Chat

Contactos

Fotos

Guía

Mujeres en la historia. 1800-1940. Varias autoras. M.A.R. Editor

Veintisiete autoras reunidas en el mismo tomo para hablarnos de otras mujeres. Mujeres que dejaron un nombre grabado en la Historia, o sólo en sus familias y conocidos. Igualmente importantes unas y otras, sus sentires, sus relaciones con los hombres y con el mundo, sus deseos y sus deseos frustrados, sus éxitos y todo cuanto pagaron (de más) para obtenerlos por su condición femenina. Este homenaje viene a intentar cubrir un poco de ese enorme silencio, ese cráter descomunal de olvido que se ha abierto para las mujeres a lo largo de muchos siglos de cultura dominada por el varón.

Guillermo Arroniz López • 19/08/2014

Mujeres en la Historia | Foto: Uso permitido

mujeres literatura relatos ficción historia

"Sobre su piel blanca, un collar de perlas. Y lo mejor era el pelo. Rodeando su cabeza, el pelo recogido en un moño flojo destellaba como el cobre; lo había conseguido con mucha paciencia y unas estudiadas mezclas de amarillo ocre, carmín de Garanza, un poco de magenta y amarillo limón".

Retrato de mujer con collar. Mary Cassatt. Por Emy Luna. Página 214.

"Mientras sus amigas se ilusionaban con vestidos y lacitos rosas, ella los detestaba y prefería esconderse en la habitación para desarmar relojes y radios y reparar los pequeños electrodomésticos que dejaban de funcionar en su hogar. De nada sirvió que sus padres intentaran obligarla a llevar ropa femenina y que se interesara por las muñecas. Tilly era feliz ensuciándose las manos [...]". El orificio de Ms. Shilling. Por Silvia Cuevas-Morales. Página 179.

Veintisiete autoras reunidas en el mismo tomo para hablarnos de otras mujeres. Mujeres que dejaron un nombre grabado en la Historia, o sólo en sus familias y conocidos. Igualmente importantes unas y otras, sus sentires, sus relaciones con los hombres y con el mundo, sus deseos y sus deseos frustrados, sus éxitos y todo cuanto pagaron (de más) para obtenerlos por su condición femenina. Este homenaje viene a intentar cubrir un poco de ese enorme silencio, ese cráter descomunal de olvido que se ha abierto para las mujeres a lo largo de muchos siglos de cultura dominada por el varón.

Las que dejaron su huella no lo hicieron (salvo excepciones, las excepciones de las excepciones) sin sacrificio, y de ahí que el libro tenga este gran sentido además de los veintisiete sentidos que aportan cada uno de los relatos.

Entre las autoras encontraremos a una mayoría de contemporáneas pero también tendremos cita con algunas que ya nos dejaron, como Josefina Aldecoa; Marie D'Agoult; o Edith Wharton, la primera mujer en ganar el Pulitzer, allá por 1920.

"La otra razón de su retraso fue de carácter personal. Se le pasó el tiempo fumando su cigarro porque en el fondo era un gozador, y pensar en un placer futuro le daba una satisfacción más sutil que su realización, en especial cuando se trataba de un placer delicado, como lo eran la mayoría de los suyos".

La edad de la inocencia. Por Edith Wharton. Página 56.

"Los jóvenes nobles, aburridos de enfadarse por la fuerza de la realidad, se dedican a viajar, pero ¿de qué manera? Van a países desconocidos, a descubrirse ellos mismos. Han visto con satisfacción que en el resto del mundo la aristocracia francesa mantiene su prestigio. Una vez reconocidos fuera de Francia sus privilegios, la nobleza pudo volver a sus hogares más vana, más inútil, más sombría, más gorda y más ridícula de lo que salió". Sobre la aristocracia y la burguesía. Por Marie D'Agoult. Página. 117.

En estos relatos, como comentábamos, nos encontraremos a veces historias inventadas o recreadas de mujeres muy famosas como la pintora Frida Kahlo, la política Clara Campoamor, o la química Marie Curie. Otras, nombres importantes, quizá no sean tanto del dominio público y de ahí que los relatos puedan ayudar a que se extienda su conocimiento entre los lectores. Y finalmente están las mujeres anónimas y la forma en que pudieron influir en la gran Historia con mayúscula desde el discreto rincón que la vida les reservó aun cuando tuvieran grandes talentos.

El hecho de que se crucen textos escritos en los últimos años con otros de más de un siglo enriquece aún más la lectura pues aunque cada autora y cada cuento puedan tener su propio estilo, se aprecia un diálogo entre la literatura anterior y posterior a 1950, con una tendencia al lenguaje más directo y menos barroco en el mundo actual, así como una evolución en los campos semánticos y los vocabularios empleados, incluso en los temas, sin tratar de compartir un leit motiv común, como es el mundo femenino y su relación con lo que la rodea: una sociedad que la juzga por no morir en vida desaparecido el marido; o el arte a través del que consigue sublimar sus fundamentados celos a pesar de tener que retratar a su enemiga directa.

Una visión literaria de mujeres vistas por mujeres que será interesante para todos, con independencia de su sexo genético, orientación sexual o rol. Un libro para reflexionar sobre la evolución de la Mujer y la Literatura en el mundo occidental en los últimos doscientos años. Y no es poco.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Libros

© Looping Media, S.L., 2007-2019
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto