Las fieras, nueva novela de Eduardo García

Llega "Las fieras", mi nueva novela, donde vuelvo a hablar acerca del lado más oscuro del ser humano. Aquí una breve nota.

Eduardo García • 23/06/2013

Las fieras, nueva novela de Eduardo García

eduardo garcia las fieras novela culebrón javier quevedo puchal amazon selva místico épico lado oscuro

Después de más de un año y medio de espera (en el que colaboré en cuatro libros de relatos con diversos autores), llega finalmente mi quinta novela, "Las fieras". Es, hasta el momento, mi novela más oscura, mística y épica. Es una especie de culebrón con tintes de suspenso, en el que la venganza será llevada al límite. Con un final, además, realmente sorprendente y poético.

Les regalo una sinopsis de la novela:

En Santa María de Clemente, un pueblo supersticioso de la selva amazónica, lleno de leyendas y alejado de toda civilización, nacen los gemelos Julio y Juliana Del Río. Al nacer con el pelo rojo, el pueblo se escandaliza y desconfía de ellos. Pero lo que marcará el destino de estos dos hermanos, es el haber nacido en la Hacienda de Esteban Sandoval, el hombre más poderoso y despiadado de la zona.

El mismo día en que nacen los gemelos, nace también Aparicio, el tercer vástago de Esteban Sandoval. A partir de entonces, la vida de todos los que rodean a estos personajes empieza a cambiar. Las Fieras es un homenaje a la parte más oscura de las míticas telenovelas de los años setenta, rescatando sus personajes místicos, sus tramas enredadas y sus pasiones más profundas. Todos tenemos una fiera dentro de nosotros esperando el momento más oportuno para salir.

Y también los dejo con la presentación que, amablemente, el escritor Javier Quevedo Puchal ha escrito para esta novela:

Algunos lugares son tan inconsistentes como una brizna de conciencia. Me refiero a los que no han sido creados para que nadie los habite, ni siquiera para que se los encuentre, sino más bien para ser soñados. Esos lugares solo pertenecen a la mente del hombre, o mejor dicho, de quien sueña; y en ellos nunca podrá perderse porque, en realidad, nunca los ha encontrado. Así ocurrió con Alicia, que tras lograr salir de la madriguera del conejo, descubrió que no sabía cómo volver al País de las Maravillas. O con la pequeña Dorothy, que solo encontró la salida del reino de Oz cuando entendió que se está mejor en casa que en ningún otro sitio. Y así fue también, por supuesto, con la familia Buendía, que regresó a la tierra de la que había salido cuando un ciclón arrasó con el pueblo de Macondo (y por ende, con ellos mismos).

La primera vez que visité Santa María de Clemente, entendí que aquel pueblo solo podía pertenecer a la topografía imposible de los lugares soñados. Mis pisadas no llegaron a arrancar el gorgoteo de la tierra embarrada en ningún momento y el viento jamás llegó a acariciarme la piel, así que detuve mis pasos e intenté comprender qué hacía que aquella zona no tuviera sonidos ni olores. Enseguida lo vi con esa lucidez que solo se alcanza en sueños: Santa María de Clemente sí tenía sonidos y olores, pero no los de un lugar real. Porque Santa María de Clemente huele a ambición desmedida y a sueños inconfesables y a supersticiones más consistentes que la ciencia. Santa María de Clemente suena a secretos inconfesables y a verdades silenciadas y a venganzas cocidas a fuego lento. Santa María de Clemente pertenece al reino de los mitos.

Pero, por favor, no teman extraviarse en este lugar. Como he dicho antes, nadie podrá perderse jamás en el sitio que, en realidad, nunca ha encontrado. Y aunque así fuera, Las fieras es la brújula perfecta para viajar por las tierras del inconsciente colectivo y regresar intacto. Gracias a la prosa sencilla y directa de Eduardo García, en Las fieras podrán ustedes ser turistas en un pueblo cuyo suelo ha sido abonado por las rencillas de varios clanes familiares… pero también regado por las esperanzas compartidas de almas que una sociedad rancia y machista pretende incompatibles. Podrán ustedes saborear una auténtica “saga literaria” (en el sentido más estricto de la expresión), un relato donde su autor combina de forma absolutamente desacomplejada el realismo mágico con la narrativa lgtb y el culebrón sudamericano. Y todo ello gracias a un mosaico de personajes con pulsiones y motivaciones a menudo más épicas que ellos mismos (en Las fieras se ama y se odia con intensidades casi rayanas en lo operístico… y a veces, cuando el autor se propone arrancarnos una sonrisa, rayanas en lo culebronero).

En todo caso, no quisiera distraerles más: ¡Bienvenidos a Santa María de Clemente, el pueblo del que alguien dijo una vez que “no es un lugar para ir de vacaciones”! Como ya habrán leído en su guía de viajes, esta es la tierra donde los odios han sobrevivido a varias generaciones… pero donde los afectos también. Por favor, no olviden dejar sus maletas en la habitación antes de salir a recorrer los senderos marcados que atraviesan la selva. Si llegan lo bastante lejos, tal vez incluso puedan contemplar ese paraje que algunos llaman el Lago de las Sirenas (y si tienen suerte, quizá vislumbren las extrañas criaturas rosadas que se dice que lo habitan). Pero atención: no olviden regresar antes de que anochezca, pues al igual que la selva está repleta de leyendas sobre criaturas maravillosas, también lo está de cuchicheos sobre seres no tan benevolentes que despiertan los miedos más atávicos del hombre, como “La Gata” o “La Loba”, cuyos encuentros pueden llegar a ser letales. Así que, en cuanto observen que el cielo se tiñe de un naranja violáceo, regresen de inmediato al pueblo y degusten la deliciosa cena de la hospedería. Tal vez incluso podrán compartir mesa con algún miembro de los Sandoval, los Heller o los Del Río. Y si tienen suerte, ¿quién sabe?, puede que éstos se animen a contarle alguna oscura anécdota familiar. Pero si no tienen tanta suerte, no se preocupen y sigan leyendo estas páginas. Eduardo García colmará su curiosidad, poniéndoles al día de los hechos sórdidos, pero también esperanzadores, que han edificado este lugar inconsistente como una brizna de conciencia.

Así que, sin más dilación, acompáñenme en la madriguera del conejo.

Déjense engullir por el tornado.

¡Pasen y vean!

Disponible ya en:

www.amazon.com (para América)

www.amazon.co.uk (Reino Unido y Europa)

www.amazon.es (España y Europa)

¡Que la lean y que la disfruten!

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Eduardo García

Eduardo García nació en Santo Domingo y, tras residir unos años en Chile, donde publicó sus tres primeras novelas, se afincó en Madrid. En España ha continuado con su labor de escritor, además de dedicarse a dar clases de yoga y a las terapias alternativas. Sus últimas novelas están disponibles en Gaymazon. Su columna La cuenta, por favor ha sido nominada a los premios Bésametonto 2013.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Aviso legal | Privacidad | Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación.