Reconócelo: te ponen las fuerzas de seguridad por el placer de disfrutar de tantos hombres en uniforme

Si hay algo que envidias del procés es que los catalanes consiguieran la mayor concentración de fuerzas de seguridad en un mismo punto, ed la misma manera que tenía que venir el Barça a Madrid para conseguir algo mínimamente parecido en la capital española. Porque tienes que reconocerlo: te ponen las fuerzas de seguridad del estado por el inmenso placer de disfrutar de tantos hombres en uniforme.

Luis M. Álvarez • 21/04/2018

El cuerpo de la Policía Nacional | Foto: Uso permitido

españa guardia civil policía nacional policía local policía municipal uniforme mossos d'esquadra ertzaintza fetiche policía floral de navarra

¿Sevilla o Barcelona? ¿Pitar o no pitar el himno? ¿Ir de rojo o de amarillo? Ninguna de estas banales cuestiones me ha preocupado en absoluto de cara a la Copa del Rey. Lo que verdaderamente me quita el sueño son los 3.200 efectivos del nunca lo suficientemente amplio dispositivo de seguridad previsto para la final de la Copa del Rey. Tenía que venir a Madrid un equipo catalán para vivir lo más parecido a la movilización policial que el gobierno de Mariano Rajoy congregaba en la ciudad condal de cara al 1-O.

Tuit de Sempre La Mateixa | Foto: Uso permitido

Recuerdo el que fuera el mejor tuit sobre el procés: «10.000 agentes en Barcelona… voy a depilarme», publicado por Sònia LaMateixa, que me inspira para no depilarme en absoluto, ponerme el arnés y acercarme a las inmediaciones del Wanda Metropolitano para ponerme a tono con tal cantidad de hombres en uniforme cuya misión no es otra que la de contener a esos cientos de aficionados derrochando testosterona por la calle La Ilíada. Resulta tan apropiado que el estadio esté orientado a una calle de nombre tan beligerante que no me extrañe que acaben todos cuerpo a cuerpo.

Policías provocando | Foto: Uso permitido

Bromas aparte, tenemos que reconocerlo, ya desde los tiempos de Village People sabemos que no hay nada como un buen macho man, por eso disfrutamos tanto con el desacato a la autoridad como con los hombres en uniforme. Recordemos lo de aquel policía que acude a un domicilio privado ante la queja de unos vecinos por el ruido de la fiesta que tienen montada y todos asumen que se trata del streaper que viene a mostrarles su porra, cosas que pasan tanto en Morelos como en Manhattan. Secuelas de haber visto Magic Mike (Steven Soderbergh, 2012, EE.UU.).

No me extraña tampoco que en junio del año pasado tuvieran que pasar una circular para advertir sobre la conveniencia de evitar el uso demasiado ajustado de los polos del uniforme de verano de la Policía Nacional. La cosa está tan caliente que no soy capaz de decidirme sobre el uniforme del cuerpo de las fuerzas del orden que quiero que me registre.

Uniforme de verano de la Policía Nacional | Foto: Uso permitido

Es difícil establecer si la Policía Portuaria estaba antes que el Servicio de Vigilancia Aduanera, ambos cuerpos se definen como los más antiguos de España, remontándose a los tiempos de Carlos III, pero no podemos negar que se conservan muy bien. Un servidor siempre lleva puesto su cockring para coger un vuelo, nunca sabes cuando va a pitar y te van a tener que cachear.

Entre El niño (David Monzón, 2014, España & Francia) y Fariña (Carlos Sedes & Jorge Torregrosa, 2018, España) están muy de actualidad, aunque si lo que eres más de royito rural, siempre puedes dejarte inspirar por los agentes forestales, que son como más campechanos.

Agencia tributaria | Foto: Uso permitido

Hablando de uniformes y fuerzas policiales, recuerdo una leyenda urbana que circulaba en mi pueblo sobre dos agentes de la policía local que se lo habían montado en las duchas de las dependencias policiales. Un relato que, más allá de que fuera cierto o no, ha servido de inspiración a muchas generaciones, sobre todo a un servidor que tenía de vecino a un policía municipal que estaba realmente cañón. Por mucho que siempre se haya dicho aquello de que los que terminan de policías locales son quienes no superan las pruebas para la benemérita o la policía nacional, lo cierto es que una vez en su uniforme, no podemos discriminar entre guardia urbana, policía local o agente de movilidad. Aparte de que todos sabemos que se dejan provocar con mucha más facilidad que cualquier otro cuerpo.

A mitad de camino entre la guardia civil y la policía nacional están las diferentes policías de la comunidades autonómicas, al menos de aquellas que así lo hayan previsto en sus respectivos estatutos de autonomía, lo que amplía considerablemente la colección de uniformes que pueden alimentar tu fetichismo. Puedes mezclarte con la kale borroka para echarte unas carreras delante de la ertzaintza en el País Vasco, los movimientos sociales son la mejor opción para provocar a los mossos d’esquadra en Cataluña, quizás te cueste más trabajo provocar a la Policía Canaria que opera en las afortunadas Islas Canarias, pero no me digas que no te encantaría enrollarte con algún miembro de la Policía Floral de Navarra que, con un nombre tan ecológico, cuesta imaginar que vayan armados.

Pero, reconozcámoslo, te encanta hacerte el ebrio para que te paren y te obliguen hacer un control de alcoholemia para que un guardia civil te diga aquello de «cójalo usted mismo», «póngale la capucha» y, sobre todo, «sople aquí», así como acercarte al barrio de Lavapiés para disfrutar con las que se lían con la Policía Nacional. Si es que no hay manera, así no hay quien elija entre un cuerpo u otro y encima tenemos el gusto de estar en el ranking de tener algunos de los policía nacionales más cañón del mundo.

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

Relacionado con España

Contactos en España Chat Gay España Chat Lesbianas España Guía Gay de España Noticias de España

También te puede interesar...

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Publicidad | Ayuda y contacto

En Universo Gay utilizamos cookies propias y de terceros, que pueden ser desactivadas en la configuración de tu navegador, para personalizar tu experiencia en el sitio y mejorar nuestros servicios, contenidos y publicidad mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.