Chat

Contactos

Fotos

Guía

Carlos Be: "Dorian es una obra que desafía al miedo, los escrúpulos y los estereotipos"

Carlos Be dialogó con Universo Gay sobre su actual proyecto teatral “Dorian”, basado en la novela “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde.

Ariel Alan • 27/02/2014

Carlos Be

carlos be dorian oscar wilde el retrato de dorian gray

Carlos Be estrenó en Madrid “Dorian”, una obra teatral basada en la novela “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde. Se trata del undécimo espectáculo de la compañía The Zombie Company. Luego de montajes relevantes para la escena off madrileña como “Peceras”, “Elepé” o “Autostop” –actualmente en cartel en la sala principal del Teatro Lara–, Carlos Be presenta su obra en La Pensión de las Pulgas (calle Huertas, 48). La pieza podrá verse durante marzo los lunes a las 20 h y martes a las 19 y 21.30 h.

El espectáculo cuenta con un elenco formado por los actores Jorge Cabrera, Francisco Dávila, David González, Carlos López, Javier Prieto y Alfonso Torregrosa y con las colaboraciones especiales del grupo musical español Algora, el compositor Dani Campos y la dómina Azu, entre otros.

Dorian es un joven de dieciocho años que confronta a todos aquellos a quienes conoce con los valores tradicionales y les impele a ahondar más allá de los tabús y los prejuicios de la sociedad actual para sumergirles en un torbellino de libertad, erotismo y belleza. Parafraseando a Henry, otro de los personajes: “Sabemos que la humanidad está descarrilando. ¿Vamos por ello a renunciar al placer?”

En diálogo con Universo Gay, Carlos Be nos brinda detalles sobre su proyecto hecho realidad.

¿Cómo surgió la idea de adaptar este clásico para el teatro?

Te diría que siempre he sentido un profundo respeto hacia la obra de Oscar Wilde, pero creo que “respeto” no es la palabra más adecuada para describir mi relación con este autor. Mi amiga y directora teatral Esther Ríos me dijo una vez algo que me gustó mucho: sólo a los muertos se les tiene respeto; en cambio, ser un clásico o estar vivo significa formar parte de la vida de las personas. Tanto Wilde como Shakespeare o Lorca no están muertos y puede dialogarse con ellos de tú a tú sin complejos.

Y ahí está la esencia de esta versión de “El retrato de Dorian Gray”: quería conversar con Wilde, mantener una charla distendida con él y tratar de transmitir a los espectadores lo mismo que él buscaba en sus lectores: la apertura a nuevos horizontes, el desencasillamiento de todo.

“Dorian” es una obra que desafía al miedo, los escrúpulos y los estereotipos. Es una hora y media de teatro donde los tabús y prejuicios quedan atrás desde el minuto uno de función.

¿Cómo se constituyó el elenco?

Mientras escribía el texto, hacía cábalas sobre los actores que me gustaría que interpretaran los once personajes que aparecen en la obra. Tenía muy claro que quería trabajar con dos franjas de edad muy distantes: tres actores menores de 25 años y tres mayores de 45, porque “Dorian”, entre muchos otros temas, plantea un duelo constante entre la juventud y la experiencia. Desde hacía mucho tiempo quería trabajar con Alfonso Torregrosa y David González. Para el resto de personajes convocamos a muchos actores y Jorge Cabrera, Francisco Dávila, Carlos López y Javier Prieto nos conquistaron, más aun teniendo en cuenta lo difícil que lo pusimos en el casting.

Ensayar con ellos en La Pensión de las Pulgas ha sido un proceso muy creativo y agradable, muy propio de compañía. Durante esos dos meses hemos aprendido mucho y creo que hemos tenido muy presente siempre a Wilde. Me gustaría pensar que Wilde se habría sentido muy querido. Por nuestra parte, y puedo hablar en nombre de todo el equipo, estamos orgullosos de poder trasladar a nuestros días las aventuras de ese galán y asesino suyo conocido como Dorian Gray.

¿Cuáles han sido las repercusiones después del estreno?

Suelo ser bastante comedido en estos temas pero por el momento no puede negarse que hemos tenido una acogida brutal. “Dorian” sorprende y mucho, y por varios motivos: tiene mucha acción; despierta mucho morbo y expectación; y los actores, que llamarles talentosos es poco, actúan a un palmo del público y ver a sus personajes emocionarse a esa distancia no tiene precio.

Como dice el personaje Henry, ¿te parece que la humanidad está descarrilando? ¿Es el arte una especie de salvación?

Wilde escribió que el arte es inútil, como la belleza. Más que una salvación, el arte es un placebo de salvación, pero ¿quién va a decir que no al placer, sea del tipo que sea, cuando nos sabemos abocados a la tragedia? Muy grosso modo, esta es la filosofía de Henry: vive a tope y haz vivir a tope. Al menos que mientras dure, haya sido intenso, intenso y real.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Entrevistas

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto