Chat

Contactos

Fotos

Guía

Historias del Crazy Bar y otros relatos de lo imposible. María Concepción Regueiro y Lola Robles.

Las historias que se engloban en este libro de tan original nombre se engloban en el género de Ciencia Ficción. Género donde caben tanto las divagaciones y fantasías sobre un futuro posible o probable, lleno de hologramas y corporaciones privadas que pretenden controlar el mundo; como los what if? propios del cómic, en las que se plantea qué habría sucedido si un hecho concreto hubiera sido de otra forma a como fue, y en qué medida ese cambio habría afectado al futuro que no ocurrió.

Guillermo Arroniz López • 08/08/2013

Historias del Crazy Bar

lesbianas ciencia ficción sensualidad relatos literatura stonewall concepción regueiro lola robles

Historias del Crazy Bar y otros relatos de lo imposible. María Concepción Regueiro y Lola Robles.

“[…] pero en marzo de 1901 había un piano doméstico del siglo XIX en lo que debía ser la casa de Senén, what if? propios del cómic, en las que se plantea qué habría sucedido si un hecho concreto hubiera sido de otra forma a como fue, y en qué medida ese cambio habría afectado al futuro que no ocurrió.

Precisamente con uno de esos últimos comienza “Historias del Crazy Bar”, planteando, en las fechas que antecedieron a la Segunda Guerra Mundial, una España en la que la República hubiese conseguido sofocar el levantamiento militar.

Curiosamente, en esos futuros planteados por las autoras –que se turnan ordenadamente para ofrecernos cinco relatos cada una-, se siguen desayunando suizos y churros; se sigue acudiendo a los bares para ahogar las penas; y se continúa amando a las personas con la dificultad que ello entraña. Se han sustituido las muñecas hinchables por androides, es verdad, igual de complacientes pero mucho más cálidas a la hora de compartir un lecho; y los pendientes son musicales o las camisetas llevan hologramas pero, en lo esencial, los seres humanos siguen sintiendo como en nuestros días, y sus historias nos llegarán fácilmente a la fibra porque sus problemáticas son las nuestras: gentes que se buscan, gentes que se enamoran, gentes que son correspondidas, gentes que sufren ataques de celos, gentes que necesitan ir a sitios desagradables y hacer trabajos duros para ahorrar… Podemos decir limpiar baños en un restaurante de otro país o tomar mediciones de radiación en un planeta, el fondo es el mismo.

Imposible olvidar, por otra parte, que este es un libro escrito por mujeres donde la mayoría de las historias (todas menos una) son protagonizadas por mujeres. Mujeres, además, que aman y desean a mujeres, o a hombres y mujeres; pero siempre encontramos al sexo femenino en la ecuación erótica. La sensualidad es una nota común en todos los relatos, el deseo está en el aire: igual se echan miraditas una camarera y una mujer de mediana edad que dos técnicas de minería en otro planeta; lo mismo da haber sido monja misionera que ser una hetaira de fama internacional que da congresos sin dejar de prestar sus servicios: hay siempre una seducción, una segunda lectura, un deseo que muchas veces se palpa y se describe con cierto detalle: las autoras, sin entrar en la pornografía, no tienen miedo de hablar del sexo de sus personajes, lo que los torna, sin duda alguna, más reales, más creíbles.

No hay mucha tregua para los personajes masculinos y, en su mayoría, son machistas o cobardes, a veces meras parejas de las auténticas protagonistas; parejas que no quieren dejarlas vivir la auténtica vida que han soñado, o al menos que son una amenaza, en una u otra medida, para su realización. Las autoras son reivindicativas; feministas en su claro discurso por la independencia, la autonomía y el valor profesional y personal de la mujer; y no escapan a la conciencia social. Este último punto lo desarrollan con cierto detenimiento cuando avisan de los riesgos de una contaminación excesiva de la tierra; o cuando describen empresas privadas que por medio de engaños consiguen ganar dinero y poder en la sociedad del mañana; o cuando nos avisan de que no hay situaciones irreversibles y que los derechos del colectivo LGTB pueden verse derogados si no seguimos luchando por ellos, por mantenerlos y para que estén llenos de contenido, del mismo contenido de los derechos de los heterosexuales.

La prosa es ágil, los relatos se leen con facilidad. Los mayores aciertos, sin duda, traernos a los ojos y a la mente, una y otra vez, las problemáticas de gente tan real como nosotros aunque estén situadas en escenarios futuros o hipotéticos. Las mujeres del mañana o las del ayer (especialmente atractiva la historia que se desarrolla en torno a un cuadro en la década de los cincuenta del siglo XX, con El Escorial de fondo) están llenas de amor, de deseos de enamorarse, de ganas de compartir su vida y luchar por su reconocimiento… aunque no siempre lo consigan.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Libros

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto