Censuran Los Miserables en Singapur por un beso entre dos hombres

La censura de Singapur ordena la supresión de un beso entre dos hombres en una escena de «Los Miserables» tras recibir quejas por parte del público.

Luis M. Álvarez • 20/06/2016

Les Misèrables Facebook | Foto: Uso permitido

república de singapur singapur los miserables les misèrables

La producción musical de Los miserables, adaptación de la inmortal novela homónima de Victor Hugo, que se viene representado en el mundo entero desde 1980 sin problema alguno, se ha encontrado con un breve y pequeño problema en los escenarios de Singapur: un breve beso entre dos hombres que ha escandalizado a algunos espectadores que no han dudado en quejarse a las autoridades.

Les Misèrables Singapur | Foto: Uso permitido

«En nuestro código de clasificación, tal escena estaría bajo la calificación de ‘Advertencia’. El demandado decidió eliminar la escena para mantener la calificación ‘General’ para el resto de sus funciones. La MDA tomará medidas contra la infracción de las condiciones de concesiones de licencias». Esta es la respuesta de la Autoridad de Desarrollo de los Medios (MDA, por sus siglas en inglés) que han emitido desde el gobierno para justificar y obligar a la compañía a suprimir el polémico beso que ha sido sustituido por un largo abrazo.

Estrenada el 31 de mayo, ya en la función del 3 de junio el beso había desaparecido. Los responsables del montaje han explicado que no se trataba de un beso con fines homoeróticos, tan sólo se trataba de incluir un gag en la escena de la boda, cuando el villano se burla de los asistentes y le planta un inocente beso a otro personaje masculino que se presenta como ‘marica’ mientras suena el tema Beggars at the feast. Una escena que, con o sin beso, tiene claras connotaciones cómicas.

Da la impresión de que más que varios individuos independientes, detrás de la queja, estaría una asociación homofóbica, Estamos en contra del Punto Rosa en Singapur (We are against Pinkdot in Singapur, en inglés), quienes no han dudado en proclamar que acudieron a la MDA para quejarse de ese beso que no estaba incluido en el montaje original, que ellos habían visto anteriormente. Se trata de un grupo que se opone a lo que denominan el Punto Rosa (Pink Dot, en inglés), una reunión anual para promover la integración de la comunidad LGTB.

Pero la supresión del beso ha causado todavía más controversia, siendo un gesto considerado innecesario para muchos sectores, que realza las contradicciones de un país en el que, si bien el sexo entre personas del mismo sexo sigue siendo ilegal, también dispone de una emergente comunidad LGTB que reclama sus derechos y ha manifestado su malestar por la decisión de la MDA.

Las burlas y mofas sobre quienes se molestaron con el beso son continuas en Twitter y Facebook. «Pueden pensar que cancelar el beso representa algún tipo de victoria sobre la comunidad LGTB y los liberales, pero, honestamente, no es más que el triunfo de la ignorancia y la histeria sobre el sentido común y la serena reflexión», declaraba por su parte el poeta, escritor y dramaturgo Alfian Sa’at, enfant terrible entre los intelectuales de la República de Singapur.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto