Chat

Contactos

Fotos

Guía

Cathal McCarron habla en su autobiografía sobre su incursión en el cine porno gay

La estrella del fútbol irlandés habla sobre su breve incursión en el cine para adultos gay en su autobiografía, «Out of control: how my addiction almost killed me and my road to redemption», que se publica este mismo mes.

Luis M. Álvarez • 16/10/2016

Cathal McCarron Twitter | Foto: Uso permitido

irlanda cathal mccarron fútbol porno gay heterosexual

La estrella de fútbol irlandés, Cathal McCarron, de 28 años de edad, habla abiertamente de su incursión en el mundo del cine de adultos gay en su nueva autobiografía, Out of Control: how my addiction almost killed me and my road to tedemption, que se publica a finales de este mes y en la que explica que su adición a los juegos de azar le llevó a aparecer en una película de estas características, únicamente por el dinero, hace sólo 3 años.

McMarrow explica cómo se acercó a una oficina que le parecía una agencia de modelos, aunque tardó poco tiempo en descubrir que era otra cosa cuando le ofrecen participar en el rodaje de un vídeo de contenido pornográfico. Le aseguraron que la película sólo estaría disponible en un canal de VOD de una cadena de hoteles de los Estados Unidos, aunque actulmente está disponible en Internet. La primera proposición que le hacen es un vídeo en el que tendría que salir simplemente orinando, para lo que le ofrecen 200 libras, pero después le ofrecen 3.000 libras esterlinas por una sesión en la que tendría que mantener relaciones sexuales con otro hombre, primero haciendo de pasivo y después de activo. En aquel momento las deudas generadas por su adicción al juego ascendían a casi 200.000 libras esterlinas, por lo que acepta la oferta.

«Cuando la filmación había terminado me sentí físicamente enfermo, disgustado de que me hubiera permitido caer en tal abismo de humillación y degradación», explica el futbolista, quizás porque no se percibe al ver la película, para continuar asegurando que «tan pronto como me entregan un sobre marrón con las 3.000 libras, ese sentimiento comienza a disiparse. Crucé la calle y entré en una oficina de apuestas y me jugué la mitad de mis ganancias», hacía las 19:30 horas del día siguiente se había gastado la mayor parte del dinero.

Una vez que el vídeo comienza a circular y la prensa se entera de su involucración, la presión es tal que McCarron borra todas sus cuentas de las redes sociales. En un momento dado llega a considerar el suicidio o viajar a México, pero finalmente decide ingresar en un centro de rehabilitación. «Había vendido mi cuerpo. Había ensuciado mi alma. Todo por sólo dos días de apuestas», confiesa. En la actualidad, ya recuperado, asiste regularmente a las reuniones de Jugadores Anónimos y se ha reintegrado en el equipo del Tyrone GAA, recibiendo este año una segunda nominación para los premios All-Star. Lejos de demonizar su experiencia con el porno gay, considera aquel episodio como parte del proceso que le ha llevado a construir la persona que es hoy en día.

«Algunas personas seguirán formándose la misma opinión de ti. Muchos todavía piensan que soy gay (…). Todavía recibo invitaciones online, o a través de alguna res social, de la comunidad homosexual. Es embarazoso cuando un hombre te pide una cita para conocerte, pero no lo veo como algo negativo. Algunos hombres gays me ven como una especie de icono gay. Así es como me etiquetaron en algunos sitios web de la comunidad LGBT y los foros de discusión (…). Cuando el video se hizo viral, algunos de esos foros se llenaron de comentarios de gays acerca de las ganas que tenían de mantener sexo conmigo. La última cosa que soy es gay, pero me quedo con esos comentarios sobre cualquier abuso vil, mordaz, homófobo y personal (…). Realmente agradezco sus mensajes de apoyo cuando tantos otros querían enterrarme», declara el futbolista con sinceridad y sin ningún complejo, asegurando que sigue siendo heterosexual.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto