Acusan a 3 personas de propaganda homosexual a través de las redes sociales en Tanzania

El viceministro de salud de Tanzania acusa a 3 individuos de propaganda homosexual por publicar un vídeo en Instagram en el que se muestra un acto sexual gay.

Luis M. Álvarez • 08/02/2017

Hamisi Kigwangalla Twitter | Foto: Uso permitido

tanzania hamisi kigwangalla homofobia instagram

El viceministro de salud de Tanzania, Hamisi Kigwangalla, ordena la detención de 3 individuos a los que acusa de haber publicado un vídeo en Instagram en que se muestra un acto sexual gay, en lo que considera un delito de propaganda homosexual, según explican en un comunicado publicado este martes, 7 de febrero. James Delicious, Dani Mtoto wa Mana y Kaoge Mvuto son los tres acusados a los que se les ha indicado que acudan a las dependencias policiales a testificar sobre el asunto. Las relaciones homosexuales son ilegales en Tanzania y conllevan penas que pueden alcanzar hasta los 30 años de prisión.

El año pasado, Tanzania amenazó con prohibir a grupos y organizaciones de derechos civiles apoyas causas y actividades relacionadas con el colectivo LGBT. En diciembre, la policía irrumpe en una sesión de capacitación para proveedores de salud reproductiva en la que participaban ocho ONGs locales. Estos grupos están viendo cómo se restringen drásticamente los servicios de salud que ofrecen, no sólo a los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, sino a todas las personas en riesgo, por temor a que atraigan la ira del gobierno.

En su desmedido afán por luchas contra la homosexualidad, el gobierno de Tanzania también ha suspendido un programa comunitario de prevención del VIH/Sida para hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres. Además de prohinir la distribución de lubricantes, convencidos de que la escasez de este producto reduciría la actividad sexual entre personas del mismo sexo, en una peregrina medida que ya venía precedida por la prohibición del uso de minifaldas como medida contra la propagación del VIH.

Tanzania se encontraba entre los 54 países africanos que solicitaron infructuosamente la eliminación del experto en derechos de la comunidad LGBT propuesto por la Organización de las Naciones Unidas, Vivit Mutarbhoron, con el objetivo de denunciar las violaciones de los derechos relacionados con las personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales, quien tomaba posesión de su cargo a finales de enero y que tendrá que trabajar duro si pretende conseguir algo en Tanzania. La sección 154 del Código Penal de Tanzania condena los «delitos no naturales», que define como «el encuentro carnal de cualquier persona contra el orden de la naturaleza». En 2015, Human Rights Watch ya advertía que los miembros de minorías sexuales se enfrentan a hostigamientos y son víctimas de violaciones de los derechos humanos en Tanzania.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto