Chat

Contactos

Fotos

Guía

7 animales que practican la homosexualidad para regalar a personas homófobas

Algunas personas homofóbicas tienen la teoría de que la homosexualidad sólo es habitual en el homo sapiens, no produciéndose en las demás especies animales, un error tan sencillo de corregir como echar un vistazo a la naturaleza.

Jackeltuerto • 20/03/2016

7 animales que practican alguna forma de homosexualidad para regalar a personas homófobas | Foto: Youtube

animales manny pacquiao vladimir putin donald trump

Se ponga como se ponga el club de la homofobia, el reino animal ha dado las suficientes demostraciones de su homosexualidad como para que lo haya constatado la Universidad de California. De todas las especies animales cuyo comportamiento sexual fue analizado, absolutamente todas ellas demostraron disfrutar de la libertad sexual sin los prejuicios habituales del homo sapiens. Siendo justos, no se trata exactamente de homosexualidad, sino de bisexualidad porque, en muchos casos, copular con miembros de su mismo género no excluye mantener también relaciones íntimas con el sexo opuesto.

Desde luego, lo que nunca haría sería regalar cualquiera de estos animales a personas homofóbicas como Vladimir Putin, Manny Pacquiao, los miembros de la ONU que están en contra de los derechos de la comunidad LGTB, Donald Trump o los entrenadores y deportistas que hacen que la vida sea miserable para sus compañeros de vestuario homosexuales, pero sólo porque no tengo nada en contra de los animales. Advierto que, tras ver estos vídeos, cualquiera podría interpretar que películas como Madagascar (Eric Darnell & Tom McGrath, 2005, EE.UU.) o Kung Fu Panda (Mark Osborne & John Stevenson, 2008, EE.UU.) son de temática gay… y quizás no les falte razón.

1.- Leones para Trump y Putin

Esta historia no te la contaban en El rey león (The lion king, Roger Allers & Rob Minkoff, 1994, EE.UU.), ¿verdad? Pero el hecho de que un león prefiera acicalarse la melena mientras la hembra busca comida y protege a sus crías debería habernos dado una pista sobre la verdadera sexualidad del rey de la selva ¿o deberíamos decir directamente reina?

2.- Simios para Pacquiao

Da lo mismo que sean bonobos, macacos o gorilas, los simios han dado sobradas muestras de bisexualidad, tanto entre machos como entre hembras, como también alternando sin problemas los roles de activo y pasivo. Vamos que más que homosexuales o bisexuales, los simios son claramente pansexuales.

3.- Perros para miembros de la ONU que no les gustan los sellos LGTB

Que los perros practican la homosexulidad está probado por muchos estudios. Quien más y quien menos ha podido comprobarlo in situ. Cierto que en el caso de los perros es más fácil de observar que en las perras, pero sucede en los dos sentidos.

4.- Delfines para los entrenadores y deportistas

Completamente bisexuales y juguetones parecen ser los delfines, quienes parecen disfrutar además del sexo en grupo, sin importarles si juegan con otro macho o con otra hembra.

5.- Pingüinos para el gobierno de Indonesia

Una pareja de pingüinos gays muy famosos son Silo y Roy, que pasaron junto seis años en el Zoo de Central Park, en Nueva York. Su historia de amor quedó plasmada en un libro, Tres con Tagno (And tango makes three, Justin Richardson & Peter Parnell, 2005), que causó gran controversia entre los espíritus más reaccionarios porque se trataba de un libro para niños. La historia se repitió en Faunia, en Madrid, con Inca y Rayas, a quienes, para desgracia de los más reaccionarios, contrarios a la adopción de parejas homosexuales, les cedieron un huevo para incubar. Y es que se da el caso de otra pareja de pingüinos en China que incluso llegaron a robar huevos de otras parejas heterosexuales con la finalidad de hacer cumplir su sueño de formar una familia.

6.- Buitres para homófobos homosexuales

A finales de los años noventa se hicieron populares dos machos buitres que vivían en el Zoo Bíblico de Jerusalem, Dashik y Yehuda, que se arrebataron en una frenética actividad sexual que concluyó con la construcción de su nido. Sus cuidadores les proporcionaron un huevo artificial que incubaron y posteriormente reemplazaron por una cría de buitre que la pareja cuidó como si fuera suya.

Buitres gays | Foto: Uso permitido

7.- Gatos para el clero

Más que homosexualidad o bisexualidad, el caso de los gatos es más de necesidad y abuso. Cuando un macho no está castrado y no dispone de hembra con la que desahogarse, por lo que no duda en aprovechar cualquier orificio que tenga a su alcance, teniendo la precaución de que, en el caso de que sea el conducto rectal de otro gato, que sea de menor tamaña para poder reducirlo sin mayores problemas.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Loco Mundo Gay

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto