Chat

Contactos

Fotos

Guía

"Los Estados tienen la responsabilidad de informar que indetectable no transmite el VIH"

En Universo Gay conversamos con el periodista y realizador argentino, Gustavo Pecoraro, quien desde hace 25 años vive con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Deysi Ramos • 01/12/2018

Gustavo Pecoraro, periodista argentino /Foto @gustavopecoraro | Foto: Uso Permitido

argentina vih sida lgbt 1 de diciembre día mundial contra de la lucha contra el sida indetectable

En 1993 le diagnosticaron VIH, desde entonces comenzó a tomar medicamentos, incluido AZT. A partir de 1996 accedió a tomar antirretrovirales y desde el año 2001 su carga viral es indetectable. En sus redes sociales se muestra públicamente como una persona que vive con VIH porque considera importante la visibilización para romper los estigmas, hablamos del escritor y periodista argentino Gustavo Pecoraro, quien dirige la red de podcasts de El Vahído, un movimiento sobre temática LGBTI.

Para Pecoraro los Estados tienen la enorme responsabilidad de difundir lo que la ciencia ha confirmado: indetectable no transmite el virus. Además de masificar las pruebas de VIH para que las personas conozcan su estado serológico.

- Vives desde hace 25 años con VIH, desde tu perspectiva cómo has visto la evolución de la enfermedad en el ámbito social

- Ha habido una evolución indudable en el ámbito social después de más de 35 años de la aparición de la pandemia. Las personas viviendo con VIH, depende también de muchas interseccionalidades y depende también en qué ámbitos se muevan o en qué región o en qué país vivan, pero hay un consenso de que hay un avance en la lucha contra la discriminación y que, por supuesto, no es lo mismo o no era lo mismo hace 25 años que ahora en muchos espacios, en muchos países.

Lo que sí hay que tener en cuenta es en la diferencia de ser una persona viviendo con VIH en relación con un montón de condicionamiento que tienen que ver con lo social, como las características regionales donde vivas o incluso desde las diferentes identidades sexuales. Lo sí es claro es que hace 25 años ser una persona con VIH era una cosa y hoy es algo muy distinto. Entre otras situaciones porque muchas personas en el mundo con VIH nos hemos hecho visibles, y se ha avanzado mucho -entre la sociedad civil y los organismos internacionales que responde al VIH- en cuanto a la necesidad de acabar con la estigmatización.

- En tus redes sociales hablas abiertamente de que vives con VIH y eres feliz ¿cómo se logra ser feliz y vivir con VIH? O vivir con VIH y ser feliz. Lo pregunto con el objeto de quitarle el estigma a la enfermedad y la creencia de que quien recibe un diagnóstico de seropositivo está condenado a ser infeliz.

- Me preguntas cómo se logra ser feliz y vivir con VIH. Se logra ser feliz y vivir; o no se logra ser feliz y vivir. Eso no tiene que ver con el VIH. No es tan tremendo ser una persona viviendo con VIH, a veces es mucho más tremendo ser una persona perseguida por tu orientación sexual o por tu identidad de género, ser una persona que no llega a tener acceso a las mínimas condiciones de trabajo o educación. Es difícil para ciertas personas ser una persona viviendo con VIH en un país donde hay leyes criminalizantes contra colectivo LGBTI. O donde los gobiernos no se toman un tiempo para llevar adelante políticas específicas hacia las personas que viven con VIH, a veces todo eso se junta y sí, es complicado ser una persona que vive con VIH. Podríamos generalizar y decir que; el VIH no te hace ser menos feliz. Es algo más que es parte de tu vida.

- ¿Cómo te cambió la vida cuando recibiste el diagnóstico?

- Me cambio desde el punto de vista que ocupe más tiempo en mi salud. En que fui más consciente de las necesidades que rodeaban a mi salud, a mi calidad de vida y en ese sentido tengo una conducta muy regular de asistencia a los médicos, de seguir el tratamiento, de adherir a la medicación. En ese sentido, sí por supuesto, provoca un cambio en tu vida porque tienes que ocuparte más de tu salud en relación con otras personas. Y también me cambió en que perdí muchos afectos siendo muy joven y eso sí es una huella que queda marcada en el cuerpo, muchos afectos de amigos, novios, amantes, conocidos, y eso es algo que te quedará muy marcado en el cuerpo.

- ¿Cómo fue tu camino del miedo a la aceptación?

- No hay un miedo en mi vida relacionado con ser una persona viendo con VIH.

- ¿Qué le dirías a una persona que recién ha recibido el diagnóstico de que es seropositivo?

- Una de las cosas que yo siempre hablo con las personas que recién reciben el diagnóstico es que entiendan que a partir de ese momento tienen que ser muy conscientes de que la persona más importante en la vida es uno mismo. Desde ese punto de vista todo lo que suceda tiene que ser en beneficio de mejorar tu calidad de vida y de enfrentar una vida que va a ser diferente a la de otras personas, desde el punto de vista de los cuidados y de la atención que conlleva un tratamiento o un cuidado médico de por vida.

Que entienda esa persona que ella es a partir de ese momento la más importante en el mundo. Es la más valiosa y que, indudablemente, todo lo que tenga que modificar lo va a tener que modificar por sí sola, a veces habrá apoyos y ayudas, pero fundamentalmente, va a tener que modificar hábitos o no, depende de cómo sean sus vidas. También deberá hacerse cargo de sí mismo o misma para cumplir con su tratamiento, tomar su medicación, visitar al médico, hacerse los análisis, soportar la burocracia de las gestiones… A partir de ahí uno tiene que estar muy fortalecido, muy emponderado.

- Este año la ciencia anunció un avance formidable. Las personas con VIH con carga indetectable no transmiten el virus. ¿Por qué crees que ese mensaje no ha tenido la resonancia debida? Qué deberían hacer los Estados?

- Esto no es algo nuevo, es algo que se sabe desde hace unos años, que se venía estudiando, tiene que ver con entender que la carga viral indetectable no transmite no el VIH. Fundamentalmente, es una gran responsabilidad de los Estados nacionales y provinciales que hagan las campañas de difusión necesarias para que se entienda, primero, que las personas indetectables no transmitimos el virus y después que es necesario que todas las personas se hagan el test de VIH.

Es responsabilidad del Estado, la sociedad civil puede hacer sus campañas, las organizaciones igualmente, pero quienes tienen que garantizarle a la población la información masiva y democrática son los Estados. Los gobiernos nacionales y provinciales deben poner toda su capacidad organizativa, toda su capacidad financiera para que estas realidades, que la ciencia ya las están planteando y que la ciencia también las sustenta, sean difundidas.

Además, los Estados también deben realizar campañas masivas sobre la necesidad de hacerse el testeo para conocer la serología, porque cuántas más personas conozcan su serología mejores resultado de salud van a tener esas personas y mejores resultados de salud van a tener en las ciudades.

- Esta semana un diputado británico dijo en pleno parlamento que vive con el VIH. ¿Qué opinas de ese tipo de anuncios venidos de personas públicas?

- Aplaudo y celebro que haya gente con llegada masiva y popular que pueda visibilizarse pero también aplaudo las campañas masivas de testeo que se hacen en muchos espacios. Por ejemplo, las campañas que llevaron adelante la cantante Rihanna y el príncipe Harry que hicieron públicamente sus pruebas de VIH para que la gente deje de tener miedo de enfrentarse con un test, con una aguja y con un resultado.

¿Actualmente, el miedo al VIH ha desaparecido del colectivo gay?

- Creo que de lo que sucede es que empiezan a ver otro tipo de problemas más importantes que el hecho de si desapareció o no el miedo. El problema es lo mismo que hablábamos antes, el Estado es el que tiene que dejar de poner estas barreras de tanta formalidad con respecto al VIH.

Así como se hace con respecto al cáncer de mama cuando es la semana del cáncer de mama, que se hacen campañas informativas por todos los medios, creo que es la misma situación y es esa misma responsabilidad que tiene el Estado para con el VIH. Y más aun, mejorando la respuesta, más allá de lo que es el colectivo gay, porque el VIH no toca solamente a las personas LGBT sino a toda la sociedad. Por algo las metas 90-90-90 de Onusida hablan de la necesidad de la realización de testeos masivos para que la mayor cantidad de personas que viven con VIH sepan que viven con el virus. Hay una estadística que indica que alrededor del 20% de la población mundial que vive con VIH no lo sabe. Ese es el gran problema y los grandes desafíos que tienen que llevar adelante los Estados.

Gustavo Pecoraro, periodista argentino /Foto @gustavopecoraro | Foto: Uso Permitido

Comentarios

Relacionado con Argentina

Contactos en Argentina Chat Gay Argentina Chat Lesbianas Argentina Guía LGTBI de Argentina Noticias de Argentina

También te puede interesar...

Más en Entrevistas

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto