Chat

Contactos

Fotos

Guía

¿Por qué se alejan los hombres?

En esta entrega, una conversación con Alonso, que una vez más saca a relucir su problema con los hombres, con sus relaciones amorosas, con la manera en que los trata y cómo asimilia todo este rollo. Yo no emitiré opiniones, juzguen por ustedes mismos.

Eduardo García • 21/06/2012

¿Por qué se alejan los hombres?

alonso apodos mi bebé mi churri novio iluso facebook

-La verdad es que no entiendo por qué razón los hombres me salen corriendo después de un par de días conmigo,-me confesaba mi amigo Alonso, al borde de las lágrimas y la desesperación.-Me juran la luna, follamos increíblemente, pero desde que intento ir más lejos con ellos, me salen huyendo.

-Bueno, Alonsito, recuerda que hoy en día muchos dicen que quieren una relación pero ese deseo les dura lo que les dura la calentura.

-Pero esto es diferente, sé lo que te digo.

-A ver, ¿y por qué es diferente?-Le pregunté mientras le echaba azúcar moreno a mi café con leche cargado.

-Pues porque sé que han sido chicos que de verdad buscan algo más que una noche de sexo y de pasión, que sabes que de eso yo sé mucho.

-Entonces analicemos, ¿qué haces después de esa noche de pasión desmedida que les ofreces?

-Pues lo normal, les digo que al fin he encontrado al hombre de mi vida y que no quiero separarme nunca más de él.

-¡¿Eso le dices casi acabando de conocerlo?!

-Pues hombre, no es casi acabando de conocerlo, es después de haber compartido una gran intimidad, ¿o tú te piensas que compartir el sexo de manera tan entregada como lo hago yo es como para decir que lo acabo de conocer?

-¿Qué suelen responderte?

-No suelen responderme nada, la verdad.

-¿Y hasta ahí llega todo?-Quise saber.

-Pues a veces sí, pero otras veces la cosa continúa. Les cuento acerca de lo diferentes que son a mis ex novios, y hago un análisis de las cosas en las que son diferentes y en las que se parecen.

-Me estás hablando en serio…

-Claro que sí, no veo qué tenga de malo el que conozcan mi pasado. Les digo también que tengo grandes expectativas con ellos, para que se den cuenta de que los tomo en serio, que no es un polvo de una noche.

-¿Y de esa manera dices que encontrarás al amor de tu vida?

-Eso pienso.

-Pues bueno, te lo respeto, pero creo que estás asustando a tus chicos.

-¿Pero por qué? Eso es lo que no entiendo. Mira, yo les cocino, los llevo a comer fuera, les digo que son mis niños, los trato como a bebecitos.

-¿Tratas a un hombre adulto como a un niño y como a un bebé?

-Es por cariño.

-¡Pero qué cariño le puedes tener en la primera noche, por favor!

-Sabes que soy así, y me entrego totalmente. Por eso son mis niños.

-Alonso, disculpa que te diga esto, pero creo que te estás comportando de manera un poco ridícula. ¡¿Cómo vas a tratar a un hombre adulto como a un bebé?!

-Pero si es sólo de cariño, entiende. Les llamo apodos como “mi churri”, “mi niño”, “mi bebecito”.

-Pues no sé qué tipo de hombres te llevas a la cama, pero yo, personalmente, si estoy con un macho y me trata como a un niño, se me acaba la erección en ese mismo momento.

-Eres muy frío.

-Yo y todos los chicos que te han abandonado por lo mismo, ¿no te jode? Yo creo que lo que tú necesitas no es un novio, lo que necesitas es un bebé de verdad con el cuál darle rienda suelta a tus ímpetus paternales, o maternales, como lo quieras llamar. ¿Has pensado en la posibilidad de adoptar?

-Mira, para que veas que no todos son iguales, ahora estoy saliendo con un chico nuevo al que le digo todas esas cosas y ya me ha durado tres días. Además le cocino, lo llevo de compras, lo llevo a comer fuera.

-¿El mudo que me presentaste anoche, al que abrazabas como si se fuera a combatir a la guerra?-Le pregunté.

-No es mudo, es que no es de mucho hablar, y como yo hablo tanto, pues él prefiere escucharme. Lo abrazaba porque nos queremos.

-¿Se quieren ya?

-Sí, me lo dijo ayer en la mañana, y yo le dije que también lo quería. Por eso me lo llevo a todos lados conmigo.

-Como a un llaverito.

-Eres muy irónico.

-Y tú muy ilusa, que ya te lo he dicho antes.-Le dije, suspirando.

-Se viene a vivir conmigo. No tiene trabajo y necesita un lugar en el que vivir. A ver si éste me dura más tiempo, que estoy cansado de que todos se alejen de mi vida. Es que no lo entiendo, te lo juro. También le pagué el gimnasio para que vayamos juntos a entrenar. Incluso hago que me espere a la salida del trabajo. Es tan lindo mi bebecito.

-Pues mira, me parece genial que sigas haciendo todas esas cosas, tú compórtate como quieras y trata a tus hombres como te de la gana. Llena tu muro de Facebook de fotos suyas como lo has estado haciendo con el mudo. Ya has tenido tus tropezones antes, así que si te quieres seguir tropezando, adelante, bienvenido al mundo de “tropecé de nuevo con una piedra parecida”. Ya sabes que cuando me quieras contar tus cosas, puedes hacerlo, aunque sea sólo para desahogarte porque no escuchas consejos. Ve y disfruta de tu nuevo “churri” o “bebecito” antes de que se te aleje.

-No sé por qué te cuento las cosas.

-Porque tu vida es un “reality” y necesitas que todo el mundo sepa qué va siendo de tu vida. ¿Cómo te dijo un amigo tuyo? Que tu vida no es “Gran Hermano”, es “Gay Hermano”. Pues dale, publica todo en tu Facebook, como lo haces siempre, y cuando quieras hablarme y llorar, sabes que me tendrás siempre cerca.

Sonó el móvil de Alonso, miró la pantalla y se emocionó.

-Es un mensaje de “mi churri”, que ya está listo para irse a vivir conmigo. ¡Amo a mi bebé!

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Eduardo García

Eduardo García nació en Santo Domingo y, tras residir unos años en Chile, donde publicó sus tres primeras novelas, se afincó en Madrid. En España ha continuado con su labor de escritor, además de dedicarse a dar clases de yoga y a las terapias alternativas. Sus últimas novelas están disponibles en Gaymazon. Su columna La cuenta, por favor ha sido nominada a los premios Bésametonto 2013.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en La cuenta, por favor

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto