Metro de Madrid

Hoy, una conversación entre dos amigos sucede en el trayecto desde Tribunal hasta Santiago Bernabéu en el Metro de Madrid.

Eduardo García • 25/04/2013

Metro de Madrid

metro metro madrid conversación amigos gay

Estación de Metro Tribunal

-Definitivamente, voy a dejar de conocer a más hombres, ya no quiero más, ni uno más. Ya fue suficiente.

-¿De qué me estás hablando?

-Estoy cansado de los locos con los que me topo.

-Locos estamos todos, por eso a veces nos llaman “locas”.

-Estoy harto de los imbéciles que no saben lo que quieren.

-De ti creo cualquier cosa, menos que vayas a dejar de follar, que sé que tu debilidad son los hombres.

-Mira, al final yo no soy tan gay, lo que sucede es que encuentro que las mujeres son tan tontas, que por descarte, me acuesto con hombres.

-No me hagas reír, sabes que eres un maricón perdido, que das la vida por los hombres.

-La daba. Estoy harto de los estúpidos que marean, de los chats, de los perfiles que no son coherentes. ¿Para qué es un perfil? Dímelo tú.

-Para conocer a otro chico, ya sea para sexo o para amistad.

-Pero al final nadie busca amistad, eso lo sabes, lo que busca todo el mundo es sexo o verse por cam y nada más, aunque digan lo contrario. Dicen que buscan amistad y ponen una foto de un culo o de una polla. Además, si no eres su tipo, no te contestan. ¡Eso no es buscar amistad!

-Te veo muy pesimista.

-Más que pesimista, soy realista.

Estación Alonso Martínez

-Ya sé lo que te sucede, estás enamorado del cantante ese, no logras sacártelo de la cabeza.

-¿De qué cantante me hablas?

-Del que fuiste a ver el otro día, del que escuchas sus canciones todo el día.

-¡Estás loco!

-Loco no, soy muy observador. Se te sale la baba cada vez que lo ves, cuando escuchas sus canciones. ¿No te das cuenta de que no eres su tipo y de que están en mundos diferentes?

-¿Por qué me dices eso? ¿Tú de qué vas?

-Porque me voy dando cuenta. Él es mucho más joven que tú, quiere chicos de su edad, quiere salir, bailar, beber, drogarse. Tú buscas otra cosa.

-Yo ya no busco nada. No me interesa nada.

Estación Gregorio Marañón

-¿Qué pasó con el chico que vivía cerca de tu casa, el monitor de gimnasio?

-¿El que me enviaba mensajes y fotos todo el día por wassap?

-Ese mismo.

-Pues que después de dos polvos, ya no quiso más.

-¿Te lo dijo así?

-No hizo falta que me lo dijese, ya nunca tuvo más tiempo de verme. Qué casualidad que antes de los polvos tenía todo el tiempo del mundo, pero después, nunca más. Eso lo he visto tantas veces en mi vida.

-Hombre, sabes que a la gente no le gusta mucho repetir. Si les gustó mucho, tal vez repiten una vez, pero no hay una tercera, que después se piensan que se puede confundir con un compromiso.

-Es lo que te digo. ¿Me entiendes?

-Sé lo que me dices, pero no puedes tirar la toalla. ¿Qué fue de ese chico con el que te estuviste besando toda la noche en aquella fiesta que fuimos hace unas semanas atrás?

-¿El que no me soltó ni para ir al baño?

-Ese mismo.

-Pues lo típico, que quería una relación, pero de lunes a jueves, porque los fines de semana era para salir con sus amigos a bailar, a emborracharse y a drogarse. La misma historia.

-No entiendo, ¿y tú no podías formar parte de esos planes?

-Parece que no. No sé si se cohibía conmigo cerca o qué cosa. Bueno, ¿pero y tú? ¿Qué me cuentas?

Estación Nuevos Ministerios

-Pues en realidad, lo mismo que tú, sólo que me lo tomo de otra manera. Ahora me veo de vez en cuando con un chico que tiene una relación abierta. Lo veo de vez en cuando en las mañanas, mientras su pareja trabaja, y follamos. Como no es suficiente para mí, a veces me tomo un tren y me voy a alguna otra ciudad a pasar el fin de semana, que siempre me encuentro con chicos hambrientos y deseosos de follar con alguien de ciudad.

-Entonces nunca te falta.

-No, nunca me falta. En realidad, a nadie le falta, lo que hay es que ponerle ganas, no darse por vencido. Yo ya estoy claro que no voy a conseguir una relación, al menos no como yo la quiero, entonces como ves, lo que hago es disfrutar de los hombres, aprovecharme de sus cuerpos, y ofrecerles este cuerpito rico y fibrado de gimnasio que tantas horas de sacrificio me ha costado.

-Tienes el cielo ganado.

-Totalmente, aunque con las cosas que hago, ya no sé bien qué es lo que me he ganado, si el cielo o el infierno.

-Bueno, para algún lado irás después de morirte, no es que te vayas a quedar en el limbo.

-Si mi alma se va a quedar penando, que sea en un bar de esos de sexo duro, para al menos pasarme la eternidad rodeado de las cosas que me gustan.

-Pudieras pasarte la eternidad metido en una biblioteca.

-No, eso te lo dejo a ti, a mi me dejas rodeado de hombres desnudos, que es lo que me gusta, es lo que quiero hacer siempre.

Estación Santiago Bernabéu

-¿Qué es lo que está gritando en el móvil esta mujer que se ha sentado a nuestro lado?

-Creo que está peleando, pero yo no entiendo chino.

-No es china, ¿alguna vez viste a un chino en el metro? Los chinos no usan el metro. Debe de ser filipina o de Indonesia, o algo así.

-¡Dios! ¡Cómo grita! Creo que está peleando. Una persona no habla así de manera normal.

-No te escucho, vamos a movernos de asiento, no soporto más a esta china.

-No es china.

-Bueno, china o lo que sea, pero es oriental y grita como un demonio.

-Vamos, cambiemos de asiento.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Eduardo García

Eduardo García nació en Santo Domingo y, tras residir unos años en Chile, donde publicó sus tres primeras novelas, se afincó en Madrid. En España ha continuado con su labor de escritor, además de dedicarse a dar clases de yoga y a las terapias alternativas. Sus últimas novelas están disponibles en Gaymazon. Su columna La cuenta, por favor ha sido nominada a los premios Bésametonto 2013.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en La cuenta, por favor

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto