Chat

Contactos

Fotos

Guía

Tábata y el mar

Los amores de Tábata están por todos los rincones del mundo. Hoy nos cuenta su aventura con una catalana en un bonito pueblo de Girona. ¡Qué cosas le pasan a nuestra Tábata!

Alicia Rocafull • 19/09/2014

tábata | Foto: Uso permitido

tábata desamor amor playa mar

Conocí a una chica majísima en el chat de chicas de Universo Gay. Sexibcn era de Barcelona y me dijo que era comercial de telefonía y que se llamaba Silvia, pero evidentemente ni se llamaba así ni trabajaba vendiendo nada, como pude saber mucho más tarde. Tuvimos muchas conversaciones de chat y de correo electrónico, hasta que un día dimos el salto al WhatsApp. Cada mañana me mandaba mensajes de buenos días, de buenas tardes y de buenas noches, hasta que fue un no parar y, como ya no podíamos más con la tensión sexual, una de estas mañanas me dio los buenos días de viva voz.

Después de muchos días hablando por teléfono durante horas, decidí liarme la manta a la cabeza y le propuse conocernos. Habían pasado ya varios meses desde nuestro primer encuentro en el chat y ya iba siendo hora de vernos. Durante nuestras largas conversaciones siempre fantaseábamos con paseos por la playa, amaneceres maravillosos y cenas a la luz de las velas. Muchas veces las fantasías eran tan reales que podía sentirla muy muy cerca, pero claro, tanto ella como yo necesitábamos más.

Como ella vivía en Barcelona y yo tenía muchas ganas de mar, Mercè, que así se llamaba la moza, me propuso quedar en un pueblito costero de Girona que se llama Calella de Palafrugell (no confundir con el otro Calella, el del Maresme). Y para allá que me fui con mi trolley a pasar un fin de semana que prometía ser maravilloso.

El hotel estaba en primera línea de playa, una playa preciosa, por cierto. A media tarde apareció Mercè, que era tan preciosa como la playa. Bajé y nos tomamos un café en la terraza del bar, tan ricamente. Después dimos un paseo por la playa y hablamos sin parar. Luego cogimos su coche y nos fuimos a cenar a un bonito restaurante con velas en la mesa.

Todo era como había imaginado, como tantas veces habíamos planeado. Después de cenar y ver las estrellas desde el mirador de rigor, ese mirador que tienen todos los pueblos para parar a mirar las estrellas, nos dirigimos en el coche hacia el hotel. Ella me miraba mientras conducía y, cuando cambiaba las marchas, me rozaba en el muslo con el dorso de la mano. En este tonteo estábamos cuando de pronto nos dieron el alto los mossos d´esquadra por exceso de velocidad. Y es que ya decía yo que todo era demasiado perfecto….

A Mercé le pusieron una multa muy gorda por correr más de la cuenta, se ve que tenía prisa la chiquilla por echar el polvo. Menos mal que ella les enseñó su placa de MOSSA D'ESQUADRA para que así la multa no llegara a casa y así SU MUJER no viera la foto del radar.

Qué cosas me pasan… ya sabía yo que ni vendía teléfonos ni se llamaba Silvia, pero lo de que estuviera casada no se me había pasado por la cabeza...

Ya os contaré lo que pasó después, que no quiero alargarme demasiado. Feliz fin de semana y ya sabéis, mucho cuidado con quién ligáis por internet… porque nada es lo que parece.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Acerca de Alicia Rocafull

Alicia Rocafull es una escritora y bloguera nacida en Madrid en 1967. En 1991 ganó el segundo premio del Concurso de Relatos de Renfe y en 2013 uno de sus cuentos formó parte de una recopilación de microrelatos publicada por Diversidad Literaria. Nacida en el seno de una familia de rancio abolengo, esta oveja rosa se dedica al activismo social en temas LGTB, defensa de los animales y veganismo desde los años 90. Ha sido colaboradora en varias radios online de temática lésbica, creadora de la radio y chat de las ovejas rosas y autora de diversos blogs. Actualmente podéis seguirla en sus perfiles de Facebook y Twitter, en su canal de Youtube, y en su blog La Oveja Rosa.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en La Oveja Rosa

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto