Chat

Contactos

Fotos

Guía

Pablo Malavé: "El objetivo del Coro de Hombres Gays de Madrid es romper los tópicos vinculados al colectivo gay mediante la música y el humor"

El fundador del Coro de Hombres Gays de Madrid dialoga con Universo Gay sobre el nuevo proyecto '¡Qué movida! La historia de un hetero infiltrado'.

Ariel Alan • 17/05/2015

Pablo Malavé | Foto: Uso permitido

coro de hombres gays de madrid pablo malavé

El Coro de Hombres Gays de Madrid repite en la Gran Vía, el 28 de junio a las 22:30 h., su espectáculo '¡Qué movida! La historia de un hetero infiltrado'. En esta ocasión, sus setenta integrantes harán gala de su arte en el Teatro Compac.

La producción de esta apuesta corre a cargo de Pablo Malavé, presidente-fundador de esta iniciativa sin ánimo de lucro. Bajo la dirección de Gonzalo G. Baz, el guion de Pamela Pons y la coreografía de Raúl Santos, los coristas mostrarán al público de la capital un repertorio de diez canciones, entre las que destacan 'Digan lo que digan', 'Un beso y una flor', ' Vivir así es morir de amor' o 'Feo, fuerte y formal', entre otras canciones conocidas del Pop español de todos los tiempos.

El objetivo del Coro de Hombres Gays de Madrid es “romper de nuevo los tópicos vinculados al colectivo gay mediante la música y el humor”.

En diálogo con Universo Gay, Pablo Malavé, brinda detalles sobre esta actuación especial, y realiza un balance del año de vida del Coro.

-¿Cómo surgió este nuevo espectáculo, y en particular cómo llegaron a su título?

El propósito del CHGM es hacer un espectáculo diferente cada año, aportando a la diversidad cultural de la ciudad, ya que un evento del Coro se convierte en un evento anual de Madrid. De esta manera los integrantes también tienen la oportunidad de trabajar diferentes propuestas artísticas ya que siempre se suman nuevos integrantes con la audición anual que hacemos.

Para armar un espectáculo del Coro la junta directiva analiza las tendencias del mercado teatral, musical y asuntos sociales que deseamos destacar en la ‘trama’ del concierto. Se presenta a los miembros del coro opciones para votación abierta donde se incluye temática musical y concepto teatral. Una vez escogido por votación el equipo de trabajo escoge un listado de canciones viendo posibilidades de incorporar al contexto coral y se prepara el guion tentativo del concepto coral más votado incorporando los asuntos sociales de los que queremos hablar, que en este espectáculo trata sobre los ‘tópicos’.

El título del espectáculo alude a las situaciones que pueden generar una realidad como la que se presenta en la trama…. ‘¿un hetero en un coro gay?’, de seguro se forma la histeria de ser un hecho real. Todos, sin duda, quisiéramos saber de quién se trata y nos haría reflexionar si de verdad no tendría espacio en el coro o deberíamos vivir en perfecta armonía con él y no pecar de ‘discriminantes’. Se formarían cotilleos, miles de preguntas, acusaciones, en fin… sería todo una movida. Que de seguro quedaría en anda, porque dentro de la asociación a nadie se le pregunta su orientación sexual. Desde luego, todos son bienvenidos a entrar en el coro, eso si… después de pasar la audición.

-¿Cómo fue la elección de las canciones a interpretar?

El proceso es participativo entre la junta directiva del Coro y los integrantes. Después de analizar las tendencias del mercado teatral y musical, presentamos opciones de temática musical que en esta ocasión se escogió por mayoría el pop español de los años 50 en adelante. Una vez escogida la temática musical, el equipo de trabajo presenta un listado de canciones donde las primeras 4 más votadas entran en el repertorio. Las 6 restantes son escogidas por el director musical, la guionista y el presidente analizando las posibilidades que tienen de arreglo coral, gusto por el público y derechos del tema.

-¿Cuáles fueron las reacciones del público y los comentarios que tuvieron en su anterior presentación?

Fueron muy positivas. La verdad que no esperaba tan buena acogida. Ya de por sí el Coro sorprende por cantidad de hombres en un escenario cantando un tema de reconocimiento público, pero sin duda el factor baile, actuación y trama no era esperado. Hizo reflexionar el mensaje final del espectáculo, abrió corazones y cambio vidas. Hemos tenido muchos correos electrónicos, mensajes en redes sociales y testimonios de familiares y amigos, donde se nos confiesa que gracias al concierto del Coro y de lo que en el se habla, pudieron comprender lo equivocados que estaban sobre lo que es realmente la homosexualidad. Existe, después del concierto, muchas historias de perdón entre familiares y miembros, muchas historias de aceptación entre público visitante y sus acompañantes, hubo muchas historias de declaración de la homosexualidad.

En sí el Coro no es solo un concepto artístico ni social, sino también ayuda a los propios integrantes a dar pasos a nivel personal de lo que es vivir la homosexualidad en aceptación siendo una herramienta para otras personas que nos observan y están en una situación que no les permite asumirse. El coro, y este espectáculo en concreto, ayuda también a generar una visión diferente de lo que es un hombre homosexual, de lo que son los tópicos y cuánto daño hacen en la sociedad. No solo los tópicos que rodean a la comunidad LGTB, si no tópicos del hombre heterosexual y la mujer. El público se va a casa pensando en cuán absurdo son los tópicos y cuánto tiempo dedicamos a ser prejuiciosos con las personas por el simple hecho de ver su vestimenta, su forma de hablar en ocasiones simplemente por ver con quien anda.

-¿Qué balance haces de esta experiencia a ya un año de iniciado el proyecto?

El llegar a la Gran Vía y tener la oportunidad de estar en dos reconocidos teatros de la capital es el significado para mí de la solidez del proyecto y el compromiso que acepta la ciudad de permitirnos formar parte de la alternativa cultural que tiene Madrid. El auditorio de Conde Duque fue la primera puerta al público en un espacio de 350 butacas, pero hoy día lograr que más de 2.000 personas disfruten del talento de los hombres que forman el coro y que dan su tiempo para participar de esta iniciativa sin ánimo de lucro, es aún más grande el paso que damos como asociación. Para mí, este segundo año de vida del proyecto quedará grabado en mi mente como el año del gran salto, de la mayor exposición mediática lograda, de la mayor visibilidad, del mayor compromiso con el público. Me quedo con el orgullo que siente cada miembro después de cada ensayo y después de cada presentación. Ese sentido de permanencia, el sentido de grupo, el sentido de artista que tiene los miembros, es para mí lo que mejor tiene este proyecto y se demuestra por la energía que se siente a donde quiera que vayamos.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Entrevistas

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto