Da lo mismo si Tinky Winky era o no era gay, ahora ya forma parte de los iconos del colectivo LGBT

Creado como un programa dirigido a infantes menores de 5 años, los Teletubbies parasorn a convertirse en un icono del colectivo LGBT en el momento en que sus detractores comienzan a quejarse al interpretar que Tinky Winky representa a un homosexual, a quien realizamos un homenaje al fallecer Simon Sheldon, el actor que le daba vida.

Jackeltuerto • 27/01/2018

Da lo mismo si Tinky Winky era o no era gay, ahora ya forma parte de los iconos del colectivo LGBT - Foto: Youtube

reino unido teletubbies tinky winky simon sheldon icono lgbt

Conocido por interpretar a uno de los cuatro teletubbies, el 17 de enero fallecía Simon Sheldon, a los 52 años de edad, como consecuencia de una hipotermia tras sufrir un colapso cuando caminaba por la calle, en Liverpool. Hasta aquí una triste noticia, de un actor cuyo rostro no recordaremos al haberse hecho famoso por interpretar un entrañable personaje dentro de un disfraz. Pero lo cierto es que no se trata de un teletubbie cualquiera, sino de Tinky Winy, aquel que al ser cuestionado por su orientación sexual termina por convertirse en un auténtico símbolo del colectivo LGBT, para sorna de sus detractores. De hehco, en el siguiente vídeo podemos comprobar cómo se hace esperar, como toda buena reinona.

Efectivamente, aquellos que siempre buscan la paja en el ojo ajeno, como Jerry Falwell, predicador evangelista estadounidense, deciden que porque va de morado, tiene un triángulo invertido en la cabeza y osa llevar un bolso rojo, además de unos supuestos ademanes femeninos, se trata de un abominable personaje homosexual dentro de un programa de televisión, creado por Anne Wood y Andrew Davenport para la BBC, que para postres está dirigido a niños, qué digo niños, ¡bebés e infantes de preescolar! En el siguiente vídeo lo mejor de Winty Winky, a quien Sheldon interpretaba como si fuera un niño de tres años.

Antes de que surja la polémica sobre la orientación sexual de Tinky Winky, un telespectador envía una carta a una revista, sólo dos meses después de la emisión del primer programa, el 31 de marzo de 1997, cuestionando que Tinky Winky lleve un bolso rojo, aunque la controversia no se desata hasta que surge el predicador advirtiendo que podría tratarse de un símbolo de perversa homosexualidad, llegando la defensora del menor de Polonia a iniciar una investigación al respecto, que se ve obligada a abandonar ante el rechazo de la Comisión Europea. Quizás si hubiera utilizado el siguiente vídeo habría podido demostrar algo, más allá de su propia estupidez.

No me extrañaría que la primera denuncia tuviera su origen en el propio deseo de aquel telespectador de poseer un complemento tan ideal, así como el predicador podría estar proyectando en el inocente Tinky Winky sus propias perversiones, estando desesperada la defensora del menor de Polonia al no haber conseguido el último catálogo de Ikea. En cualquier caso, este tipo de acciones no consigue otra cosa que incrementar la popularidad de los teletubbies, convirtiendo ya de paso al propio Tinky Winky en un símbolo más del colectivo LGBT, a quien rendimos un sentido homenaje ante el fallecimiento del actor que le daba vida, aprovechando para demostrar que, efectiamente, se trataba de un pérfido personaje que, como todo miembro del colectivo LGBT, Tinky Winky se interesa por la cultura.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Aviso legal | Privacidad | Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación.