Condena de 18 años para individuo que asesinó a su mujer convencido de que era lesbiana

Condenan a 15 años de cárcel a un individuo que apuñaló hasta la muerte a su mujer en el día de su cumpleaños porque estaba convencido de que tenía una amante del mismo sexo, añadiendo 3 años más a su condena por alegar que era inocente.

Luis M. Álvarez • 28/09/2016

Tribunales | Foto: IngramPublishing/IngramPublishing/Thinkstock

sudáfrica ciudad del cabo asesinato lesbiana juicio sentencia

Una juez del tribunal regional de Goodwood, en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Constance Nziweni, condena a 18 de cárcel a Glen Abrahams, de 44 años de edad, por el asesinato de su mujer en su fiesta de cumpleaños, en la errónea creencia de que estaba manteniendo una relación sentimental con una amiga.

Hasta cuatro puñaladas llegó a asestarle a su mujer en la espalda para después apuñalarse a sí mismo en un intento de suicidarse. La víctima fallecía en el acto, mientras que el agresor sobrevivía, despertando cinco días después en el hospital, alegando que no recuerda nada de lo que había sucedido, según declararía ante el tribunal.

La pareja se había separado recientemente, por lo que Glen no estaba invitado al cumpleaños. Un ataque de rabia se apodera de él durante la fiesta al ver a su mujer con una amiga, lo que le lleva a pensar que están manteniendo una relación sentimental. Mientras que recuerda haber ido a la cocina, donde coge el cuchillo que después utiliza como arma, alega no recordar nada más de lo sucedido hasta que se despierta en el hospital, cinco días después, asegurando que se entera de lo que ha hecho porque se lo cuentan.

Abrahams esperaba una absolución en base a que no recordaba nada de lo ocurrido y que, por lo tanto, carecía de la intención de matar, que no había premeditación. Sin embargo, la juez interpreta que en el momento en que decide ir a la cocina, que sí recuerda y donde consigue al arma homicida, sí hay premeditación. Aun así, admite que no hay una intención de matar en el momento en que acude a la fiesta, aunque no estuviera invitado, asesinando a su esposa en lo que califica como estado de ira, sin haberlo planeado, por lo que le aplica la pena mínima para este tipo de casas, de 15 años, en lugar de una sentencia de cadena perpetua, como podría haberle aplicado de quedar demostrado que hubiera sido un crimen premeditado.

Al leer la sentencia, el acusado protesta contra el veredicto, alegando su inocencia, lo que la juez interpreta como falta de remordimiento, añadiendo a su condena esos 3 años adicionales hasta los 18 años que deberá cumplir.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto