Sofía Olguín: "Estaba agobiada de ver que todas las parejas de las novelas juveniles eran heterosexuales"

En diálogo con Universo Gay, Sofía Olguín amplía detalles sobre este proyecto de novela para adolescentes con temática lgbti titulado "La otra orilla del abismo”.

Ariel Alan • 07/03/2015

La otra orilla del abismo | Foto: Uso permitido

sofía olguín novela lgtbi

Sofía Olguín escribió la novela para adolescentes con temática lgbti "La otra orilla del abismo”. Olguín es la creadora de Bajo el Arcoiris, la editorial infantil de enfoque que cuyos títulos -cuentos y relatos ilustrados- se pueden descargar en forma libre. La trama está protagonizada por una pareja de varones bisexuales, Absalón y Lucienne. Asimismo, Olguín construye en paralelo una pareja secundaria de dos chicos huérfanos, de los cuales uno es una chica transexual.

En diálogo con Universo Gay, amplía detalles sobre este proyecto.

-¿Cómo se te ocurrió contar esta historia y cómo surgió el título?

Quería escribir una novela LGBTI juvenil cuyos protagonistas fueran una pareja de dos chicos. Todo lo que había escrito hasta el momento era más bien orientado a un público más adulto y me sentía bastante agobiada de ver que todas las parejas de las novelas juveniles eran (son) heterosexuales, que casi no hay cabida para los personajes LGBTI y que, cuando los hay, muchas veces son secundarios. El hecho de que Absalón y Lucienne, los protagonistas, sean bisexuales tiene dos motivos: el argumento en sí mismo y mi intención de limar un poquito la bifobia, que muchas veces se siente desde las mismas personas LGBTI.

El título "La otra orilla del abismo" está íntimamente relacionado con la relación de los protagonistas. Absalón (un noble de alta cuna) conoce a Lucienne (un ser libre, errabundo, que no tiene estatus ni riquezas) desde hace miles de años y para lograr acercarse a él tiene que liberarse de su machismo, que es, metafóricamente, el abismo que los separa. Absalón necesita saltar ese abismo: olvidarse de que es un noble, de sus riquezas, de sus territorios, de sus obligaciones.

-¿Cómo se fueron delineando los personajes y las historias?

Absalón, digamos que al principio es bastante básico. Es el típico hombre que piensa que porque tiene dinero y poder, puede tener a quien quiera. Y se sorprende cuando no puede tener a Lucienne. Encaprichado, comienza a perseguirlo(a) por el mundo durante siglos... a veces charlan, juegan apuestas, y así va surgiendo el amor entre ellos. Absalón atraviesa una etapa de cambios y eso fue lo más interesante de contar. Pasa de ser un hombre (o demonio) machista que busca lograr sus objetivos con su estatus a un ser más libre y sencillo.

Como al principio de la historia Lucienne no tiene recuerdos de su vida pasada, es un personaje un poco angustioso. No sabe quién es, no sabe quién es Absalón, no recuerda nada. Su personalidad está en una nebulosa y tiene actitudes que confunden a Absalón. Poco a poco, a medida que transcurre la historia, Lucienne va recuperando su identidad. Él es, de alguna forma, igual de orgulloso que Absalón, pero desde el otro extremo. Se burla de que Absalón sea tan "creído" y no entiende qué tiene de fabuloso ser un noble lleno de ocupaciones. Lucienne no tiene hogar fijo, desde el principio tenía pensado que fuese una especie de hippie.

Esta novela es, en realidad, una reescritura de otra novela que escribí hace siete años y que no terminé. El argumento es similar: un joven no recuerda su vida pasada y lleva al cuello una gema extraña. Lo que no pude resolver entonces lo resolví ahora: ubiqué la historia en París, creé el mundo de los demonios con su mitología, sus creencias y tradiciones, y pude crear personajes secundarios complejos que, a pesar de ser secundarios, tuvieran gran importancia para el desarrollo de la historia.

-¿Por qué piensas que no abunda la literatura adolescente con historias lgtb?

En general, creo que es porque no hay editoriales que las publiquen, al menos en español. En Estados Unidos hay muchas editoriales LGBTI de eBooks y libros bajo demanda. Simon & Schuster tiene títulos muy buenos, como Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe, de Benjamin Alire Sáenz. La mayoría de las novelas juveniles LGBTI (lo poco que hay) son novelas costumbristas, de descubrimiento. Lo cual es genial, pero no está a la altura del gran fenómeno actual de las sagas juveniles: sagas de fantasía y ciencia ficción con héroes, heroínas, magos, etc. Y si no hay editoriales que las publiquen, tal vez sea porque no les parece rentable o "adecuado". Se tiene la falsa creencia de que para ser gay, lesbiana, bi, hay que ser mayor de edad. Si tenés menos de dieciocho años estás pasando por una etapa. Por este motivo es que sería un gran suceso que surgiera, por ejemplo, un Harry Potter que tuviera clara su homosexualidad.

-¿Cuáles son las reacciones que has tenido a partir de su publicación?

La novela se lanzó el 14 de febrero y hasta el momento ya superamos las 2000 descargas, así que probablemente haya 200 personas leyéndola ahora. Ya nos han dicho que es lo más fresco y novedoso en literatura juvenil en mucho tiempo, así que en ese aspecto, objetivo cumplido.

-¿Estarías interesada en llevarla a una miniserie online o por TV? ¿Qué planes y proyectos tienes con esta novela?

Sería estupendo lo de la miniserie, ¡siempre que se respetara la orientación sexual de los protagonistas!

Bueno, respecto de La otra orilla del abismo, lo que falta es llevarlo a la venta a Amazon para que se lo pueda comprar bajo demanda en formato físico, algo que mucha gente valora. Respecto de Bajo el arcoíris, este año vamos a retomar la publicación de cuentos y seguramente publiquemos un par de cuentos traducidos. Ya tenemos un par en inglés y uno en italiano, así que quienes estén interesados en el material, pueden mantenerse al tanto de las novedades en el Facebook de la editorial.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto