Chat

Contactos

Fotos

Guía

Te presentamos a la nueva musa y diva de la extravagancia: Begoña Ricart, La Rusa

La operación Taula por la que está imputado Alfonso Rus, exalcalde de Xátiva y presidente de la diputación de Valencia, nos permitía descubrir a la que debería convertirse en una nueva musa en toda regla: Begoña Ricart, La Rusa.

Jackeltuerto • 06/02/2016

Begoña Ricart, La Rusa | Foto: Uso permitido

begoña ricart moda tendencia partido popular alfonso rus las supremas de móstoles

La corrupción es mala para todos. Es mala para el Partido Popular (siempre que le salpica, que no para señalar a otros), para el sector político (sólo cuando les pillan), y para la sociedad (que no le importa demasiado que se propague tan peligrosamente entre sus gobernantes). Pero también es buena, principalmente para demostrar que, aunque lenta, la justicia se abre camino poco a poco entre la mierda. Todavía es pronto para celebrar, puesto que ya sabemos que ser investigado (o estar imputado, como se decía hace unos meses, nuestro idioma es tan promiscuo que incluso evoluciona más deprisa que la moda), quiere decir bien poco hasta que se celebre un juicio. Pero lo que sí podemos ya celebrar, sin temor a demanda, es el descubrimiento de la mujer detrás de Alfonso Rus, una auténtica diosa del estilo, musa de la extravagancia y compendio de encanto, magnetismo y sabiduría popular, orgullo naranja de Valencia: Begoña Ricart, más conocida en su pueblo como La Rusa, en una muy castiza manera de formar el femenino a partir del apellido de su marido (¿qué os decía de la promiscuidad de nuestro idioma?).

«¿Quién es la peluquera de esta señora?» fue mi primer pensamiento cuando la imagen de La Rusa captaba toda mi atención, hipnotizándome y eclipsando la noticia de la detención de su esposo. Más allá de que tenga una modista que le hace los trajes a medida (dicen que compra a diseñadores como Amparo Chordá, pero esta lo desmiente), mi sorpresa es máxima y al cuadrado cuando descubro que es ella misma quien se encarga, no sólo de su pelo, sino de sus uñas, de su estilismo y hasta de crear tendencia al frente de la tienda de ropa Stefano Russini —nombre ficticio y apellido formado por italianización del apellido de su queridísimo esposo—, donde vende trajes made in China, pero al más puro diseño italiano que se caracterizan por la «comodidad y relación calidad-precio tipo Emidio Tucci», según afirman sus vecinos de Játiva. Allá donde fracasara Marco Polo, triunfa esta fascinante mujer, porque nunca tan cerca antes estuvieron comunidades tan dispares como la china, la italiana, la rusa y la valenciana. Una lástima que ya no podamos visitarla en su tienda del número 9 de la calle Begoña Molina —qué cómodo ubicar la tienda en una calle con el mismo nombre que su propietaria—, que dejó en manos de su hija cuando se vio en la obligación de acompañar a su marido en sus nuevas obligaciones como presidente de la diputación de Valencia (es posible que lo hiciera con sumo placer), aunque ahora ya ni la madre ni la hija atienden detrás del mostrador.

Discreta como ella sola y a pesar de lucir como una lámpara —tal y como pretendían Nana y Angustias en Laberinto de pasiones (Pedro Alomodóvar, 1982, España)—, La Rusa siempre se ha mantenido en un segundo plano, acompañando y mostrando su incondicional apoyo a su marido en todos los actos a los que acude. Sin abrir la boca, porque está claro que la atención la llama sí o sí. Y me parece terriblemente injusto para ella y para nosotros, que siga siendo una misteriosa desconocida, porque La Rusa merece salir a la luz, dar un paso por delante de su marido y compartir toda su sabiduría con el gran público. Todo lo más que ha trascendido es que es gran seguidora de Las Supremas de Móstoles pero, ¿qué piensa de la Terremoto de Alcorcón?¿Es tan seguidora de Mario Vargas Llosa como Sofía Mazagatos o prefiere a Jorge Luis Borges?¿Qué marca de laca se llevaría a una isla desierta?¿Ha visto Airbag (Juanma Bajo Ulloa, 1997, España) o sólo ve cine español como Esperanza Aguirre?¿Recomienda usar tampón, compresa o copa menstrual?¿Hace la ensaladilla rusa tan rica como la de Terelu Campos?¿Es más de Mac o de PC, iOS o Android? Queremos saber cómo se pinta los ojos, cuál es su tinte de pelo, cómo consigue su delicado bronceado, dónde compra esos pendientes, qué plancha de pelo usa o si su ropa hace juego con el tapizado de su sofá o qué fue lo que le enamoró de Alfonso.

No entiendo que Telecinco que no le haya ofrecido entrar en GH VIP o le haya puesto una silla en Sálvame, ¿quizá la está reservando para Supervivientes? La Rusa merece claramente ser chica Almodóvar o salir en una película de John Waters, hacer los coros de Fangoria, salir en un videoclip de Lady Gaga o desfilar para Donatella Versace (pronúnciese como lo hacía la protagonista de Showgirls (Paul verhoeven 1995, Francia & EE.UU.). Porque La Rusa no tiene porqué esperar en casa hasta el juicio de su marido. Cualquier psicólogo podrá confirmar que, por mucha discreción que digan, debajo de esa vanguardista y rompedora imagen hay una mujer que está realmente clamando por abrir la boca. Y estamos esperando que lo haga para ponernos de rodillas y plegarnos ante nuestra nueva y resplandeciente musa, diva de la extravagancia a la altura de Cher, Björk, Madonna, Miley Cyrus, Bimba Bosé, Helena-Bonham Carter o Kim Kardashian. ¡Tiembla, Ylenia Padilla, que podrías dejar de ser la chica más shore de la Comunidad Valenciana!¡Tiembla, Belén Esteban, que ya no serías la única princesa del pueblo de origen humilde, o sea de pueblo!¡Tiembla, Yurena (antes Ambar —antes Tamara—), como La Rusa se una a las Supremas de Móstoles porque ya nada podrá evitar su meteórico ascenso al estrellato más infinito! ¡мы любим вас, Begoña, приходят просветить! ¿Y qué pensará Vladimir Putin de todo esto?

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Loco Mundo Gay

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto