Chat

Contactos

Fotos

Guía

Entrevista a Adriá Collado

Lo tiene todo para no pasar inadvertido. De afortunada conjura genética tiene ese cierto aire pícaro que en realidad esconde a un tipo comprometido y social. Gran conversador y con buen oído, extrovertido y tímido, tolerante y divertido… Cuando una se sienta frente a Adriá Collado, entiende la razón por la que cuenta con tantos Clubes de fans. Estudió antropología y trabajó como modelo; algún periodista se lo recuerda pero él asegura no sentirse guapo, que "eso, George Clooney”, será que en su casa no tiene espejos. La cita con Adriá es en una mañana en la que concede más de veinte entrevistas, y en cada una regala sonrisas y habla con el mismo entusiasmo de la película; es lo que tiene estar de promoción. A sus 35 años está en uno de sus mejores momentos y se le nota. Acaba de estrenar Km 31, un filme de terror mexicano con el que disfruta viendo a los demás pasar miedo.

Rosi Legido • 11/02/2008

Adriá Collado

adriá collado alberto san juan km 31 rigoberto castañeda los goya conferencia episcopal barcelona osakana eeuu dvd cine gran hermano festival de málaga internet la que se avecina aquí no hay quien viva homosexual heterosexual gay ¿entiendes? aislados antropología terrorismo el arte de morir londres españa la llorona guillermo del toro

- Después de ver la película, que sepas que esta noche duermo con la luz encendida.

(risas) ¿Ah, sí?, ¡qué guay! es lo que intentamos, que paséis miedo. ¡Qué bien!

- Veo que no te remuerde la conciencia así que ¿gusta más hacer reír o hacer pasar este acongoje?

Lo que intentamos los actores es cambiar el ánimo de la gente ya sea reír, llorar, pasar miedo; así que si esta vez has pasado miedo pues encantado.

- Km 31 recuerda un poco el terror oriental.

Rigoberto Castañeda, el director, es un fanático del cine en general y del terror. Evidentemente es su ópera prima y uno coge elementos de las películas que ha visto. En el género del terror, además, la imagen del niño es muy inquietante.

- Es que los niños en el cine dan más miedo que todos los Fredy Kruger juntos. A mí es lo que no me va a dejar dormir.

(risas) Claro, los niños tienen esa contraposición a la ingenuidad. Es verdad que se juega con esos elementos clásicos del terror pero, además, tiene la particularidad de que es terror mexicano.

- Y supone el resurgimiento del cine de terror mexicano.

De hecho es lo que me atrajo a la hora de hacer esta película. Por lo visto hacía más de veinte años que no se hacía una película de terror hecha con presupuesto y ganas, y por eso en México ha sido número uno en taquilla. Así que juntaron esos elementos y parece ser que sí que da miedo, contigo también ha funcionado (risas).

- Ahora en España que el público se está acostumbrando al cine mexicano, ¿tendrá el mismo éxito?

Sí, porque además el cine mexicano de gran éxito aquí es el de Guillermo del Toro, o más historia social o de denuncia, así que es algo nuevo. De todas maneras esta película tiene vocación universal, habla del mito de La Llorona que es muy mexicano pero también sigue todas las pautas del terror convencional. En Londres ya se ha estrenado y la gente ha pasado miedo también. Es de autor pero a la vez comercial.

- Y es un buen momento, además, porque según las carteleras parece que a los españoles ahora les gusta pasar miedo en el cine.

Me acuerdo de una película que hice hace muchos años que se llamaba El arte de morir.

- De gritos adolescentes, pero ésta da aún más miedo.

Pero ya se decía lo del resurgimiento del terror. No recuerdo el nombre de un profesor de cine de la Universidad de Barcelona que tenía la teoría de que en épocas de mucha convulsión social la gente tiene gusto por el cine de terror; y llevamos mucho tiempo con “Bushes” y cosas terroríficas en el mundo como el terrorismo, que tenemos un gusto por pasar miedo pero sin que nos pase nada a nuestra integridad física. Entrar en una sala oscura y pasar miedo sin que te pase nada malo, siempre es placentero… aunque luego sueñes.

- Es una historia original pero que se basa en la leyenda urbana de La Llorona. ¿Después de trabajar en la película uno se acaba creyendo estas historias?

