La Jueza y la Condesa

Había una vez dos muchachitas, una era jueza y la otra condesa. Un cuento moderno que estamos viviendo en estos momento y que se acaba el domingo. Y lo mejor de todo es que el final de este cuento, lo decides tú.

Alicia Rocafull • 18/05/2015

Votaciones | Foto: ilyast/iStock/Thinkstock

elecciones política carmena esperanza aguirre esperanza jueza carmena podemos

Había una vez dos muchachitas, una era jueza y la otra condesa.

La Jueza estaba licenciada en derecho, era defensora de obreros y detenidos durante la dictadura y fue cofundadora del despacho laboralista en el que se produjo la matanza de Atocha de 1977.

Años más tarde, en el 86, fue Premio Nacional Derechos Humanos. También fue nombrada Vocal del Consejo General del Poder Judicial y fundó la asociación progresista Jueces para la Democracia. Por si esto fuera poco, la muchacha fue también relatora y representante de España en la Organización de las Naciones Unidas en el Grupo de Trabajo contra las Detenciones Arbitrarias.

Y, para rematar, que casi se me olvida, fue asesora del Gobierno vasco de Patxi López sobre atención a las víctimas de abusos policiales en 2011.

Cansada ya, la jueza se jubiló de la judicatura en 2010, pero ahora es miembro del Patronato de la Fundación Alternativas.

Y ahora, viendo el panorama y porque, según sus propias palabras, sus amigos se lo han pedido, se presenta a ser la futura alcaldesa de Madrid.

Nuestra otra muchacha protagonista de este cuento es La Condesa. Condesa consorte de Bornos y grande de España, cuya única ocupación es ser política liberal y mosca cojonera, incluso dentro de su propio partido.

Esta muchacha se licenció en derecho y a continuación se dedicó a la privatización de la sanidad madrileña, manipulación en Telemadrid, el espionaje, estrellarse con un helicóptero y sobrevivir a un tiroteo en la India.

También se dedicó a cazar talentos, muchos de los cuales constan como imputados y algunos son reos ya en prisión, en el Caso Gürtel, la Operación Púnica y otros casos aislados de nada, como a ella le gusta decir.

También se habla de la financiación irregular de su campaña electoral, de su no destitución a Jesús Neira a pesar de su condena por conducir ebrio, de los servicios mínimos inconstitucionales durante las huelgas de 2010 y de su dimisión por la que muchos fueron a brindar a la Puerta del Sol. Fue un paripé, porque la dimisión no duró mucho, para nuestra desgracia.

Y como colofón a su curriculum vitae, consta como Huida de la policía en plena Gran Vía madrileña y atropello a la moto de un agente de movilidad.

Aun teniendo esta vida tan ajetreada, nuestra muchacha estaba aburrida y quería más y más protagonismo. Y aunque sus amigos le suplicaron que no lo hiciera, ella le pidió a su presidente ser alcaldable y el pobre no se pudo negar, no sabemos si por miedo o por que le debe algo a la chica.

Y aquí tenemos a las dos protagonistas del cuento, la jueza y la condesa.

Lo mejor de todo es que el final de este cuento, lo decides tú.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Alicia Rocafull

Alicia Rocafull es una escritora y bloguera nacida en Madrid en 1967. En 1991 ganó el segundo premio del Concurso de Relatos de Renfe y en 2013 uno de sus cuentos formó parte de una recopilación de microrelatos publicada por Diversidad Literaria. Nacida en el seno de una familia de rancio abolengo, esta oveja rosa se dedica al activismo social en temas LGTB, defensa de los animales y veganismo desde los años 90. Ha sido colaboradora en varias radios online de temática lésbica, creadora de la radio y chat de las ovejas rosas y autora de diversos blogs. Actualmente podéis seguirla en sus perfiles de Facebook y Twitter, en su canal de Youtube, y en su blog La Oveja Rosa.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.