Chat

Contactos

Fotos

Guía

Amor… ¿para siempre?

Podríamos considerar esta columna de hoy como una segunda parte a "Cuando termina un amor", ya que después que empezamos a recuperarnos, la vida sigue y nos damos cuenta de algunas cosas más...

Eduardo García • 02/08/2012

Amor… ¿para siempre?

cuando termina un amor amor desamor felices para siempre

Se ha dicho que el amor es la inclinación del alma hacia una persona. Éste es considerado como un conjunto de comportamientos y actitudes incondicionales y desinteresadas que se manifiestan entre seres capaces de desarrollar emocionalidad. Por lo general, se asocia a una relación pasional entre dos personas con una gran influencia en sus relaciones interpersonales y sexuales mutuas. El amor es elección. Es un estado mental que crece o decrece dependiendo de factores tales como el comportamiento de la persona amada, el deseo sexual en la relación, las atenciones, la compañía.

Amor, deseo, pasión. Es muy fácil confundir uno con otro, lo que lleva después a malos entendidos, y, por lo tanto a desilusiones y corazones rotos, o a sentir la autoestima por el suelo. Entonces, visto de esta manera, el amor dura lo que dura el deseo. Por eso las promesas de amor que después no se pueden cumplir, porque al final no era amor, no eran más que promesas de deseo efímero disfrazadas de amor, de un amor que nunca existió. El amor va más allá de la pasión, traspasa las barreras del deseo, se convierte en compañía, en comprensión, incluso en acostumbrarse el uno al otro, en apoyarse mutuamente.

Pero, dicho ya, la pasión dura lo que dura el deseo carnal, y es en esos momentos de pasión en los que tantas veces le creemos a Blanca Nieves cuando nos contaba que fue feliz para siempre. Pero la cosa no era así, no era tan fácil.

y fueron felices para siempre…!Pues no! No fue así, y no tiene que ser siempre de esa manera. ¿Qué es el “para siempre”? Para empezar, es una frase que para todo el mundo significa algo diferente. Si para mí un “para siempre” es algo así como que “hasta la muerte nos separe”, para otro puede ser lo que dura una modelo argentina en alcanzar un orgasmo fingido.

Además, como está comprobado, hay vida después del “para siempre”. Cuando termina un amor y quedamos destrozados, creemos que nunca más volveremos a amar ni a desear a nadie más, que todo acabó para nosotros. Pero aunque digamos que es imposible que un clavo saque a otro clavo, que nada será lo mismo sin él, y que nunca me voy a recuperar de esto, ¡eso es mentira! Si un clavo no saca a otro clavo, al menos lo afloja. Puede que, si hay heridas, éstas tomen su tiempo en sanar, que nos lleve días, semanas, o meses en dejar de sentir dolor, pues todo el mundo lo vive de manera diferente. Es cierto que nada será lo mismo, y es porque será mejor que antes, ya que tenemos nuevas experiencias, nos hacemos más fuertes, y habremos aprendido cómo manejarnos mejor en esas circunstancias. La recuperación llega incluso sin uno buscarla. Y es que, al menos que te suicides por desesperación y por dejarte consumir de tristeza, de amor no se muere, aunque las canciones aseguren lo contrario.

Después que el “para siempre” termina, volvemos a descubrir las cosas que teníamos olvidadas. Los tiburones vuelven a rondarnos, volvemos a sentirnos atractivos, regresamos al gimnasio, a comprarnos ropa nueva, se reactiva la vida social y sexual que teníamos un poco de lado. Es cierto que es muy posible que de vez en cuando añoremos la tranquilidad y lo reconfortante del “y fueron felices…”, pero también aprendemos a reencontrarnos con nosotros mismos una vez más. Volver a ver películas solos, leer más, hablar más con los amigos a los que tal vez habíamos dejado un poco de lado. Además, comprobar que aunque la cama se sienta más grande, fría y vacía sin él, no tiene que permanecer así, ya que siempre van a aparecer mas de uno que esté dispuesto a compartirla y a jurarnos, al menos por una o dos noches más, que estaremos juntos para siempre.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Eduardo García

Eduardo García nació en Santo Domingo y, tras residir unos años en Chile, donde publicó sus tres primeras novelas, se afincó en Madrid. En España ha continuado con su labor de escritor, además de dedicarse a dar clases de yoga y a las terapias alternativas. Sus últimas novelas están disponibles en Gaymazon. Su columna La cuenta, por favor ha sido nominada a los premios Bésametonto 2013.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en La cuenta, por favor

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto