Chat

Contactos

Fotos

Guía

Carlos De Matteis:"Damos un paso más en el proceso de ‘normalización’ con La Vida es Bell@

“La Vida es Bell@” es la obra de Carlos De Matteis que con un mismo texto y tres elencos diferentes muestra a una pareja de lesbianas, una de gays y otra heterosexual. En diálogo con Universo Gay, el realizador habla de esta pieza en donde el conflicto no reside en la identidad sexual, sino en situaciones que ocurren a las personas.

Ariel Alan • 03/10/2014

Carlos De Matteis | Foto: uso permitido

franklin rodríguez carlos de matteis

La obra “La Vida es Bell@” es una disparatada comedia sobre el amor, la vida y la muerte que se presenta en Madrid en el Artespacio Plotpoint. Un mismo texto y tres elencos diferentes: una pareja de lesbianas, una de gays y otra heterosexual en una obra donde el conflicto no reside en la identidad sexual, sino en situaciones que ocurren a las personas. La pieza está basada en el texto de Franklin Rodríguez “Los días contados” y cuenta con la dirección de Carlos De Matteis.

¿Qué es lo que realmente nos hace humanos e iguales? ¿Qué nos hace diferentes? ¿Qué cambiaría si los personajes de esta obra fueran una pareja heterosexual, una pareja de lesbianas o una gay? Y para descubrir cómo reaccionarían tres parejas distintas a una trágica noticia, la obra es interpretada por tres elencos: lésbico, gay y heterosexual. El mismo texto, tres parejas y un sentimiento común: el amor.

Una exitosa pareja recibe una noticia inesperada y fatídica. Pero en lugar de lamentarse, deciden plantarle una sonrisa a la vida y exprimir al máximo el momento con un solo objetivo: amar y ser amados. Aunque no lo tendrán nada fácil, ya que aparecerán ante ellos diferentes desafíos.

En diálogo con Universo Gay, el realizador Carlos De Matteis habla de esta pieza en donde el conflicto no reside en la identidad sexual, sino en situaciones que ocurren a las personas.

-¿Cómo surgió la idea de llevar este texto a escena?

Teníamos una buena obra y queríamos darle un plus. Algo que la hiciera única. Pensamos que el ataque constante que se hace a las libertades que atañen a la libertad sexual es sólo la punta del iceberg de un ataque masivo a las libertades individuales. Detrás de ese "inocente" ataque a colectivos LGBT se “cuelan” ataques a los derechos de la mujer, la educación pública, la sanidad, la justicia. Un ataque en el que están involucrados los representantes de los dos partidos tradicionales. Estos partidos fingen desacuerdos de matices mientras pactan permanentemente la protección al poder financiero y a los gobernantes corruptos. Parecería que el PP y el PSOE lideran una renovación, cuando han sido ellos los que han llevado las cosas al actual estado. Escuchamos a los líderes de la "puerta giratoria", como Felipe González o Aznar, hablar de los peligros de que no haya una mayoría clara, sin explicar cómo es que con el sistema bipartidista hemos llegado a lo que hemos llegado. Evitando reconocer que ahora proponen (retóricamente) procesos de transparencia que nunca han puesto sobre la mesa.

-¿Cómo se desarrolló el proceso de preparación de estas diferentes parejas?

Al principio ensayamos todas las parejas juntas, indagando sobre las implicaciones de los conflictos planteados más allá de la identidad sexual. Interpretábamos la misma escena con las tres parejas y todos descubríamos las particularidades de cada ensayo. La propuesta contenía la exigencia de no cambiar los textos ni las acciones.

-¿En base a qué se cambió el título de “Los días contados” a “La Vida es Bell@”?

Franklin Rodríguez, el autor del texto original, tuvo la generosidad de sumarse a esta propuesta de dirección. Nos animó a encontrar un título que reflejara el matiz que la puesta de Madrid le añadía. La Vida es Bell@ proponía poner el acento en lo tonificante y optimista del texto, más allá del conflicto que se le plantea a la pareja.

-¿Cuáles son las reacciones que han tenido del público, y las que esperaban tener antes de montar la puesta?

La propuesta de producción y dirección, tuvo muy buena aceptación del público. Muchos de nuestros espectadores han visto las tres versiones. La mayoría de ellos valoran la iniciativa de dar un paso más en el proceso de "normalización". Esto consiste en dejar de poner en escena obras "tópicas", en las que el hecho de no ser heterosexual es el motivo de la historia. Obras y películas en las que la identidad no heterosexual es de diversas formas censurada, mostrando personajes "enfermos" o "desviados" o personajes que han sufrido abusos y es por eso que tienen una sexualidad no heterosexual.

-¿Se ha sorprendido de, al ser una comedia, sentir que el público ríe en situaciones que no pensaba y viceversa?

Siempre los teatreros nos sorprendemos de las reacciones del público. La experiencia nos permite anticipar reacciones, imaginarlas y hasta impulsarlas. Esto es claro. Pero siempre existen zonas que nos sorprenden, que nos sobrecogen y emocionan. A su vez, esas reacciones del público y las reflexiones que nos acercan después de la función, en la copa de cava que compartimos con los espectadores, nos han servido y nos sirven para afinar la sintonía con el público. Una de las cosas maravillosas del teatro es que puede cambiar función a función, mejorar, como si fuera un buen vino. Lo que más nos llama la atención son los espectadores que quieren ver o han visto las tres versiones. Además de sacarle todo el jugo a la obra, nos hablan de la riqueza de matices que se desprende al ver a las tres parejas.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Entrevistas

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto