Dos hombres muy bien acompañados

Hay diferentes maneras de sacarse el estrés de encima: haciendo yoga (presente), teniendo buen sexo (presente) y viendo “Dos hombres solos, sin punto com…ni ná” (presentísimo). Aquí les dejo esta entrevista a Manolo Medina y a Rodrigo Ponce de León, estos dos encantadores y solitarios chicos que al final terminan haciéndonos compañía a nosotros. Que la disfruten.

Eduardo García • 02/05/2013

Dos hombres muy bien acompañados

manolo medina teatro si jerez rodrigo ponce de león comedia teatro dos hombres solos sin punto com ni ná

-¿Cómo nace esta obra, de la mente de quién sale y en qué o quién está inspirada?

Manolo : La he escrito yo y la obra nació como un homenaje que le quise hacer a mi madre, a mi abuela, y también a un personaje de mi pueblo que es totalmente heterosexual, casado y con ocho hijos, pero que si vas a tu casa te recibe en delantal y con modales amanerados. Mira, incluso está un poco inspirada en Lola Flores, ya que nos ponemos.

Rodrigo : Manolo la escribió para presentarla ante un grupo de amigos en un bar nuevo en Jerez, y fue tanto el éxito, que tuvo que irla repitiendo hasta que fue tomando forma hasta ser lo que ves ahora.

-¿Fueron desde un inicio ustedes dos?

Manolo : No, al principio la estuve haciendo con otro chico que estuvo conmigo como un año.

Rodrigo : Para ese entonces yo hacía monólogos, y por medio de un contacto logré probar una noche haciendo mi papel y fue química pura. Ya tenemos diez años juntos en esto.

-Cuando esta obra empezó hace más de diez años, era aproximadamente de unos 30 minutos y ahora dura dos horas y media. ¿Cómo ha sido la evolución de la obra?

Manolo : Las cosas se han ido dando poco a poco, se van agregando cosas que nos parecen aportes importantes y quitando otras, la hemos ido puliendo.

-Hay momentos en que hacen que el público participe, lo que me imagino que hará que cada presentación tenga un cierto toque diferente. ¿Cómo es la reacción de la gente en estos casos?

Rodrigo : Sí, a pesar de que los parlamentos son los mismos, cada obra es diferente porque cada público es diferente. Hay un momento de la obra en que subimos a algunas personas del público al escenario, y yo, que nunca sé quién es quién, termino siempre subiendo a los alcaldes de los pueblos y cosas así.

Manolo : La gente, cuando sube al escenario, hace y dice cualquier cosa, incluso llega a inventarse el nombre o a hacerse el chulito.

Rodrigo : No es lo mismo subir al escenario que “estar en el escenario”.

-¿Cuál ha sido el momento más difícil a la hora de participar con el público?

Manolo : Siempre decimos que nuestra obra es “políticamente incorrecta”, y hay cosas que le puede llegar a molestar a la gente. Por eso pongo una serie de consejos a la puerta del teatro, como por ejemplo, que si no tienes sentido del humor, que ni compres la entrada, o que el miedo a reírse a carcajadas que lo dejen en el descansillo de la casa.

Rodrigo : Pero a pesar de eso hay gente que insiste en verla porque le han contado que es muy buena. Pero si algún chiste de esos “incorrectos” no les gusta, ponen cara de asco. En la obra, yo soy el políticamente correcto, mientras que Manolo puede decir lo que quiera y le queda bien.

Manolo : Ya me ha tocado tener que pedirle a una señora que, estando en primera fila, deje de hablar por el móvil. O a una pareja que se les ocurrió llevar a su niño de tres años a ver esta obra, y claro, el niño no dejaba de hablar y llorar y de pedirle agua a su madre.

-¿Y el más jocoso?

Manolo : Definitivamente, una señora que, literalmente, se meó viendo la obra. Al final del espectáculo, no se atrevía a ponerse de pie porque tenía un charco de orina a su alrededor.

-¿Cómo describe cada uno de ustedes a su personaje?

Rodrigo : Como ya te he dicho anteriormente, yo soy el “políticamente correcto”, el machito y el machista que por razones económicas le ha tocado vivir con Manolo, que es todo lo contrario a mí.

Manolo : Mi personaje es heterosexual, pero es muy amanerado porque ha sido criado por su madre, seis hermanas y un mayordomo que para colmo era “maricón”.

-¿Entonces ambos personajes resultan ser heterosexuales?

Manolo : Así es.

-Independientemente de la condición sexual de cada uno de ustedes en la realidad, ¿creen que podrían intercambiarse los papeles en la obra y hacer el uno del papel del otro?

Rodrigo : Eso es totalmente imposible.

Manolo : Rodrigo es actor, yo soy artista. Con eso te lo digo todo.

-Me da la impresión de que, en teatro, es mucho más difícil hacer reír sin parar que hacer llorar, y ustedes lo logran por más de dos horas, lo que me consta. ¡¿Cómo lo consiguen?!

Manolo : Yo te diría que el secreto de esto es la sencillez con que está hecho. Si te fijas, es una fórmula muy sencilla.

Rodrigo : Incluso podríamos hacer la obra sin muebles ni nada, sólo dos sillas para nosotros dos y listo.

-Después de haber recorrido media España, llegan a Madrid. ¿Cómo se sienten con la acogida que les ha dado esta ciudad?

Manolo : Es muy difícil entrar a Madrid, pero lo hemos conseguido, y a casa llena.

Rodrigo : Ha habido mucho boca a boca, se ha corrido la voz y así hemos mantenido el teatro lleno.

Manolo : Realmente estamos muy contentos con la acogida y la reacción del público. Para darte un ejemplo, la gente suele hacer ovación de pie a teatro más clásico, más dramático tal vez, pero no a una comedia. Pues a nosotros, siendo esta fórmula tan sencilla, nos han ovacionado de pie.

-¿Qué quieren transmitirle al público?

Manolo : La gente necesita reírse, olvidarse de la puta crisis y de sus problemas por un rato,

Rodrigo : Hay personas que van venido a vernos entre cuatro y nueve veces. ¿Te imaginas lo que es eso?

Manolo : Una señora me dijo que le había pedido a su médico que le recetara venir a ver la obra para sanar sus dolencias.

-¿No pueden quedarse más tiempo en Madrid?

Manolo : Nos encantaría, pero ya teníamos compromisos previos, por eso estaremos ahora hasta el 12 de mayo, nos vamos de gira por España.

Rodrigo : Pero nos vamos con muchas ganas de regresar.

-¿Cómo puede su público enterarse por dónde andan de gira o de cuándo regresan a Madrid?

Manolo : Pueden escribirnos a nuestro email,

yomemeo@hotmail.com

Rodrigo : O visitar nuestra página web,

http://www.teatrosijerez.com/

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Eduardo García

Eduardo García nació en Santo Domingo y, tras residir unos años en Chile, donde publicó sus tres primeras novelas, se afincó en Madrid. En España ha continuado con su labor de escritor, además de dedicarse a dar clases de yoga y a las terapias alternativas. Sus últimas novelas están disponibles en Gaymazon. Su columna La cuenta, por favor ha sido nominada a los premios Bésametonto 2013.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto