Descubre todas las formas de senos que te puedes llevar a la mano o a la boca

Los criterios entre los que podemos dividir los diferentes senos varían en función de su forma, de su tamaño y de la edad de la persona que los porta.

Jackeltuerto • 31/05/2016

Senos | Foto: Uso permitido

senos pechos tetas estudio

Perplejo me quedo al investigar sobre las diferentes formas de senos femeninos que nos podemos llevar a la mano o la boca. Si cuando buscaba las formas de penes encontré una implacable uniformidad, en el caso de los pechos femeninos, no sólo existe una discrepancia en el número, sino también en el nombre, siendo algunas formas de pecho denominadas de forma peyorativa y llegando a hablar de malformaciones para describir algunos tipos de senos, algo que no tenía lugar por curiosa que fuera la verga examinada.

También es cierto que la nomenclatura depende de quien haya realizado el estudio, puesto que no es lo mismo cuando está detrás una marca de lencería, a quienes sólo interesa la forma y el volumen, que cuando parte de un centro de estética, que no lo hacen con fines precisamente estéticos, sino más bien económicos. Por eso, aplicando mi propio criterio, que no tiene por qué ser mejor ni peor, procedo a exponer los diferentes tipos de glándulas mamarias en función de su forma, de su volumen y hasta de su edad, para que cada cual escoja la combinación que mejor le defina.

Pectus Cerinatum

También denominado pecho de paloma, es el que se presenta cuando, por la forma del pecho, los senos no consiguen sobresalir del tórax de la manera habitual.

Pectus Excavatum

El ejemplo opuesto, cuando el esternón presenta un hundimiento que provoca que los senos queden hundidos, mostrando una apariencia llena de arrugas en la zona del busto.

Primas lejanas

Denominado por algunos como «senos este-oeste», se dan cuando cada seno apunta en una dirección distinta, dejando un espacio en el centro del pecho. Podrían denominarse también pechos estrábicos, o a la medida de la mirada de Fernando Trueba.

Fernando Trueba | Foto: Uso permitido

Hermanas gemelas

Son aquellos senos que dejando un espacio en el centro, ambos apuntan en la misma dirección.

Nariz de Snoopy

También denominados «cilíndricos» o «asimétricos», son aquellos senos que apuntando en la misma dirección, no tienen el mismo peso, siendo uno más grande que el otro. Nunca se me habría ocurrido denominarlos aludiendo al personaje creado por Charles M. Schultz, pero así es como los llaman. Pero que no cunda el pánico si te das cuenta que uno de tus pechos es ligeramente más grande que el otro, según un estudio de la revista Annals of Plastic Surgery, sucede en todas las parejas de tetas, concretamente, la izquierda suele ser más grande que la derecha.

Tetas en forma de Nariz de Snoopy | Foto: Uso permitido

Globos

Son esos pechos que por su forma redondeada y su firmeza siempre te dirán que te los has operado, aunque no sea necesariamente así.

Par de globos | Foto: Uso permitido

Campanas o peras

Son aquellos senos que son más delgados en la parte anterior y cogen más forma en la posterior.

Dos peras | Foto: Uso permitido

Berenjena o mamas tuburosas

Así se denomina comúnmente a los senos en constricción, es decir que presentan una anomalía por la presencia de un tejido fibroso en forma de anillo, que limita el crecimiento regular de los senos, que les proporcionan esa forma de berenjena. Habitualmente las mamas están separadas, con aureolas grandes, predominando sobre el resto del tejido y dilatadas por la hernia presente en la mama.

Berenjenas | Foto: Uso permitido

Gotas de agua

Cuando ambos senos son redondos, alineados y sin presentar desigualdades ente uno y otro, son los senos que habitualmente se denominan perfectos. ¿Se referiría a estas gotas aquel replicante de Blade Runner?

Senos en forma de gotas de agua | Foto: Uso permitido

Estándar o redondos

Designar a unos senos como «perfectos» significa denominar imperfectos a los demás. Por eso creo que es más apropiado denominar senos estándar a esos cuyos pezones apuntan al exterior con precisión, habitualmente redondos, alineados y sin presentar desigualdades entre uno y otro. Un tipo de seno que coincide con la plenitud física de su portadora. Si tienes unos senos redondos y a la vez con forma de gotas de agua, claramente has ganado el boleto a la más deseada.

Senos estándar o redondos | Foto: Uso permitido

Cargados

Los senos que denominan «precipitados» se caracterizan por tener una ligera curvatura hacia arriba, o lo que es lo mismo como si estuvieran cargados y apuntando para seducir a sus víctimas. Un tipo de seno que mantiene su época de plenitud entre los 18 y los 25 años de edad.

Tristes

Se denominan «caídos» al tipo de senos cuyos pezones apuntan hacia abajo, dando una apariencia de debilidad. Son los senos habituales en mujeres que, con pechos de mucho volumen, pierden consistencia después de tener hijos o durante la menopausia al perder fortaleza y caer. Curiosamente, un estudio de la Universidad de Besançon establece que es el uso de sujetadores lo que proporciona la debilitación de los músculos que contribuyen a la firmeza del pecho, cuya caída también es producida por el abuso del tabaco.

Delgados

Cuando los pechos son más largos que anchos.

Discretos

¿No habíamos quedado que el tamaño no importa ¿entonces no deberíamos denominar pequeños a unos senos por debajo del estándar. Es mucho más elegante hablar de senos discretos para designar a aquellos que no tienen gran cantidad de tejido graso en la parte interna de las mamas. En cualquier caso, un estudio muestra que cuanto más alto es el nivel socioeconómico de una persona, más pequeño es el tamaño de los pechos que prefiere. Claro, por eso Isabel Preysler nunca se ha casado con un mecánico o un electricista, porque tiene los senos discretos.

Isabel Preysler | Foto: Uso permitido

Sobredimensionados o melones

Tanto hombres como mujeres suelen huir al encontrarse con pollas enormes, algo que no sucede ante pechos en los que podrían hundirse hasta perder la respiración. Una percepción que no comparten las portadoras de ubres que superan los 400 gramos de peso, que podrían tener problemas de espalda ante lo que se denomina hipertrofia mamaria, que en algunos casos deben corregir con mamoplastias de reducción. Un problema que Yola Berrocal no parece sufrir y cuyos pechos son la perdición de las personas con nivel social más bajo, según un estudio publicado en PloS One.

Yola Berrocal | Foto: Uso permitido

Tabla de planchar

Que también las hay, cuando el pecho es liso y el seno se percibe únicamente porque el pezón está en su sitio. Una de las que mejor partido le ha sacado a su plancha Keira Knightley, que lo que le falta de pecho lo tiene de boca (y de cuello).

Keira Knightley | Foto: Uso permitido

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Loco Mundo Gay

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto