Marta Donamaría: "La obra ‘Muñecas de cristal’ es un reflejo de la situación que afecta a la juventud española de nuestros días"

"Muñecas de cristal" es una obra escrita y dirigida por Antonio Gómez Rufo, y protagonizada por María Prendes, Marta Donamaría y Teresa Yoldi. Universo Gay habló con la actriz que interpreta el papel de Lucía, Marta Donamaría.

Ariel Alan • 15/06/2015

Marta Donamaría | Foto: Uso permitido

marta donamaría antonio gómez rufo maría prendes teresa yoldi

"Muñecas de cristal" es una obra escrita y dirigida por Antonio Gómez Rufo y producida por Coraca. S.L. y protagonizada por María Prendes, Marta Donamaría y Teresa Yoldi. Universo Gay habló con la actriz que interpreta el papel de Lucía, Marta Donamaría.

Tres amigas. Una noche para pensar en un futuro que se les niega. Un encuentro en una playa solitaria donde decidir qué hacer con sus vidas después de acabar sus estudios, sin familias estables, experimentando con la sexualidad y en un país de corrupción, negación y confusión. La vida tal y como la sufren, y a ratos la disfrutan, miles de jóvenes españoles en nuestros días.

La obra tiene funciones en la sala de teatro AZarte los jueves a las 21 hs y los viernes a las 22:45 hs.

-¿Cómo surgió la idea de contar esta historia?

Como muchas historias que se escriben, de pensamientos y vivencias personales. En este caso, Antonio Gómez Rufo, el director y escritor de esta obra, nos ha transmitido desde el primer momento su perspectiva de los jóvenes y la sociedad española en estos momentos. Y de ahí surgió esta idea.

-¿Cómo se fueron armando, delineando los personajes y los diálogos entre éstos?

Antonio nos reunió para hablar de este proyecto, interesado en conocer cómo veíamos nosotras a los personajes, y comenzar así a darles forma. En ese sentido hemos tenido mucha libertad para enriquecer el perfil psicológico de cada papel, aunque por supuesto con determinados criterios. En el trabajo de creación hemos improvisado desde los personajes y han surgido cosas.

-¿Cómo fue el encuentro de los actores con sus textos y su desarrollo?

La primera vez que se lee la obra adquiere un sentido totalmente diferente a cuando se empieza a trabajar con el texto. Yo aún me sigo sorprendiendo de mucho subtexto en algunas escenas, que pasa desapercibido en una primera lectura. Por ejemplo, uno de mis miedos era que los espectadores no fuesen a comprender muchas cosas, pero después del estreno me he dado cuenta de que el concepto en general se entiende muy bien.

En cuanto al texto y el aprendizaje ha sido un proceso más personal de cada una de las actrices que un trabajo grupal. Cada una ha tenido libertad de probar con frases y con momentos de su papel lo que ha querido, hasta encontrarse contenta con el resultado que transmitía. Antonio a su vez también tenía muy claras las interacciones de los personajes, y eso nos ha ayudado en algunos momentos.

-¿La incertidumbre de estos personajes cómo está tratada, desde el humor o la reflexión?

Yo creo que transmiten humor a los espectadores, pero en el fondo, es una incertidumbre muy seria, real y reflexiva que muchos jóvenes pasan durante su etapa de carrera universitaria o en esa búsqueda de un camino en la vida.

Crisis, desamparo, desilusión, inseguridad, corrupción… ‘Muñecas de cristal’ es un reflejo de la situación que afecta a la juventud española de nuestros días. A pesar de la seriedad de estos temas, la obra roza en algunos momentos el humor

-¿Cuán necesario es ver un poco de humor en el escenario? ¿Sería acertado decir que es mejor reír que llorar?

Si, por supuesto que es necesario. Yo soy de la opinión de que hay que sacar el lado positivo a todo lo que nos pasa, por lo que la frase "mejor reír que llorar" es muy acertada en mi vida. Encuentro más fácil reírse de uno mismo y de sus desgracias, para poder sacar una solución seguramente más positiva que si ves todo negro. Es verdad que el cuadro de la sociedad en el que vivimos no es el mejor que ha pasado España, pero seguro que no es el peor, y si lo fuera, estoy segura de que se pueden sacar cosas positivas de él.

-Lucía es un personaje con ilusiones y esperanzas de realizar sus sueños, pero fuera de España ¿Te has sentido identificada con el papel?

Reconozco, que yo siempre he tirado mucho para mi casa, y cuando me fui a vivir fuera de mi ciudad fue un paso duro. Pero también sé que eso ha abierto mucho mi mente, y si, estoy deseando irme fuera para buscar cursos, trabajo o incluso una vida en otro país. No tengo miedo, de hecho, todo lo contrario, tengo ilusión por irme de aquí. Y eso, ahora mismo, no sé si es bueno o malo.

No quiero decir con esto que no me encuentre cómoda en España, seguramente, si consigo irme, volvería, pero mentiría si no dijera que no veo esperanza laboral para lo que estudio ni para ninguna carrera artística en este país.

-¿Qué se siente al interpretar y representar, en un solo personaje, a muchos jóvenes que sienten lo mismo?

No siento el peso de representar a esos miles de jóvenes, porque mucha gente de mi entorno no está viviendo eso, por lo que en mi vida privada no lo veo tan a diario. De todas formas sí que siento que lo que cuento es real, que hay mucha gente, y yo me incluyo, que no ve esperanzas de futuro en este país, y poder transmitir esta idea desde mi personaje es un regalo, ya que da voz al pensamiento de miles de jóvenes.

Esta obra está pensada para distraer al público que va todo el día a toda prisa por la vida y poder darle un poco de humor a lo que nos está pasando. Creo que ayuda a que la gente salga de su zona de confort y se ponga a pensar en qué situación estamos viviendo los jóvenes y muchas otras personas en este país. Es reflexiva, tiene humor y por supuesto tiene muchos momentos serios que hacen que el espectador pueda pasar un buen rato sin olvidar ese mensaje central de la obra.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Entrevistas

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto