¿Hay algo por lo que merezca la pena ver GH VIP 4?

A pesar de las incomprensibles audiencias, muchos han cuestionado la recopilación de famosos que habita la casa de Guadalix, lo que me lleva a preguntarme si hay algo por lo que merezca la pena echar un vistazo a GH VIP 4.

Jackeltuerto • 28/01/2016

GH VIP 4 | Foto: Uso permitido

gran hermano vip gh vip 4 sema rappel rosa benito julián contreras

¿Se puede aborrecer GH VIP aunque habitualmente disfrutes de un formato como el de Gran Hermano? Sí, se puede. No es lo mismo descubrir poco a poco a personajes anónimos, de los que, con un poco de suerte, te olvidas en cuanto termina su edición, que a famosos de poca monta de los que no querías ni acordarte. Si penosa fue la colección de concursantes que integraban la penúltima edición de Gran Hermano VIP, esta última hornada me resulta francamente infame. No me interesa que la hija de Kiko Matamoros no sacara la basura familiar antes de entrar en la casa de Guadalix, ni descubrir la verdadera personalidad del pequeño Nicolás, ni en qué se gasta el dinero el hijo de Makoke. Me la trae al pairo lo que escupa por la boca la que fuera cuñada de Rocío Jurado, así como lo que piense de sus compañeros de trabajo la ex mujer de Chiquetete. No me importa lo más mínimo descubrir el aspecto divertido del hijo de Carmina Ordoñez, ni mucho menos si el amigo íntimo de Chabelita conseguirá tocarle la colita. No me apetece que ex concursantes de otros formatos de la misma cadena se ganen la vida a costa de mi aburrimiento, ni que les den segundas oportunidades a cocineros, políticos, presentadores o videntes que estarían mejor en la cola del paro o reciclándose a través de cursos del INEM que les permitieran ampliar sus conocimientos y, dado que ya no tienen hueco en lo que hacían antes, se busquen la vida en otro campo, como tantas y tantas personas en este último lustro.

¿Hay algo que realmente pueda justificar que pierdas más de cinco minutos de tu tiempo libre en GH VIP? Pues sí, lo hay. Lo confieso. Más allá de los delirantes estilismos de Sema y Rappel, disfruto como un pervertido con los disfraces de las pruebas semanales. Es posible que no tanto con los disfraces en sí, sino con el hecho de que la mayoría de los concursantes se olviden de que los llevan puestos y se arrebaten en discusiones disfrazados de abejas, se arranquen en monólogos en el confesionario dejando a medias su momificación o compartan confidencias vestidos de faraones de mercadillo. No tendremos nada que agradecer al equipo que se ha encargado del casting (quizá en este caso sería mejor decir negociación), pero sí mucho al equipo de retorcidos guionistas que no sólo han incorporado con acierto la iconografía del vudú en las nominaciones, torturando a los damnificados con picaronas descargas eléctricas, sino que preparan las pruebas semanales con tanta precisión que hasta incorporan los disfraces que deben lucir mientras las realizan… ¿o es que directamente disfrutan torturando y ridiculizando a los concursantes? Poco importan sus motivaciones si el resultado son imágenes tan delirantes como las de Rappel a medio momificar en el confesionario, Julián Contreras disfrazado de zángano, Rosa Benito como abeja o, ya sin directrices de guion, los impagables modelitos que se marca Sema al natural. Disfrutad con la galería y no dejéis de indicar las imágenes que más os han dolido o divertido.

Y ya que Sema le cita en uno de sus estilismos, os dejo con el videoclip de Lucía Parreño (antes trabajaba en Zara) featuring El Jhota

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Loco Mundo Gay

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto