Demanda a una funeraria de Mississippi que se negó a incinerar a su marido por ser gay

La funeraria Picayune, en Mississippi, declara que nunca se ha negado a hacer un servicio después de ser demandada por negarse a incinerar al marido de Jack Zawadski, alegando que «no tratamos con los de su clase».

Luis M. Álvarez • 03/05/2017

Demandan a una funeraria de Mississippi que se negó a incinerar a su marido por ser gay | Foto: Youtube

estados unidos mississippi picayune discrimnación robert huskey jack zawadski john gaspari labda legal beth littrell picayune funeral home

Cuando la Core Suprema de los estados Unidos declaraba que una pareja del mismo sexo debía tener los mismo derechos que una pareja heterosexual, Robert Huskey y Jack Zawadski se casaban en el estado de Mississippi, donde llevaban residiendo desde 1997 sin sufrir ningún tipo de discriminación. Ante el fallecimiento inminente de Huskey, John Gaspari, sobrino de Zawadski contacta con la funeraria Picayune, donde comienza los preparativos para su incineración, hasta que envía la documentación, en la que consta que son un matrimonio del mismo sexo, rechazando entonces hacerse caso del sepelio porque «no tratamos con los de su clase».

«Después de 52 años juntos y después de haber hecho los preparativos para asegurar lo que ya era un día triste y trágico fuera lo más sencillo posible, les dijeron que la funeraria no estaba dispuesta a cumplir su acuerdo y, como resultado, su ya triste día se convierte en uno inconmensurablemente peor», declara la abogado Beth Littrell de Lamda Legal, organización que lucha por los derechos civiles de gays y lesbianas con VIH/sida, quien el 28 de marzo interpone una demanda contra Brewer Funeral Services, la empresa matriz de Picayune Funeral Home, y sus propietarios Ted y Henrietta Brewer ante la Corte del Condado de Pearl River de Mississippi, reclamando un juicio por jurado y daños no especificados.

«No es cierto. Hemos hecho muchas familias homosexuales», declara Henrietta Brewer este martes, 2 de mayo, con vehemencia y entre lágrimas, asegurando que existe ningún contrato entre la funeraria y la familia de Huskey y que no sabe de dónde proviene la acusación y que «no rechazamos a este hombre porque era gay. No lo rechazamos en absoluto». Littrell confirma que, efectivamente, no había ningún contrato firmado, pero sí que había llegado a un acuerdo verbal con Gaspari, quien se habría encargado de contactar con varias funerarias en la zona hasta decidirse por esta.

La demanda alega que Gaspari y Picayune Funeral Home acuerdan el transporte y la cremación de Huskey por 1.795. dólares cuando todavía no había fallecido. El día antes de su muerte, Gaspari vuelve a llamar a la funeraria con el objetivo de asegurarse de que «se encargarían de todo», a la espera de recibir la llamada de confirmación del Bedford Care Center de Picayune cuando falleciera el marido de su tío, donde la funeraria envía el papeleo necesario para que fuera firmado por el pariente más cercano del fallecido. Haskey fallece al día siguiente, el 11 de mayo de 2016, a los 86 años de edad, y es su propio esposo, Zawadski, quien firma todo el papeleo y lo envía de vuelta a la funeraria. Es entonces cuando Gaspari recibe una llamada del hogar de ancianos en la que le explican que la funeraria se niega a prestar los servicios para Huskey, cuyo cuerpo sería transportado finalmente a Hattiesburg, a 121 kilómetros desde Picayune.

«La Sra. Brewer niega haber dicho alguna vez las palabras 'tratar con los de su clase' a cualquiera, incluyendo a alguien en el asilo de ancianos donde falleció el difunto Bob Huskey. La Funeraria Picayune nunca se ha negado a ofrecer servicios basados ​​en la orientación sexual», declara Silas McCharen, abogado de Brewer negando las acusaciones. Sin embargo, Littrell sostiene que tiene pruebas que respaldan la demanda y advierte que el hecho de que sea la primera denuncia de este tipo no quiere decir que no haya pasado antes: «Significa que es la primera vez que se habla de esto y que lo hemos denunciado».

«Bob era mi vida, y siempre nos habíamos sentido tan bienvenidos en esta comunidad. Y luego, en un momento de tanto dolor y pérdida personal, hacer que alguien hiciera lo que me hicieron, a nosotros, a Bob, no podía creerlo. Nadie debe pasar por lo que nos han hecho pasar», declara Zawadski, mientras que su sobrino, Gaspari, albacea tanto suyo como de su difunto marido, quien ha crecido acogiendo a la pareja como si ambos fueran sus tíos, declara que «es horrible, es increíble, es asqueroso que incluso en la muerte de alguien la gente todavía pueda tener prejuicios».

Comentarios

Relacionado con Estados Unidos

Contactos en Estados Unidos Chat Gay Estados Unidos Chat Lesbianas Estados Unidos Guía LGTBI de Estados Unidos Noticias de Estados Unidos

También te puede interesar...

Más en Noticias gays

© Looping Media, S.L., 2007-2018
Condiciones de uso, privacidad y cookies
Quiénes somos | Publicidad | Ayuda y contacto