Soy bastante incrédulo a todos los niveles, más que nada porque mira, luego tienes que dormir con la luz encendida (risas). Yo soy muy pragmático.

- Yo no me las creo y aún así me da miedo. De todas maneras también están los que dicen “yo no soy supersticioso pero no paso por debajo de una escalera”.

(risas) Pues lo mismo, es exactamente eso. Rodando la película evidentemente miedo no pasas, porque lo das todo para que el público sea quien pase miedo. No deja de ser un juego.

-Supón que yo no he visto la película y, claro, tú no trabajas en ella ¿por qué me la recomendarías entonces?

Primero porque ha sido un taquillazo en México y eso significa que al público en general le gusta y segundo porque es un terror bien hecho; y porque es cine español, qué cojones. Sí, es una coproducción hispanomexicana, pero es que además disfrutas viéndola, es buena y se lo pasarán bien y se lo pasarán mal (risas) y saldrán del cine comentándolo y pasarán mucho mucho miedo.

- Se te asocia a una generación de actores reivindicativos contra las injusticias, ¿los Goya pueden ser un escaparate para decir lo que uno piensa, como Alberto San Juan contra la Conferencia Episcopal?

Ha habido muchos años en que los actores no han sido reivindicativos pero tradicionalmente siempre lo han sido, de toda la vida. Ahora no debería sorprenderle a la gente porque lo que ha sucedido es que ha habido años en los que se han callado las cosas, ahora es diferente porque responde a un clima social, político y económico. Cuando hay injusticias o sientes que te están tomando el pelo, das tu opinión. Parece que la culpa sea de los actores por dar esa opinión, ha habido medios que me lo han dicho.

- Serían de ideas bien distintas.

Claro, claro, otro medio bien diferente (risas) pero creo que cada uno puede dar la opinión que quiera. Han llegado a un punto las campañas electorales que hacen que yo, siendo catalán, muchas veces vea esas peleas políticas a un nivel que hace que la gente de la calle discuta sin quererlo ni beberlo. No creo que sea tan catastrofista, creo que nos entendemos medianamente bien y es más algo desde fuera que nos están inculcando y está creando crispación a todos los niveles. Habría que hacer algo ya para dejar de decir sandeces, unos y otros y los demás allá. Basta ya de chorradas.

- Y después de este discurso tan reivindicativo ¿no te apetecería hacer cine social?

(risas) Sí. De hecho es verdad que hago mucha comedia pero cine reivindicativo o social no me ha dado muchos papeles o ninguno. Sí que me apetecería, no olvidemos que aunque hago películas comerciales el cine social es también un vehículo cultural para que la gente piense, le toque los sentimientos y aprenda un poco más. Sobre todo no dar respuestas sino crear preguntas, ése es el sentido del cine más crítico.

- Pero apostaste por películas como Aislados, casi sin presupuesto y en un tiempo récord. Un proyecto arriesgado y muy personal.

Una película independiente que la produjimos nosotros mismos y aunque era comedia y no crítica, sí estaba hecha fuera del circuito comercial y con dos duros. Está bien combinar cine pequeño, grande, televisión…

- Lo malo de ser actor ya imagino que es hacer muchas entrevistas en un sólo día, pero también tendrá satisfacciones.

(risas) No, no es malo, qué va. Ésta está guay. Lo bueno son muchas cosas, por ejemplo, irme a México a hacer una peli y conocer a otra gente y otra cultura. Además yo estudié en la universidad antropología, e ir a México que es una cultura alucinante, me ha encantado. El no estar sujeto a un horario fijo me gusta mucho, aunque luego haces una película y estás muchas horas al día, pero es más concentrado. A mí me viene muy bien, me gusta ver las cosas muy concentradas y luego tener mis vacaciones. Y eso me gusta.

- Pero eso lo dices porque te va bien laboralmente.

Sí, claro, tengo a muchos amigos que no trabajan y son actores. Eso es una putada. Es duro este trabajo también.

-En el filme ¿Entiendes? interpretaste a un futbolista gay. Hay una pregunta absurda que es la de preguntar a un hetero si le ha sido difícil interpretar a un gay y a un actor homosexual no se le cuestiona. Así que no te la hago porque imagino que hay actuaciones más difíciles que esas.

Claro, es que tendría que haber un momento en que interpretar a un personaje gay no fuera la característica principal de ese personaje. Es decir, a quién cojones le importa con quién te acuestas. A mí me sorprendía que cuando hacía Aquí no hay quien viva, algunos me preguntaban: “¿y hacer de abogado, qué tal?”, ¡aivá! Porque claro, siempre oía la pregunta de hacer de homosexual. Ha llegado un punto en que ya tendríamos que verlo desde la normalidad; cada uno debe saber él mismo con quién se acuesta, a nadie más le tiene que importar. ¡Si ya hasta se casan! aunque Rajoy diga que no van a poder adoptar.

- Aquí no hay quien viva se puede decir que ha sido un bien educacional. Trataba el tema de las bodas gays, incluso, las adopciones.

Yo sentía especial satisfacción cuando los niños me decían por la calle “¡ey Fernando!” No daban importancia a ese hecho. Veían a una pareja que se quería, con sus disputas y tal, en clave de comedia evidentemente, pero no pasaba nada. En ese sentido es muy bonito y normal. Digo muchas veces la palabra “normal”, pero no tiene ningún sentido (risas).

- Y en La que se avecina, eres un galán de telenovelas, heterosexual y todo un ligón. Lo de ser actor de telenovelas, además, te lo han llegado a proponer en México.

Me llamaron después de hacer la peli pero ahí se curra muchísimo y no me apetecía en ese momento porque tenía cosas aquí.

- Documentándome, no sé cuantas páginas webs he visto en Internet de Adriá Collado, hechas por las fans. ¿Has visto alguna?

Hay un Club de fans al que una vez conocí en el Festival de Málaga, unas chiquillas, y les dije que muchas gracias; pero yo creo que cualquier actor que salga por la tele tiene ya Club de fans. Internet es la bomba, los chavales están menos horas delante de la tele y están en Internet que es una manera interactiva de pasar el tiempo y no sentarse frente a la caja tonta a ver tantas tonterías.

- Programas de corazón, realitys y mucha publicidad, ¿así es la televisión de hoy en día?

Pues parece ser que sí. El problema es que ahora si quieres otra televisión tienes que pagar por ello. Estamos viendo lo que pasa en los EEUU desde hace muchos años, si quieres calidad pagas cable; pero ya está bien de tantos Gran Hermano. Yo es que no veo la tele, hay una cosa que se llama dvd que es fantástico y además no te ponen anuncios, y si no otra que se llama cine que puedes ver películas sin interrupción. Como terapia está muy bien.

-Has dicho en alguna ocasión que “el peor error que puede cometer un actor es creerse alguien”.

Sí, es un trabajo muy de fondo. Te pueden criticar o alabar de la ostia. Ni puedes hacer caso a las críticas ni a las alabanzas. Tienes que hacer tu trabajo y seguir, escuchar sólo a tu instinto. Seguramente haré muchas cosas mal y alguna un poco bien.

- Lo de que la imagen de uno decore carpetas de adolescentes, que yo lo he visto, ¿cómo se lleva?

Yo no he visto nunca eso. Eso es mentira, ¡qué dices!

- Yo sí, en el metro.

¿Sí? Pues no lo sabía, me acabo de enterar ahora mismo.

- Pues tú medítalo.

(risas) Sí, voy a meditarlo y la próxima vez te lo cuento, pero vamos, me da a una vergüenza…

- ¿Y lo de ser empresario con el restaurante japonés Osakana que tienes con tu hermana en Barcelona?

Bien, pero es que es un restaurante familiar, chiquitito y lo lleva ella prácticamente. Me apetecía hacer otra cosa con el dinerito ahorrado porque como este trabajo es así vete a saber si dura o no… a veces no se sabe.

- ¿Qué pregunta te gustaría que te hiciera y nunca nadie te ha hecho?

Es muy buena pero qué difícil (risas). Para que haya otra vez, me la voy a pensar y te la contesto cuando nos volvamos a ver.

Comentarios

Relacionado con Estados Unidos

Contactos en Estados Unidos Chat Gay Estados Unidos Chat Lesbianas Estados Unidos Guía LGTBI de Estados Unidos Noticias de Estados Unidos

También te puede interesar...

Más en Entrevistas

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto