta 20 jugadores gays en la Premier League británica que temen salir del armario por las posibles consecuencias que tal anuncio podría tener en sus trayectorias profesionales, pero está convencido serían aceptados por la afición si hicieran pública su orientación sexual «como grupo».

«Veinte es un número justo desde mi punto de vista, aunque probablemente sea una estimación a la baja (…). Todavía están jugando, en la Premier League y la Champion, pero no mencionaré nombres ya que una caza de brujas no ayuda a nadie. Las jóvenes estrellas anuncian marcas con patrocinadores y ser homosexual todavía se considera un handicap y los jugadores ya reciben suficiente abuso en el terreno de juego (…). Ser repentinamente conocido por su sexualidad sería inquietante. Pero el fútbol necesita que salgan a la luz. Los que lo hicieran serían valientes, y obtendrían mucho apoyo», declara Haigh, quien sale del armario durante la liga 2013-2014, lo que lleva a que muchos jugadores confíen en él para hablarle de su orientación sexual.

«Creo que las cosas han cambiado masivamente desde entonces, así que espero que la reacción no sea la misma hoy (…). También creo que apoyar a los jugadores homosexuales sería muy beneficioso para un club comercialmente», explica Haigh en referencia a Justin Fashanu, el primer y último jugador profesional, de cierta fama, que sale del armario en la liga británica, en 1990, teniendo que enfrentarse a la hostilidad de gran parte de la afición, quien sería llevado a los tribunales 8 años después por una denuncia agresión sexual de un joven de 17 años de edad en los Estados Unidos. A pesar de que el caso fue desestimado finalmente por falta de pruebas, el jugador considera que «ya había sido considerado culpable» por la afición, lo que le lleva a quitarse la vida en mayo de 2018. Desde entonces, los pocos jugadores británicos que han salido del armario, como Adam McCabe o Matt Hatke, ha sido sólo tras abandonar el fútbol profesional, afirmando también Amal Fashanu, sobrina de Fashanu, que, efectivamente, habría muchos jugadores con temor a hablar públicamente de su orientación sexual.

«Cuando Robbie Rogers estaba lanzando una obra benéfica contra la discriminación, lo apoyamos en Leeds. Nos asociamos con Stonewall [como también hiciera el Manchester United] y creamos un ambiente donde la gente se sentía segura al salir. Hay muchas personas, incluidos jugadores y agentes, que se acercaron a mí y 20 es un número justo en mi opinión», asegura Haigh, haciendo hincapié en que no se refiere particularmente a jugadores del Leeds United. Asimismo, el futbolista Carl Hoefkens,comentaba a un periódico belga que jugó «con tres futbolistas gays, incluido una que era realmente famoso (…). No ocultaban quiénes eran en los vestuarios», tras jugar para Stoke and West Brom.

El hecho de que el futbolista estadounidense, Robbie Rogers, recibiera una ovación en Elland Road tras salir del armario, le permite intuir que la afición estaría preparada actualmente para aceptar la orientación sexual de los jugadores, considerando que tendrían más probabilidades de aceptación si lo hicieran en bloque, aunque Rogers lo hiciera poco antes de abandonar el fútbol profesional. De hecho, afirma que «los futbolistas no lo ocultan a sus conocidos» ni a sus colegas, acudiendo incluso a establecimientos públicos con sus parejas, pero no se sienten todavía los suficientemente seguros como para compartirlo con la afición. Haigh considera que no tienen el suficiente apoyo de sus agentes, cuya máxima preocupación sigue siendo el dinero, por lo que temen el rechazo de algunos patrocinadores, principalmente debido a que algunos países, como Rusia, todavía «fruncen el ceño» ante esta posibilidad, además del temor de que la prensa sensacionalista pudiera cebarse con ellos.

«Creo que apoyar a los jugadores gays sería muy beneficioso desde una perspectiva comercial. Los clubes traerían nuevos fanáticos en todo el mundo de la cobertura. Pero los jugadores todavía tienen miedo de salir», asegura Haigh, a pesar de que un estudio asegure que la mayoría de la afición británica no tendría problema en tolerar jugadores homosexuales y que algunos clubes, como el Chelsea han llegado a crear su propia peña LGTB en colaboración de una asociación de hinchas gays. De los 4000 futbolistas profesionales que juegan en el Reino Unido actualmente, ninguno es abiertamente homosexual.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Deportes

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto