Chat

Contactos

Fotos

Guía

"Capri. De Tiberio a la Dolce Vita". Octavio Aceves.

Si los buenos ensayos, si los ensayos honestos revelan una pasión de autor, podríamos decir que Octavio Aceves es alguien con un corazón muy grande en el que tienen cabida notables y numerosas pasiones. Con el actual asistimos al final de una trilogía que empezó con París y Venecia. El ensayo, en definitiva, constituye un claro ejemplo de que una historia de amor puede darse perfectamente no sólo entre dos personas, sino también entre un rincón del mundo y un alma sensible a la belleza y a la Historia.

Guillermo Arroniz López • 11/07/2016

Capri | Foto: Uso permitido

capri homosexuales homosexualidad aceves octavio aceves libro ensayo viajes mediterráneo historia dolce vita

Si los buenos ensayos, si los ensayos honestos revelan una pasión de autor, podríamos decir que Octavio Aceves es alguien con un corazón muy grande en el que tienen cabida notables y numerosas pasiones. Con el actual asistimos al final de una trilogía que empezó con París y Venecia. Eso si nos limitamos a rincones del mundo, pero los grandes temas del autor abarcan el esoterismo, las herejías cristianas medievales y renacentistas (cátaros, valdenses y hugonotes), la música y sus divas (María Malibrán y Victoria de los Angeles) o la alta sociedad. En este caso el amor desbordante de Aceves recae sobre la hermosa isla de Capri, que desde hace dos mil años demuestra tener un poderoso imán para las grandes personalidades y los amantes de la soledad y el sortilegio. Así el autor nos va llevando de la mano para hacer las diversas visitas que ofrece la isla: la gruta azul; las famosas residencias convertidas en hoteles, museos, fundaciones; los caminos históricos; el viejo palacio de Tiberio... y nos presenta a los principales protagonistas que han dado renombre al lugar, por supuesto el emperador romano, pero después de él numerosos artistas y empresarios de los siglos XIX y XX, dedicando un pequeño capítulo a la sociedad del cine que rodeó a la película "La dolce vita" y el brillante momento social que ésta marcó con las estrellas de Hollywood y Roma.

Hasta ahí el enfoque es original por mezclar mundos tan diversos, pero algo que se puede esperar por aglutinar parte de la historia del lugar, sin embargo lo que nos habla una vez más del corazón del vidente y escritor es que también menciona a las personas que han constituido "su" Capri: los hosteleros, camareros, capitanes de barco y demás caprenses que lo han atendido en los últimos años durante sus visitas a la isla.Y es que Aceves es de natural muy generoso y no olvida un gesto amable.

Otro punto que llama la atención en este ensayo es el notable número de homosexuales que han buscado refugio en la isla, una mayor tolerancia de la que podían encontrar en el continente, sin que Capri pudiera a veces protegerles del todo.

"Sin ninguna duda, Jacques d'Adelsward-Fersen (París, 1880 - Capri, 1923), mejor conocido por Baron Fersen, fue uno de los más excéntricos que habitaban en la isla de Capri [...] regentaban un kiosko dos hermanos, uno de ellos era Nino Cesarini, mulato de 15 años [...] Fersen queda obnubilado por su hermosura [...] y junto con Nino como secretario regresa a la isla para inaugurar en julio del año 1905 el palacio (Villa Lysis), dejándole el honor Nino de colocar la última piedra [...] vivió en la isla más de dos décadas acompañado de su secretario y amante, suicidándose con una sobredosis de cocaína de 5 gramos, mezclada con opio y alcohol, el 5 de noviembre de 1923 siendo enterrado en el cementerio no católico de Capri".

Páginas 65-66.

"Alfred Friedrich Krupp [...] La historia de Krupp se remonta a un adolescente afeminado que tiene horror a las mujeres [...] Cuando se hospeda en los grandes hoteles de Berlín, siempre pide dos suites: una para él y otra para su mujer. Pasa los inviernos a bordo de su yate en la bahía de Capri, al sur de Italia. Krupp es acusado de montar «orgías sexuales» con decenas de jóvenes italianos en las grutas de la isla de Capri pero, protegido por altas instancias políticas y militares, éste no se preocupa de que vengan a molestarle, teniendo en cuenta además que numerosas personalidades vienen a veranear en su residencia de Captri, acompañados de chicos italianos [...] Pese a todo, y cada vez más asediado por la prensa, Krupp se suicida el 22 de noviembre de 1902. Su muerte será disfrazada de ataque cardíaco".

Páginas 88-90.

En este sentido el libro invita a investigar sobre la relación que ciertas islas del Mediterráneo han tenido siempre con aquellos que buscaban una vía de escape, un rincón donde huir, un campo de tolerancia... que muchas veces no era tanta como ellos esperaban. Cómo los climas "benévolos" de estos pedazos de tierra y su aislamiento gracias al mar hacían soñar a unos y otros (famosos en busca de calma, homosexuales en pos de poder vivir más abiertamente su erotismo) con un edén como el que que la Historia cuenta que Tiberio se construyó -entre perversidades, no obstante.

La obra viene acompañada de muchas fotografías en blanco y negro, tanto de los rincones de la isla (palacios, villas, museos, hoteles...) como de los personajes famosos que hicieron de ella su casa durante más o menos tiempo: Graham Greene, Pablo Neruda... o las actrices Liz Taylor, Brigitte Bardot o Sophia Loren.

El ensayo, en definitiva, constituye un claro ejemplo de que una historia de amor puede darse perfectamente no sólo entre dos personas, sino también entre un rincón del mundo y un alma sensible a la belleza y a la Historia.

Nota: Aconsejamos al lector que busque la segunda edición, más cuidada que la primera.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Libros

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto