Chat

Contactos

Fotos

Guía

Divide y vencerás

Últimamente, y al mismo ritmo que aumentan alarmantemente las agresiones homófobas hay que poner en primera línea de noticia el paralelo aumento de agresiones y/o enfrentamientos entre colectivos socialmente marginados en mayor o menor grado pero siempre colectivos minoritarios, principalmente entre personas LGTBI y personas inmigrantes

Mario Erre • 07/03/2016

Foto: Uso permitido | Foto: Uso permitido

homofobia lgtbifobia transfobia xenofobia racismo

Últimamente, y al mismo ritmo que aumentan alarmantemente las agresiones homófobas, entendiendo por homofobia todas las fobias que afectan a lo que conocemos como colectivo LGTB, LGTB+, LGTBI y demás familia, hay que poner en primera línea de noticia el paralelo aumento de agresiones y/o enfrentamientos entre colectivos socialmente marginados en mayor o menor grado pero siempre colectivos minoritarios, principalmente entre personas LGTBI y personas inmigrantes, en este caso fundamentalmente hombres, procedentes en la mayoría de los casos de países de cultura islámica.

Ante el escaso interés hasta la fecha por por parte de los legisladores de cualquiera de las tres escalas de la administración por el desarrollo de leyes integrales y específicas para los delitos cometidos contra estas minorías con las particularidades de cada una se producen cada vez con más frecuencia enfrentamientos entre ellas, aunque por lo general suelen comenzar por la provocación de unos hacia otros.

Explico lo anterior: en el barrio de Lavapiés de Madrid se están registrado enfrentamientos y agresiones hacia personas LGTB por parte de inmigrantes que practican la religión musulmana que en algunos casos no pasan a mayores pero casi siempre con la misma mecánica: el musulmán insulta, o cree que insulta, al gay, trans, bi o lesbiana aludiendo a su sexualidad o a su género y en muchos casos éste último sector responde de la misma manera, es decir, a un “marica de mierda” se responde con un “negro de mierda” o “moro de mierda”, pudiendo el asunto quedarse ahí o pasar a mayores.

Hay que reconocer que no siempre la respuesta de los agredidos no es siempre así, y, por supuestísimo, esto no es una generalización. No olvidemos que la noticia es que el perro muerda al hombre y no al revés.

En cualquier caso hay que hacer varias consideraciones. La primera es preguntar a las autoridades a que están esperando para plantar cara de una vez a esta problemática y sus ramificaciones. La segunda va dirigida también a las autoridades en forma de reprimenda por no mostrar el más mínimo interés en tomar medidas más allá de las represivas, para que la sociedad deje de estigmatizar a determinadas minorías como la LGTB o la musulmana, lo que sería el primer paso hacia una progresiva tolerancia entre mayorías y minorías y entre estas últimas recíprocamente puesto que no es de recibo que a estas alturas la condición sexual, el género o la procedencia de alguien sea considerada un arma para provocar e insultar. Más educación, señoras y señores gobernantes, o tendremos que empezar a pensar que están ustedes encantadas y encantados de dividir para vencer a las minorías que reclaman derechos que les corresponden, como el derecho a estar protegidos por la ley.

Dicho esto, y reiterando que aquí no se trata de criminalizar a ninguna minoría ni santificar a unas frente a otras, quedamos muchos a la espera de leyes específicas contra violencias específicas, porque las que ya, tímidamente, se han introducido y las generales no nos sirven.

*Artículo publicado inicialmente en la revista "NHU - El periódico de Lavapiés"

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Mario Erre

Mario Erre, gallego-argentino-madrileño de 41 años, residente en Chueca desde que Chueca comenzaba a serlo, por lo que ha visto y oído de todo, y que en sus ratos libres trabaja como entrenador personal para sobrevivir en la jungla capitalista y salvaje en la que se ha convertido este nuestro viejo y maltratado planeta.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Errando

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto