Chat

Contactos

Fotos

Guía

Debaten el reconocimiento del matrimonio igualitario en todos los países de la Unión Europea

En base al principio de libre circulación de personas dentro de la Unión Europea, el Tribunal de Justicia Europeo debate la posibilidad de reconocer el matrimonio igualitario en todos los países miembros de la UE de aquellas parejas del mismo sexo que se hayan casado en cualquier país, siempre que al menos uno de los cónyuges sea ciudadano europeo.

Luis M. Álvarez • 24/11/2017

Debaten el reconocimiento del matrimonio igualitario en todos los países de la Unión Europea | Foto: Youtube

europa unión europea rumanía bucarest bélgica tribunal de justicia europeo luxemburgo vlad viski adrian coma robert wintemute claibourn robert hamilton iustina ionescu matrimonio igualitario gay homosexual

Con sede en Luxemburgo, dede este martes, 21 de noviembre, y tras una petición del Tribunal Constitucional de Rumanía, el Tribunal de Justicia Europeo debate sobre la posibilidad del reconocimiento del matrimonio igualitario en aquellos países de la Unión Europea donde todavía no hay ninguna legislación al respecto. Un debate que tiene su origen en un recurso judicial presentado en Rumanía por Adrian Coman, un activista de los derechos humanos natural de Rumanía, y Claibourn Robert Hamilton, estadounidense, casados legalmente en el año 2010 en Bélgica. La abogada de la pareja, Iustina Ionescu, defiende que el matrimonio de la pareja debería ser reconocido en Rumanía en base al principio de libre circulación de personas dentro de la Unión Europea.

«Tenemos confianza en la sabiduría de los magistrados europeos, que estarán en capacidad de tomar una decisión en nuestro favor, para corregir las injusticias en Rumania», declara Coman, que lleva tratando de que el matrimonio con su cónyuge sea reconocido desde el año 2012, con el objetivo de que su marido pueda obtener el permiso de residencia para mudarse a Bucarest. En 2013, la pareja impugna la negativa de las autoridades a darle a Hamilton un permiso de residencia, de manera que su caso pasa al Tribunal Constitucional, desde donde se remite al Tribunal de Justicia Europeo en noviembre de 2016.

«Esta es la primera vez que se le pide al Tribunal de Justicia Europeo que decida si 'cónyuge' incluye a un cónyuge del mismo sexo», explica Robert Wintemute, profesor de derecho de los derechos humanos en King's College London, aclarando que Bélgica es uno de los 13 países de la Unión Europea que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras que otros nueve estados miembros sólo reconocen uniones civiles o similares, que no reconocen los mismos derechos y beneficios para los cónyuges de parejas del mismo sexo.

A principios de 2016, tres millones de rumanos firman una petición para modificar la definición constitucional de matrimonio que actualmente sólo se reconoce entre dos cónyuges de distinto sexo, específicamente. En julio del mismo año, el Tribunal Constitucional de Rumanía acepta la validez de la propuesta, allanando el camino para un referéndum sobre el tema, que podría celebrarse el año próximo. Representantes de países como Hungría, Polonia, Estonia y Rumanía, ya se han pronunciado ante el Tribunal Europeo rechazando el uso de la palabra «cónyuge» para referirse a la parejas del mismo sexo.

«La gente lo ve como un faro de esperanza después de 16 años en el que no se ha avanzado en Rumanía con respecto a la igualdad de derechos, en términos de legislación (…). Una decisión positiva en el caso Coman también enviaría una señal simbólica a la sociedad de que las personas LGBT deben ser tratadas como ciudadanos, que deben ser respetadas por el estado, las instituciones y los ciudadanos», declara Vlad Viski, presidente de la asociación MozaiQ, un grupo rumano de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Rumanía despenaliza la homosexualidad en el año 2001, pero ha avanzado muy poco desde entonces en el reconocimiento de los derechos del colectivo LGBT.

Coman y Hamilton residen actualmente en los Estados Unidos, a la espera de un fallo del tribunal que, de ser favorable a su causa, podría tener un efecto considerable dado que obligaría a Rumanía, otros cinco países y cualquier otro que aspire a ingresar en la Unión Europea a reconocer las parejas del mismo sexo que se hayan constituido en un país en el que sí sea reconocido legalmente el matrimonio igualitario, siempre y cuando uno de los cónyuges sea ciudadano de la Unión Europea. «Crecí aquí y sigo refiriéndome a Rumania como mi país de origen (…). Tarde o temprano, volveré», declara Coman.

Comentarios

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto