Cárcel para un individuo que orinó sobre una pareja de lesbianas antes de agredirlas físicamente

Veintiocho meses de cárcel para Jamie Shaw, un individuo que orinó sobre una pareja de lesbianas antes de golpearlas en lo que se ha considerado como un crimen de odio.

Luis M. Álvarez • 14/02/2017

Jamie Shaw | Foto: Uso permitido

reino unido gran manchester manchester agresión homofóbica lesbofobia homofobia crimen de odio juicio sentencia condena

Jamie Shaw es un joven de 26 años de edad a quien un tribunal de Manchester ha condenado a 28 meses de prisión tras una agresión de carácter homofóbico a una pareja de lesbianas, a las que increpa, orina y golpea en un vagón de metro a la altura de la estación de Piccadilly, en Manchester, el 30 de enero de 2016.

El tribunal escuchó cómo la pareja, ambas de 40 años de edad, viajaba en el tren de vuelta a su casa, en Dukenfield, tras pasar una noche de ocio en el centro de Manchester. A ese mismo vagón se sube su agresor junto con un grupo de amigos. «Qué pasa con vosotras, lesbianas?», proclama uno de los amigos de Shaw a la pareja, quienes responden con cortesía, al entender que están borrachos. Es entonces cuando Jamie Shaw se acerca a la pareja y orina sobre ellas, momento en que la reaccionan, apartándose e increpándole por su actitud. La respuesta de Shaw es golpearlas, a una de ellas en la nariz y a la otra en el ojo, quedando esta inconsciente en el suelo.

« Lloro en el baño cuando estoy por mi cuenta, sin mi pareja. No quiero molestarla (…). Los moretones se desvanecen, pero mentalmente nunca se van. Cada vez que salíamos nos solíamos coger las manos, pero ahora estamos preocupadas por la reacción de la gente», declara una de las dos víctimas, quienes viven todavía traumatizadas desde el incidente, viéndose obligada una de ellas a solicitar una baja laboral por las secuelas psicológicas de la agresión.

Según declara el abogado del agresor, Ian Johnstone, su cliente no es homofóbico y se arrepiente de sus propias acciones, alegando que estaba borracho cuando tiene lugar el incidente que ni siquiera recuerda que haya sucedido. En su día trató de huir del lugar, pero una de sus víctimas había telefoneado a la policía, que acuden con rapidez, por lo que es arrestado inmediatamente. Acusado formalmente el 17 de junio, después de no comparecer en una fecha previa, termina declarándose culpable de los cargos el 1 de febrero. Su pareja ha declarado negarse a salir con él porque cuando consume alcohol «se convierte en un payaso».

«Esto es Manchester en 2017», declara el fiscal, Mark Ainswort, dirigiéndose al acusado, «estas dos señoras se están ocupando de sus propios asuntos, sin hacer daño a nadie. Pero fueron abordadas por uno de sus amigos. Increíblemente, responden con cortesía. Usted no se enfrenta verbalmente a ellas, en su lugar, orina sobre ellas. El hecho de que alguien pueda hacer eso en esas circunstancias es francamente casi increíble». Ainsworth describe el ataque como «un acto repugnante y degradante», asegurando que «hay un evidente impacto psicológico», que todavía no ha remitido.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto